El frente a frente de Santos y Uribe


 

Luego de seis años se vieron las caras el ex Presidente Álvaro Uribe Vélez y su sucesor Juan Manuel Santos. El miércoles 5 de octubre de 2016, se encontraron en la Casa de Nariño para hablar sobre la posibilidad de hacerles reformas al Acuerdo de Paz que firmaron el Gobierno Nacional y las Farc en La Habana, Cuba.

La última vez que Álvaro Uribe y Juan Manuel Santos se vieron frente a frente y se dieron la mano, por lo menos con decenas de testigos, fue en la Plaza de Bolívar el 7 de agosto de 2010, durante la posesión del Presidente Santos. Ese día, el nuevo mandatario de Colombia se refirió a Uribe como “el mejor Presidente de la historia”; cuando Uribe le traspasó a Santos la banda presidencial.

Santos mantiene la tesis de que los acuerdos de Paz de Cuba solo lo pueden modificar las Farc, como lo dijo su Canciller, María Ángela Holguín. Por su parte, Uribe, como representante del NO que ganó el Plebiscito del pasado 2 de octubre de 2016, afirmó que va a poner en conocimiento del Jefe de Estado los puntos del proceso con los cuales los colombianos no están de acuerdo, con el fin de que se pueda reformar el pacto inicial con la guerrilla.

Así fue la reunión dentro de la Casa de nariño, Santos estuvo cerca de Uribe.

El máximo líder de Centro Democrático quiere renegociar los puntos referentes a la justicia, es decir que los responsables de delitos de lesa humanidad de las Farc paguen con cárcel. También que reparen a sus víctimas con sus bienes.

Otro aspecto para discutir es la elegibilidad de los cabecillas de las Farc implicados en delitos atroces. Pretenden que esos guerrilleros no puedan hacer política.

Además el uribismo quiere reorientar los temas referentes al narcotráfico, ya que en los acuerdos quedó como conexo de la rebelión y el partido político opositor del Gobierno, no está de acuerdo con este punto.

Luego de varias horas de reunión en la Presidencia, con una nube de periodistas esperándolos afuera para saber qué había pasado, no hubo un acuerdo concreto entre los dos más importantes dirigentes  políticos del país en la actualidad y el proceso de paz con la guerrilla sigue empantanado luego de que ganara el No en el Plebiscito. Santos y Uribe acordaron una serie de reuniones con delegados de ambos lados que comenzarán a dialogar lo antes posible sobre los acuerdos de La Habana.

Lo que sí quedó fue la foto dándose la mano, que pasará a la historia como el esperado reencuentro de Santos con Uribe, que en el pasado fueron grandes aliados, pero ahora son feroces enemigos políticos.

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario