Falleció Horacio Serpa, el fiel escudero de Ernesto Samper

Horacio Serpa Uribe

 

El reconocido político liberal santandereano Horacio Serpa Uribe, fue conocido como el escudero número uno del Presidente Ernesto Samper Pizano, entre 1994 y 1998, en épocas del Proceso 8.000, que investigó la entrada de dineros del narcotráfico del Cartel de Cali a la campaña electoral samperista.

Su hijo Horacio José Serpa confirmó, este 31 de octubre de 2020, mediante Twitter, el fallecimiento del famoso líder liberal de Bucaramanga.

Serpa, de 77 años, siempre fue un poderoso cacique liberal y Senador que apoyó las administraciones de Samper y luego a Juan Manuel Santos, con su tema de la Paz. Además de respaldar a políticos regionales cuestionados, pero siempre se mantuvo en el poder. Sin dejar de contar su cercanía con el ELN, tal como lo confirmó el mismo exmilitante y ahora analista León Valencia.

Serpa, como Ministro del Interior samperista, se hizo muy famoso en Colombia por acuñar la célebre frase “Mamola”. La cual lanzó en un discurso en el cual dijo: “Que el doctor Samper renuncié ¡Mamola! como diría Jorge Eliécer Gaitán” .

En este video, Serpa quedó al descubierto en el más bochornoso incidente del Proceso 8.000: El robo de la indagatoria del fallecido extesorero de la campaña política samperista Santiago Medina Serna, en la cual este revelaba cómo ingresaron los dineros oscuros a las arcas de Samper.

Nadie supo porqué Serpa conocía el contenido de unos documentos confidenciales que habían hurtado un día antes de manos de las autoridades. Él, como buen improvisador, al ser preguntado sobre el caso por un espontáneo periodista, dijo titubeando que conoció los detalles de la citada indagatoria por un anónimo que le llegó. Obviamente, nadie le creyó. Ese fue uno de sus más grandes episodios como defensor de Samper.

Luego, los mismos jefes del Cartel de Cali confirmaron que hicieron componendas con Serpa sobre el ingreso de dineros de la mafia a la causa de Samper.

Miremos…

Al final, el tiempo pasó y todo se fue olvidando y judicialmente a Serpa, bajo el amparo de su amigo, el fiscal samperista Alfonso Gómez Méndez, encargado de sepultar el Proceso 8.000, nunca le llegó la justicia… Que en paz descanse.

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario