El sorpresivo “ventilador” de Don Berna


 

El ex temible jefe paramilitar Diego Fernando Murillo, alias Don Berna, entregó una sorpresiva declaración ante la Fiscalía General de la Nación de Colombia, en la que involucra a miembros del Estado con varios crímenes en el país, según lo reveló en exclusiva Caracol Radio.

Don Berna habló desde una cárcel federal en Miami (Estados Unidos), donde se encuentra preso luego de ser extraditado desde Colombia por el gobierno del ex presidente Álvaro Uribe Vélez, acusado de continuar delinquiendo en la llamada reclusión de Santa Fe Ralito (Córdoba), a pesar de estar dentro de un proceso de paz con la Presidencia de la República. Su declaración fue recibida por los fiscales Iván Lombana y Carlos Iván Mejía, en una diligencia en la que estaba la abogada de Don Berna y representantes de las víctimas.

El ex paramilitar hizo una extensa declaración al Ente Acusador durante los días 10, 11 y 12 de agosto del 2015 y esa grabación fue difundida por el programa 6AM Hoy por Hoy, de Caracol Radio. En ella, Don Berna afirma que el ex subdirector del desaparecido Departamento Administrativo de Seguridad (DAS), José Miguel Narváez, actualmente detenido, fue quien incitó al máximo jefe paramilitar ya fallecido, Carlos Castaño, a ordenar el asesinato del humorista Jaime Garzón, tras afirmar que no estaba sirviendo de mediador en los secuestros y hacía parte de la estructura de las Farc..

También habló sobre las muertes del abogado Eduardo Umaña y el defensor de derechos humanos Jesús María Valle. Este personaje además aseguró que el general Rito Alejo del Río, condenado por el asesinato de un campesiono en Urabá (Antioquia) y otros miembros del Ejército y del DAS, hacían parte de la estructuras de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC).

En la extensa grabación, que dura varias horas y muestra el papel de Don Berna en las autodefensas, habla inicialmente del asesinato de Jaime Garzón. Según Don Berna, José Miguel Narváez, quien fuera subdirector del DAS, fue quien incitó para que Carlos Castaño ordenara este crimen, tras afirmar que no estaba sirviendo de mediador en los secuestros y hacía parte de la estructura de las Farc.

El humorista Jaime Garzón, asesinado en Bogotá el 13 de agosto de 1999.

 

El crimen, según Don Berna, lo ejecutaron cuatro personas que identificó como el negro Elkin, Alex San Pedro, Yilmar y Ángela. Paradójicamente, los cuatro ya están muertos, según el detenido paramilitar.

Previamente este personaje señaló que desde el Estado había personas que hacían parte de las Autodefensas y proporcionaban apoyo para los asesinatos. Mencionó, además de Narváez, al general Rito Alejo del Río, a un coronel Plazas y a un general Hernández, de quien dijo, trabajó en inteligencia y fue agregado militar en Chile.

Don Berna entregó su extensa declaración desde la prisión en Norteamerica sin pedir ningún beneficio a cambio, porque él está en manos de la justicia estadounidende, condenado a 31 años de prisión. El entonces jefes del crimen organizado de la ciudad de Medellín,  manifestó que sólo quiere que Colombia conozca la verdad sobre el oscuro capítulo del paramilitarismo.

Pero lo más explosivo que dijo Don Berna fue la vinculación del ex presidente Uribe, quien lo extraditó a USA, en algunos crímenes. Así lo reveló Caracol Radio:

El papel de Santoyo

“En la declaración, alias Don Berna asevera que Carlos Castaño decidió que nunca admitiría el crimen de Garzón y entonces empezó a trabajar para desviar la investigación, tema en el que entró a jugar un papel importante el coronel Mauricio Santoyo, entonces director del Gaula en Medellín, luego jefe de seguridad del presidente Álvaro Uribe y hoy detenido en Estados Unidos.

Don Berna afirma en la declaración que Santoyo hacía parte de las estructuras de las Antodefensas y como comandante del Gaula en Medellín se colaboraban en el intercambio de información. “Lo ayudábamos con la operatividad (…) el Gaula estaba bajo control nuestro”, afirmó.

Más adelante señaló que el coronel Santoyo fue quien dijo que había que desviar la investigación por la muerte de Garzón y propuso buscar un chivo expiatorio. Para hacerlo, buscaron y le pagaron a falsos testigos. Fue así como involucraron a Juan Pablo Ortiz Agudelo, alias Bochas, mencionado en la declaración por Don Berna.

Crímenes de Umaña y Valle

En su declaración, Don Berna pide a la familia de Jaime Garzón perdón por ese crimen, al igual que por la muerte del abogado Eduardo Umaña Mendoza. Sobre este caso, dijo que la orden no pasó por él, sino ordenada directamente por Carlos Castaño, tras afirmar que hacía parte de las estructuras del Ejército de Liberación Nacional.

Sobre el asesinato del defensor de derechos humanos Jesús María Valle, Don Berna dijo que el determinador fue el exsecretario de Gobierno de Antioquia Pedro Juan Moreno, quien estuvo allí durante la administración seccional de Álvaro Uribe.

Moreno murió posteriormente en el accidente del helicóptero en el que viajaba, un misterioso accidente cuyas causas no han sido aclaradas desde entonces y sobre el cual Don Berna puede tener algunos secretos.

Don Berna también cuenta cómo colaboró con enviados del Gobierno para quitarle credibilidad al testimonio de un desmovilizado de las AUC, Francisco Enrique Villalba Hernández, que involucraba a varios miembros de la Fuerza Pública y al entonces gobernador de Antioquia, Álvaro Uribe Vélez, en la masacre de El Aro, el 22 de octubre de 1997. Villalba Hernández fue luego asesinado, en lo que Don Berna califica como un crimen de Estado”.

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario