La historia por contar de Luis Guillermo Vélez Cabrera, el “impune” del Santismo

Foto: Candil C. Diseñador La Otra Cara

 

¿Será que Vélez Cabrera es llamado el “impune” por su arte para pasar invicto y acomodar las normas jurídicas de manera ingeniosa?. ¿Cuáles serán los verdaderos intereses de un nuevo grupo de poder detrás de estas irregularidades?.

Por María Castellanos.

Directora de La Otra Cara en EE.UU.

L uis Guillermo Vélez Cabrera, es un abogado Uniandino que por su estrecha compinchería  con Frank Pearl y cercanía con la familia Santos, se convierte en el brazo jurídico de presidente Juan Manuel y también influye en su legado político ser ahijado del Samperismo (Gobierno Ernesto Samper y su proceso 8.000). Es nada más ni nada menos que el hijo y heredero que dejó Luis Guillermo Vélez Trujillo, aquel reconocido Senador quien a inicios de su  carrera política, según comentarios de muchos, fue coequipero de Piedad Córdoba y fundó de la mano de Juan  Manuel  Santos el Partido de la U.

El patriarca Vélez Trujillo se desempeñó en Estados Unidos en un importante cargo en la banca mundial y allá nació Vélez Junior lo que le permitió ser Ciudadano Americano, situación de la que él mismo se sentía muy orgulloso y posiblemente esta ciudadanía podría complicarle la vida.

Vélez Junior fuera de haber sido el Viceministro de Defensa en el declive del proceso 8.000, desempeñó cargos muy importantes en el Gobierno  Santos y en paralelo siguió siendo   un lobbysta  reconocido y socio de mi ex marido John William Pearl González (el hermano del ex ministro del Medio Ambiente y Comisionado de Paz Santista Frank Pearl) en la firma de Abogados  especializada en Lobby frente al Congreso de la Republica  UVPA (Urdaneta, Velez, Pearl y Abdallah).

Es así como revisando los bienes que mi exmarido Pearl González me ocultó y omitió en la disolución de la sociedad conyugal, las innumerables cuentas y las astronómicas sumas de dinero manejadas, cuentas que nosotros nunca ni utilizamos, ni sospechamos fueran de esas proporciones, logró dilucidar los siguientes  puntos y me quedan muchos  interrogantes: en el año 2000 fue fundada la firma URDANETA & VÉLEZ ABOGADOS LTDA.

Esa firma es hoy muy reconocida en el mundo del lobby político, que aunque no es legal en Colombia, es una práctica muy extendida y nociva, y Luis Guillermo Vélez Cabrera, en particular, tenía fama de ayudar a fortalecer jurídicamente las propuestas de cabildeo a todo nivel.

Inclusive manejó el  cabildeo de la firma Interbolsa apoyando a su gran amigo Tomás Jaramillo desde el año 1999, fue cuestionado por el Senador Simón Gaviria por esta acción en la denuncia que este hizo frente al Senado de la República en el caída del grupo financiero Interbolsa y fue Vélez Cabrera quien  nuevamente mintió y le echó la culpa a mi a ex marido de dicho cabildeo, cuando nosotros ni siquiera vivíamos en Colombia.

Me pregunto cómo puede uno manejar una cuenta de cabildeo cuando trabaja para la OEA en Washington DC y además estudia en George Washington en un máster de Política Management y Lobby?. Mi exmarido no conoce a Tomás Jaramillo y su esposa sino hasta el año 2011, donde nos invitaban a las grandes parrandas y actividades sociales que Tomás Jaramillo y Juan Carlos Ortiz y sus esposas celebraban para su combo de amigos íntimos entre ellos, Frank Pearl y Luis Guillermo Vélez Cabrera, Alejandro Santos y Sras?

En el año 2005, Ricardo Urdaneta Holguín abandona la firma y cede sus intereses a favor de la misma firma, quedando tres socios activos con participaciones exactamente iguales, Luis Guillermo Vélez, John William Pearl González y la señora Martha Abdallah Pastrana. Esta última viene del Ministerio de Hacienda y  trae a la firma la íntima relación con Juan Mario Laserna Jaramillo, relación  que nació en el trabajo de ambos manejando los fondos del Estado colombiano.

En el año 2010 arranca el más oprobioso, corrupto y demagogo gobierno de que haya tenido noticia nuestra patria, en el que el íntimo amigo de los Santos,  FRANK JOSEPH PEARL GONZÁLEZ, es designado por el Mandatario como Ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, luego de la escisión del Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial, cargo del que toma posesión el 27 de septiembre de 2011.

Yo descubrí que la compañía canadiense ECO ORO pone una demanda internacional por vulnerar los acuerdos del tratado de TLC en el Páramo Santurbán (Santander) y es nada más ni nada menos que  el Abogado  Luis  Guillermo Vélez  Cabrera quien lleva el proceso a favor del Estado. ¿Será este un nuevo conflicto de interés o estrategia operada entre íntimos amigos del Santismo?, ¿qué pasó con el Páramo de Santurbán?, ¿quién hace su explotación hoy en día?

Es el mismo Frank Pearl, cuestionado durante su desempeño por sus pocas habilidades y experiencia en el campo medioambiental, quien como Ministro diseña el Plan Nacional de Adaptación al Cambio Climático, el cambio del esquema de compensaciones por daños ambientales, la Política Nacional de Biodiversidad, la norma de ordenamiento de cuencas y estableció resolución que determina que no se podrá hacer ninguna actividad minera en casi todo el territorio amazónico, hasta que se haga un ordenamiento ambiental de toda la región y, sin embargo, es precisamente durante su cartera que se empiezan a esbozar y negociar temas que han sido de mucha preocupación para los colombianos por su falta de claridad y su poca observancia de las normas ambientales, tales como navegación por el Río Magdalena, entrega de páramos, como Santurbán, para explotación de oro a Emiratos árabes, rescate del galeón San José, tren de cercanías de la sabana asignado a firmas Chinas y tercera pista del aeropuerto El Dorado, a la que llaman aeropuerto alterno pero que no lo es pues, por su cercanía al mismo, interfiere su operación y, por ende, sólo puede dársele el nombre de tercera pista.

Frank Pearl, Juan Manuel Santos y Luis Guillermo Vélez Cabrera / Foto: Candil C. Diseñador La Otra Cara.

A punto de cumplirse un año de su designación como Ministro y frente a los cuestionamientos públicos de que seguía haciendo acuerdo de paz como Ministro de Medio Ambiente y descuidaba su cartera, FRANK PEARL, mejor conocido como EL CAMALEÓN, deja el Ministerio para ocuparse de lleno a los diálogos de paz con las FARC y a negociar el temible acuerdo de paz que muchos han catalogado como la entrega del país a la guerrilla comunista y el lavado más grande de dinero mafioso de que tenga noticia el mundo.

Como negociador de los acuerdos de paz en La Habana, con el apoyo de la dictadura comunista cubana, FRANK PEARL fue uno de los plenipotenciarios que firmó el Acuerdo Marco con ese grupo armado al margen de la ley en agosto de 2012 y en junio de 2012 se conoció que Frank Pearl encabezaba la delegación del Gobierno Colombiano para adelantar diálogos exploratorios con la guerrilla del ELN, lo que termina con el anuncio que hace Pearl González en marzo 2016 cuando informó en Caracas, junto a Antonio García, negociador del ELN, el inicio de los diálogos de paz con este grupo subversivo, cuya primera ronda sería en mayo de ese año.

Es precisamente durante esa época, años 2011 a 2018, aproximadamente, cuando se da el auge de crecimiento de la firma Urdaneta, Vélez, Pearl & Abdallah, que cuenta dentro de sus socios a nada menos que al señor John William Pearl González, quien tenía en ese momento el enorme mérito de ser el hermano del muy poderoso Frank Pearl, uno de los hombres consentidos de Santos, aunque para muchas personas, era el hombre más influyente de ese gobierno, pues no solo era cercano al Presidente sino que era el plenipotenciario que tenía verdadera línea directa con la Casa de Nariño, por encima de los demás incluido a De la Calle, y quien manejaba el proyecto más ambicioso de Santos, el acuerdo de paz, y la entrega y venta del país a la mafia de las FARC.

John William Pearl González tenía otra característica que lo hacía importante para la firma, y es que contaba con los estudios y experiencia que lo hacían un lobista profesional reconocido en los Estados Unidos como tal, de lo cual no hay muchos en el país, si es que hay otros. Por ello fue contratado por muchas firmas, tales como Microsoft, Cerrejón, Coltabaco y creemos, por nuestras investigaciones y relación de clientes que muchos de los pagos por sus servicios se hacían en cuentas depositadas en Banco Americanos, como es el caso de Microsoft.

La firma Urdaneta Vélez pasa entonces a ser, durante el gobierno Santos, una enorme empresa, con gran cantidad de cuentas y clientes de la mayor importancia y con un capital reportado muy grande, pero lo que más ha llamado la atención es el manejo dado por el exSuperintendente Vélez Cabrera al tema de Interbolsa.

Durante el gobierno de Juan Manuel Santos el señor Luis Guillermo Vélez Cabrera  ejerce varios cargos. Empezando el Gobierno es nombrado SUPERINTENDENTE DE SOCIEDADES y en esa calidad decreta la apertura del trámite de liquidación judicial de los bienes de INTERBOLSA S.A. y abre un proceso que busca habilitar comercialmente a quienes manejaban esa firma, señores Rodrigo y Tomás Jaramillo, Juan Carlos Ortiz, Víctor Maldonado, Jorge Arabia y Ruth Estella Upegui. Por eso mismo llama mucho la atención que su amigo y socio John William Pearl González fuera socio o inversionista de la firma GLOBAL SECURITIES, donde mantenía cuentas en carteras colectivas de Interbolsa por enormes sumas de dinero. Y recordemos que el caso Interbolsa ha sido el mayor escándalo de defraudación a ahorradores que ha tenido que soportar Colombia, y ahí también estaban los allegados de Juan Manuel Santos.

Luis Guillermo Vélez Cabrera, Frank Pearl, Juan Carlos Ortiz y Tomás Jaramillo, los mejores amigos.

¿Acaso sabía Luis Guillermo Vélez Cabrera, como Superintendente, algo que privilegiara las inversiones de sus socios?, o ¿eran inversiones de la firma manejadas bajo el nombre de algunos de sus socios?, o ¿por qué razón se persiguió a unos y no a otros?. Interrogantes que hay que dilucidar. Como hay que dilucidar, porqué razón no se investigó nada que tuviera que ver con la firma UVP&A ni con sus clientes, y menos con sus socios, como son los extraños movimientos financieros de John William Pearl González, quien aparece como socio o fundador de miles de empresas en el exterior, en países tan lejanos como China, Rusia; Hong Kong, Jersey, Suiza, Bahamas, etc.

UN PERSONAJE CON MUCHOS CARGOS

En 2013, Luis Guillermo Vélez Cabrera es designado por Juan Manuel Santos como gobernador encargado del Huila y en 2016 fue nombrado Secretario General de la Presidencia y, en marzo de 2017, transcurrido menos de un año como Secretario General de Presidencia, es nombrado director de la Agencia de Defensa Jurídica del Estado.

Vélez Cabrera no puede escudarse en el hecho que, el 13 de agosto de 2010, horas antes de su posesión como Superintendente de Sociedades, cede sus acciones en la citada firma de abogados, sin mayor trámite y sin el cumplimiento de los trámites legales y estatutarios para ello, para que su socia Martha Abdallah se las cuide hasta que termine su gestión. Y como todo se sabe entre la tierra y el cielo, y no queda nunca nada en la penumbra, luego de terminada su gestión en el Gobierno, recupera sus acciones y en 2016 es Representante Legal suplente de la firma, para tener nuevamente que apartarse pues es nombrado en 2017 Director de la Agencia de defensa Judicial.

Muchos interrogantes quedan, ojalá se resuelvan más temprano que tarde, pero lo cierto es que todo lo que rodea el Gobierno Santos tiene un olor nauseabundo y todos, casi sin excepción, sus funcionarios importantes,  y los familiares que participaban en negocios con el Estado o donde el Estado interviniera, vieron incrementados sus patrimonios de manera muy sospechosa.

Hoy, me pregunto ¿cómo hizo Luis Guillermo Vélez Cabrera en su directa relación  con Frank Pearl para desempeñar tantos cargos a la vez y porque nunca se cuestionaron sus conflictos de intereses?. Nunca prosperó ninguna  investigación en su contra. ¿En qué baúl de los  recuerdos habrán quedado todas esas telarañas que se construyeron?. ¿Será que lo que sucede, actualmente,  en Colombia tiene que  ver con todas esas  irregularidades omitidas en el Gobierno Santos?, el país perdió sus principios y sus valores y principalmente la objetividad en la justicia.  ¿Será que la detención de Álvaro Uribe es una más de sus patrañas para ocultar sus delitos y dejar que la inescrupulosa  izquierda se robe a Colombia?

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario