Los congresistas de las Farc se posesionaron con cientos de crímenes en sus espaldas

Los senadores de las Farc: Carlos Lozada, Victoria Sandino, Pablo Catatumbo, Marco Calarcá y Olmedo Ruiz, en el nuevo Parlamento de Colombia para el periódo 2018- 2022.
UNA INSTALACIÓN DEL CONGRESO DE LA REPÚBLICA REPROCHABLE, GROTESCA Y MENTIROSA.

Por Bernardo Henao Jaramillo

El pasado 20 de julio, memorable por la conmemoración del Día de la Independencia de Colombia, en el 2018 la historia tendrá que registrarlo como un día lúgubre,  triste y aciago para la democracia de nuestro país.

- Publicidad -

No lo fue por la bajada de unos calzones de un loco exhibicionista degenerado que debe estar en un frenocomio y no en el otrora recinto sagrado de la democracia. Lo fue por la presencia y posesión de 8 ex-subversivos, aunque serán diez los que ejerzan  las curules, señalados y sentenciados varios de ellos por actos  criminales constitutivos de delitos atroces y de lesa humanidad.

Todos ellos felices en sus nuevos cargos que los consiguieron suscribiendo tan  sólo  un acta de compromiso, sin que aún  respondan ante la Justicia por sus execrables crímenes. No podemos olvidar y menos que les sean perdonados tanto delito atroz cometido. Baste recordar algunos de ellos antes que sea reescrita la versión de la Comisión de la Verdad:

  • MASACRE DE TACUEYÓ (1.985). 164 guerrilleros asesinados por su propio grupo.
  • LAS DELICIAS PUERTO LEGUISAMO (1996). Asesinaron a veintisiete militares, hirieron a dieciséis y secuestraron a sesenta.
  • TOMA DEL CERRO DE PATASCOY (1997). Su resultado 10 soldados muertos y 18 secuestrados quienes tuvieron por larguísimo tiempo en cautiverio.
  • FRONTINO ANTIOQUIA (1.998). Un policía muerto, tres heridos, nueve secuestrados.
  • MITU VAUPES. (1998). Resultado de esta acción demencial fueron 40 policías muertos y once civiles fallecidos. La valerosa resistencia estuvo al mando del Coronel Luis
  • EL BILLAR CAQUETA (1998.) Ciento cincuenta y tres uniformados fueron atacados por mil guerrilleros. El resultado: sesenta y cuatro soldados muertos, algunos rematados a machete, diecinueve heridos y cuarenta y tres secuestrados.
  • PUERTO SALDAÑA –TOLIMA (2000). Dejó 27 muertos, incluyendo niños, y 394 casas afectadas por los cilindros bomba.
  • ASESINATO DE LA FAMILIA TURBAY COTE EN PUERTO RICO CAQUETA (2.000). Ejecutaron al senador Diego Turbay,  quien lo creyera Presidente de la Comisión de Paz del Congreso,  su Señora madre y cinco acompañantes
  • TOMA DEL EDIFICIO DE MIRAFLORES Y SECUESTRO DE VARIOS DE SUS OCUPANTES. NEIVA (2001). Las FARC asaltaron el edificio residencial, resultado nueve personas,  entre los que había tres adolescentes, fueron secuestrados.
  • ASESINATO DEL JAPONES CHIKAO MARAMATSU (2001).
  • ASESINATOS DEL EXGOBERNADOR GUILLERMO GAVIRIA CORREA Y CONSEJERO DE PAZ  GILBERTO ECHEVERRI (2002).
  • MASACRE DE BOJAYA (Chocó, 2002). Ciento diecinueve víctimas indefensas,  todas ella civiles desarmados,  fue el saldo de este atroz crimen  que arrasó este olvidado pueblo del Choco Colombiano. Ocurrió el dos de mayo de 2002 y su principal actor reemplazará a Iván Márquez en la curul.
  • ASESINATO DE LOS ABUELOS GERARDO y Doña CARMENZA ANGULO (2002). Dos de sus hijos entregaron a los medios su versión que sus padres fueron asesinados, en el mes de abril de 2002, por orden expresa del terrorista y jefe guerrillero de las Farc alias “Romaña
  • SAN CARLOS Antioquia (2003)   El  16  de  enero  del  2003,  ocurrió  una  masacre en el municipio de San Carlos, fueron asesinadas 18 personas.
  • EL ATENTADO CON BOMBA AL CLUB EN BOGOTÁ EL NOGAL (BOGOTA 2003). La tragedia y resultado catastrófico fue 36 personas civiles indefensas, vilmente asesinadas, cerca de doscientos heridos muchos ellos de gravedad que les quedaron en sus cuerpos y almas secuelas para siempre.
  • EJECUCION DEL MATRIMONIO BICKENBACH. (Helmuth Bickenbach  y  Doris Gil Santamaría Junio de 2003).
  • MASACRE DE LOS DIPUTADOS DEL VALLE (2007). Los diputados nunca recobraron la libertad y los sometieron a toda clase de vejámenes propio del actuar guerrillero para minar la moral del secuestrado. Luego de cinco  tortuosos años, fueron  acribillados varios de ellos por la espalda como quedo registrado en las necropsias.
  • ASESINATO DEL CABO JOSE NORBETO PEREZ, padre de ANDRES FELIPE,  quien con escasos 11 años de vida,  padecía de un cáncer incurable y clamó por conocer a su padre nunca fue escuchado.
  • ASESINATO DEL SECUESTRADO MAS ANTIGUO (2011) SARGENTO LIBIO JOSE MARTINEZ. 14 años privado injustamente de su libertad.
Los congresistas de las Farc posan sonrientes en sus curules, que se ganaron sin particiapar en las elecciones, sólo por el Acuerdo de Paz de La Habana.

Hay cientos de actos criminales más, pero con los mencionados no se puede dejar de entender que hoy sean “Honorables senadores y representantes” los más despiadados autores de crímenes horrendos. No hay derecho que Colombia haya presenciado un acto tan bajo y tan desagradable para sus gentes  de bien, al presenciar que un gobierno, como es  el de Juan Manuel Santos,  en un discurso plagado de mentiras le da la bienvenida a este grupo de facinerosos quienes tendrán en su conciencia los múltiples crímenes ordenados o cometidos por ellos. La sangre en sus manos no la lava un Acuerdo rechazado mayoritariamente por el pueblo. Sus miles de víctimas no salen de su asombro y el nuevo Gobierno debe darle puntual respuesta.

Nunca pensé en mi vida presenciar acto tan lamentable. La Paz se construye con justicia no con regalos y menos de curules. Al terminar su gestión este nefasto Presidente no nos queda duda alguna que acabó premiando una delincuencia insensible, feroz  autora de crímenes de lesa humanidad y dejando la idea de que el “delinquir paga”,  cuando todos sabemos que sólo el trabajo honesto y  responsable construye.

La ocupación de esas regaladas curules por esos reprochables individuos,  que en el pasado eran parte del Secretariado de la organización subversiva y terrorista de las  FARC, sólo muestra la degradación a la que ha llegado un nuevo estilo de hacer política por la construcción de una equivocada y falsa paz que tanto exalta el Gobierno mentiroso saliente. Seguimos viviendo el conflicto no lo dudemos y el Presidente electo tendrá la inaplazable tarea de construir la paz, pero para conseguirlo primero debe haber Justicia y por supuesto, erradicar y acabar  los cultivos ilícitos que proveen el combustible para hacer la guerra.

La sociedad colombiana debe levantarse y luchar por hacer que el Congreso de la República regrese a ser el recinto sagrado de la Democracia. Que se hagan debates con altura intelectual y contenido. Extrañamos aquellas  épocas de Alberto Lleras Camargo, Carlos Lleras Restrepo, Alfonso López Pumarejo, Alfonso   López Michelsen,   Laureano Gómez Castro, Alvaro Gómez Hurtado, Fernando Londoño Londoño, Mariano Ospina Pérez  y Gilberto Alzate Avendaño y cuantos otros que tienen sitio de honor en su desempeño como congresistas.

En los cuatro años que tendrá de gobierno Iván Duque deben regresar las tres ramas del poder público al sendero de la decencia y la pulcritud. Los ajustes anunciados deben hacer que estos individuos se sometan a una justicia ejemplar y seria.

Bogotá, D.C Julio de 2018

- Publicidad -
Cargando...

Deja un comentario