Los puntos negros de la valorización en Pereira


 

Por Carlos Alfredo Crosthwaite. En una discusión seria y responsable, muchas son las razones bien fundamentadas que tenemos para probar a los pereiranos porque no debemos sufragar  el gravamen de valorización, que el Alcalde de Pereira, Enrique Vásquez, mediante Resolución 367 del pasado 16 de enero de 2015, determinó que deben pagar al menos 75.000 propietarios de bienes inmuebles de la ciudad.

Mediante este acto administrativo distribuyó 87.241 millones de pesos para financiar obras de movilidad que supuestamente requiere y demanda la ciudad. Y manifiesto que “supuestamente”, pues está confirmado que solamente dos de las obras a ejecutar están en el Plan de Ordenamiento Territorial, o sea que las otras son el producto de otros intereses o de las denominadas reuniones de “lluvias de ideas”, que son ahora como se deciden la ejecución de las obras necesarias para mejorar nuestra calidad de vida.

Según el informe de Calidad de Vida de la RED DE CIUDADES CÓMOVAMOS solo el 22% de los pereiranos considera que este alcalde realiza acciones para mejorar la calidad de vida y ha experimentado un notable progreso. Razón importante para mostrar el descontento y la desconfianza que tenemos de aportar este dinero en año electoral.

Pero hay una justificación que es la primera y más importante para respaldar nuestra posición de NO PAGO A LA CONTRIBUCIÓN DE VALORIZACIÓN, y solicitar unirse a esta desobediencia civil. La Secretaria de Hacienda y Finanzas Públicas de Pereira presenta cada año al Concejo de la ciudad en el trámite del presupuesto el documento que contiene el Marco Fiscal de Mediano Plazo, documento que contiene el estado de finanzas del municipio, sus rentas y su proyección.

En la página 31 de este instrumento  en la Proyección Ingresos Impuesto Predial para el año 2015 se habla de un RECAUDO EFECTIVO DEL 59%, o sea que la Secretaria de Hacienda reconoce, como viene reconociendo desde hace muchos años, que solamente se recauda aproximadamente el 60% de este importante impuesto. Situación que se convirtió en una constante.

Para el 2015, Pereira debe facturar 154.245 millones de pesos de impuesto predial a sus contribuyentes y sólo recaudara 91.004 millones de pesos. O sea que dejan de cobrase la no despreciable suma de 63.241 millones de pesos, cifra que sería suficiente para financiar las obras de valorización y todas las obras necesarias en la ciudad en educación, espacio público, vías, etc.

Impuesto Predial Pereira 2015

Esta grave situación que puede tener muchos orígenes merece ser analizada en contexto de las demás obligaciones tributarias de los pereiranos y en especial con la situación económica y de empleo que tiene la ciudad. Una primera lectura es que definitivamente el impuesto predial es demasiado alto y hay sectores que no pueden cancelarlo, pues tiene la vivienda para vivir y no poseen ingresos suficientes para afrontar el pago de servicios públicos, salud y alimentación.

Otras lecturas son la poca actividad de la función de cobro efectivo a los deudores, corrupción al interior de esta dependencia, y ante todo que nuestras gentes no tienen los ingresos suficientes para afrontar la cantidad de obligaciones tributarias, las cuales son establecidas absorbiendo de sus bolsillos mucho más de lo que devengamos.

Por esta razón, les estamos manifestando a las autoridades locales nuestra indeclinable posición de NO PAGO A LA CONTRIBUCIÓN DE VALORIZACIÓN.

Más de 3.000 personas marcharon contra la Valorización en Pereira (Foto: Diario LaTarde.com / Mauricio Ortiz)

 

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario