Una gran sombra de presunta corrupción sobre la Contraloría que debe aclararse

Compártelo:

Una gran polémica parece acercarse a la Contraloría General de la República. La bancada del Presidente Gustavo Petro y los partidos de gobierno escogieron hace algunos días como nuevo Contralor General a Carlos Hernán Rodríguez Becerra, un hombre probo, experto en el tema fiscal y conocedor de las leyes.

Sin embargo, el Contralor Rodríguez  nombró a la Doctora  Elvia Otero en la poderosa Dirección de Información, Análisis y Reacción Inmediata (Diari),  que es uno de los principales cuerpos de apoyo al Sistema Nacional de Control Fiscal. Esta dependencia tiene entre sus funciones hacer el seguimiento en tiempo real desde la fuente hasta la ejecución, de los bienes, fondos o recursos públicos, del orden nacional y territorial. Al igual que detectar gastos indebidos, buenas o malas prácticas, riesgos, patrones o tendencias relacionadas con la gestión fiscal. Unos 150 empleados dependen de esta entidad.

Todo estaría bien si no fuera por las presuntas revelaciones de la prófuga exsenadora conservadora Aida Merlano,  quien mencionó a Otero en las declaraciones juramentadas que rindió ante la Corte Suprema de Justicia. Allí habría  dicho que hace un tiempo Otero, supuestamente, le habría mandado a pedir un soborno.

Y por esas versiones de Merlano, la Sala de Instrucción de ese alto tribunal ordenó compulsar copias a la Fiscalía para que investigue a Otero y a otras 18 personas que habían sido salpicadas por la excongresista costeña, quien ahora está refugiada en Venezuela, luego de ser condenada en Colombia por la compra de votos, o sea, corrupción.

El diario el Colombiano de Medellín publicó una versión en las cuales supuestamente Otero participó en un “complot” para hacerle un supuesto “montaje judicial”. Estos hechos se dieron, según Merlano, cuando Otero estaba en la Fiscalía y ese ente investigador llevó a cabo un allanamiento en su sede política, conocida como la “Casa Blanca”.

Según  el testimonio de Merlano, la señora Otero a través de otra funcionaria le habría pedido cerca de 800 millones de pesos a cambio de información que le hubiera servido para defenderse. Esta es una grave acusación que no puede recaer sobre un alto funcionario de la actual Contraloría, la del cambio que prometió todo el petrismo.

El caso es tan delicado que el famoso senador Gustavo Bolívar, uno de los líderes de partido Pacto Histórico y quien fue clave en la elección del Contralor Rodríguez, por sus cuestionamientos a  la pasada administración del exContralor Felipe Córdoba, ya salió a cuestionar a Elvia Otero en un Twitter en el cual no dio su nombre, pero habla de la versión de Aida Merlano y el supuesto soborno.

Esta es la versión de Bolívar.

La señora Otero debe salir a los medios de comunicación y ante la opinión pública a responder por estos delicados señalamientos, también el Contralor Rodríguez, elegido para combatir la corrupción en el país y acabar con la politiquería, debe aclarar este caso.

Ningún alto funcionario de un órgano de control y vigilancia puede tener un señalamiento real y serio hecho, bajo la gravedad del juramento, por posible corrupción ya que va contra toda moral y ética.

Rodríguez no podría hacer bien su trabajo teniendo sobre sus espaldas esta sombra que puede manchar su gestión.

Señor Contralor, Colombia espera su pronunciamiento al respecto.

Compártelo:
La Otra Cara
La Otra Cara

La Otra Cara es un portal de periodismo independiente cuyo objetivo es investigar, denunciar e informar de manera equitativa, analítica, con pruebas y en primicia, toda clase de temas ocultos de interés nacional. Dirigida por Sixto Alfredo Pinto.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.