EE.UU. ofrece US$5 millones por Márquez y busca capturar a Santrich, como socios de Maduro en el narcoterrorismo

Iván Márquez y Jesús Santrich, máximos jefes de las Farc, son buscados por la justicia estadounidense debido a que pertenecen con el presidente Nicolás Maduro al llamado Cartel de Los Soles, dedicado a enviar cocaína a suelo norteamericano.

 

El Gobierno de Estados Unidos ofreció una recompensa de 5 millones de dólares por Iván Márquez, y también busca capturar a Jesús Santrich, jefes de la guerrilla de las Farc, por su relación con el dictador venezolano Nicolás Maduro, a quien el Departamento de Justicia acusó formalmente de “narcoterrorismo”.

La Justicia de Estados Unidos señaló a Maduro y a la cúpula de regimen chavista de “narcoterrorismo” y en el mismo documento acusó a los subversivos Márquez y Santrich de integrar el llamado Cartel de los Soles, un grupo de generales y altos funcionarios venezolanos dedicado a traficar cocaína proveniente de la selva de Colombia hacia el territorio norteamericano.

Maduro es acusado de “haber participado en una asociación criminal que involucra a una organización terrorista extremadamente violenta, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), en un esfuerzo por inundar Estados Unidos de cocaína”, enfatizó el Fiscal General de Estados Unidos, William Barr.

Barr, quien es el jefe del Departamento de Justicia, responsabilizó al regimen bolivariano de tramar una conspiración con las Farc para  “inundar a Estados Unidos de drogas” y denunció que la frontera entre Colombia y Venezuela ha sido tomada por las disidencias del grupo terrorista bajo amparo del mismo Maduro.

La acusación de la justicia de USA

El Fiscal General norteamericano aclaró que se estima que entre 200 y 250 toneladas métricas de cocaína son enviadas fuera de Venezuela por las rutas de la alianza criminal, que equivalen hasta a 30 millones de dosis letales.

El propio Barr fue el encargado de presentar los cargos contra los jefes de las Farc, Luciano Marín, conocido como Iván Márquez, y Seuxis Paucias Hernández, quien se hace llamar Jesús Santrich, por colaborar con el dictador venezolano Maduro para traficar la cocaína.

Además de Maduro, Márquez y Santrich, en la acusación federal se señala al número dos del oficialismo venezolano, Diosdado Cabello; el vicepresidente encargado de Economía, Tareck El Aissami; el ministro de Defensa, Vladimir Padrino López; y el presidente del Tribunal Supremo de Justicia, Maikel Moreno; así como contra los militares retirados Hugo Carvajal, exjefe de la inteligencia militar; y Clíver Alcalá Cordones. Todos son buscados con orden de captura internacional.

La acusación habla de actividades de contrabando de drogas, no solo Estados Unidos, sino además Colombia, Venezuela, Irán, Siria y Líbano.

Al final, hay que hacerse una pregunta: Conoce la justicia de USA las acciones oscuras de la Justicia Especial para la Paz (JEP) y la Corte Suprema, que ayudaron a escapar a Márquez y a Santrich en Colombia?…

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario