El Cartel de la Hemofilia, un caso en el que la justicia avergüenza a Colombia

Guillermo Pérez Ardila, acusado de apropiarse de más de 40 mil millones mediante el Cartel de la Homofilia en Córdoba, gozará de casa por cárcel.

 

En Colombia, la ciudadanía ya no cree en la justicia, porque aquí impera lo que popularmente se llama la justicia para los de ruana, o sea, para las clases populares quienes no tienen padrinos o dinero para pagar un abogado sin prestigio y que muchas veces incurren en algún delito motivados por la difícil situación social del país; casos muy diferentes para los poderosos de cuello blanco, los que manejan millonarias cuentas bancarias para sobornar a jueces o tienen poder político con influencias para meter miedo.

Este preambulo, es para contarles a los lectores de nuestro portal el hecho ¡inaudito! que está pasado con el llamado Cartel de la Hemofilia en Córdoba, en el cual casi todos los implicados, capturados con gran despliegue mediático por parte de la Fiscalía General de la Nación, han recibido sospechosamente el beneficio de casa por cárcel a manos de jueces de su departamento.

Ese es el caso del último detenido por este Cartel, el exrepresentante legal de la Ips Unidos por su Bienestar, Guillermo José Pérez Ardila, considerado el ‘cerebro’ de dicho escándalo de corrupción con la salud, a quien se le adjudica la apropiación, por lo menos, de unos 40 mil millones de pesos.

Pérez Ardila se entregó a la Fiscalía el sábado29 de mayo de 2017, en la ciudad de Montería, acusado por los delitos de concierto para delinquir simple y peculado por apropiación, cargos que aceptó ante un juez de control de garantías, que sorpresivamente le dio el beneficio de casa por cárcel.

Recordemos que el Cartel de la Hemofia se descubre porque más de 44 mil millones de pesos fueron pagados por la Secretaría de Salud de Córdoba, que depende de la Gobernación, con documentos falsificados en los que reportaban a falsos enfermos de hemofilia, que fueron extraídos del régimen subsidiado, durante las vigencias 2013, 2014 y 2015, con la complicidad de varias IPS de Montería y otros municipios cordobeses.

Dicho Cartel tuvo su gran auge durante la gobernación de Alejandro Lyons Muskus, pero en la actual administración cordobesa, de Edwin Besaile Fayad, también se pagaron sumas millonarias por falsos o inexistentes pacientes hemofílicos.

La decisión de dejar libre a Guillermo José Pérez Ardila causó el rechazo del propio Fiscal General, Néstor Humberto Martínez, quien en su cuenta de twitter enfatizó que la actuación del juez en este caso es un triunfo para los corruptos.

Casi todos con reclusión domiciliaria

Entre los implicados por el Cartel de la Hemofilia se encuentran tres exsecretarios de Salud de ese departamento, tales como Alexis Gaines (beneficio domiciliario), Alfredo Aruachán (beneficio domiciliario) y Edwin Preciado (el único en la cárcel, por ahora).

Además está procesado el expresentante legal de la Ips San José de la Sabana en Sahagún y exaspirante a la Asamblea de Córdoba,  Rubén Guerra Gil, quien también goza del beneficio de casa por cárcel luego de entregarse a las autoridades en Cartagena. Según un informe de la Contraloría General de la Nación, la Ips San José de la Sabana, habría recibido cerca de 5 mil millones de pesos por pacientes hemofílicos que jamás existieron.

A estos reconocidos personajes cordobeses, se les une ahora Guillermo José Pérez Ardila.

Ya son ocho los procesados por el millonario desfalco a la salud en este departamento caribeño, pero casi todos, tienen reclusión domiciliaria.

Todos ellos, en caso de ser condenados, se quedarán en sus casas difrutando de las inmensas fortunas que lograron esquilmando los dineros públicos… así funciona la justicia inoperante de Córdoba y Colombia.

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario