Ascenso y caída del profeta de WeWork

WeWork
Sede de WeWork

 
La empresa estadounidense de bienes raíces, con sede en la ciudad de Nueva York, creada en 2010 por Adam Newman junto al arquitecto Miguel McKelvey, que ofrece espacios de trabajo compartidos para nuevas empresas de tecnología y servicios para otras empresas. Ambos construyeron un imperio de espacios de trabajo compartidos con 280 oficinas repartidas en 86 ciudades de 32 países, que la han convertido en la ‘startup’ (inicio) de moda en Estados Unidos.
Al mismo tiempo, Newman se transformaba en el nuevo profeta de una religión (esa tan del estilo de Silicon Valley) que confía en hacer dinero rápido con una idea. Pero el mercado no le acompaña: la compañía no alcanza beneficios suficientes para cubrir sus costes, pese a que cuenta con el respaldo de la japonesa Softbank, su principal inversor. Esta misma semana suspendió su inminente salida de la bolsa y ayer, Newman se retiró de la compañía en un movimiento que se interpreta como un gesto para convencer a Wall Street de la solvencia de la empresa.

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario