Andrés Felipe Arias, tendría circular roja

La Fiscal General de la Nación, Viviane Morales, acaba de radicar ante la Corte Suprema de Justicia el escrito de acusación contra el exministro de Agricultura y Desarrollo Rural, Andrés Felipe Arias, a quien acusa de los delitos de peculado por apropiación y suscripción de contrato sin el cumplimiento de requisitos legales. (Colprensa)

 

El ex ministro de Agricultura de Colombia, Andrés Felipe Arias Leyva, quien se encuentra fuera del territorio nacional, comenzaría a ser buscado por cielo, mar y tierra en todos los países del mundo en donde tenga sede la Policía Internacional (Interpol) para que responda en nuestro país por algunos delitos que habría cometido cuando se desempeñó en el cargo.

Así lo hizo saber la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia, que le solicitó formalmente a la Cancillería colombiana que inicie todos los trámites pertinentes ante la Interpol para lograr la expedición de una orden de captura internacional, o Circular Roja, contra el ex funcionario del pasado gobierno del ex presidente Álvaro Uribe Vélez. Dicha circular sólo se le aplica a los delincuentes más buscados en el planeta, como terroristas, peligrosos asesinos, narcotraficantes o pedófilos.

El ex responsable de la cartera de Desarrollo Rural fue condenado en julio de 2014 a 17 años de cárcel por su presunta responsabilidad en los delitos de peculado por apropiación a favor de terceros y celebración indebida de contratos por el denominado escándalo de Agro Ingreso Seguro (AIS), mediante el cual se otorgaron jugosos contratos de forma irregular  a personas pudientes en diferentes ciudades de Colombia.

La Sala Penal además le impuso una multa de 30.800 millones de pesos y lo inhabilitó para ejercer cargos públicos por los mismos años de su pena.

Recordemos que antes de conocer el sentido de fallo,  luego de tres años de juicio, Arias salió del país presuntamente hacia los Estados Unidos junto a su familia. El exministro solicitó un asilo en Norteamérica argumentando que en la justicia colombiana no contaba con las garantías procesales y fue víctima de una persecución política por haber sido designado como el posible sucesor del ex mandatario Uribe Vélez. Inclusive, a Arias se le llegó a conocer con el mote de “Uribito”.

 La Sala Penal de la Corte Suprema  había condenado al exministro Arias Leyva por su participación en los delitos de peculado por apropiación a favor de terceros y celebración de contratos sin el cumplimiento de los requisitos legales, dentro del juicio que se le siguió por el famoso caso de Agro Ingreso Seguro.

Aunque Arias asegura que se trata de un montaje en su contra, la Corte Suprema confirma en su proceso que existen pruebas documentales y testimoniales que permiten establecer que el ex funcionario incurrió en una falta penal al no celebrar licitación pública para la entrega de multimillonarios subsidios agrícolas (o contratos).

“El ministro de Agricultura y Desarrollo Rural al celebrar los convenios desconoció los principios rectores de la función pública y de la contratación estatal, en especial los de planeación, transparencia, economía y responsabilidad. Al escoger de manera discrecional al IICA como cooperante, soslayó la regla según la cual la escogencia del contratista debe efectuarse a través de licitación o concurso público”, explicó el alto tribunal.

Según la Corte, “Andrés Felipe Arias Leyva actuó con completo conocimiento de la ilegalidad de su conducta”.  También, reitera que por el monto del contrato y la naturaleza del mismo se debía celebrar una licitación, lo cual no se hizo en el caso, porque se le entregó al IICA el convenio contractual “a dedo”.  Además que el entonces funcionario contó en su proceso con gente de su entera confianza para que manejaran todo lo relacionado con el proyecto de Agro Ingreso Seguro y como, si fuera poco, se conocía de la trampa que hicieron varios empresarios del campo (que fraccionaron sus tierras) para apoderarse de los subsidios.

“Siempre tuvo una intervención permanente y directa en la intervención y desarrollo de estos convenios, así como las convocatorias presupuestales para el manejo de los subsidios”, precisó el fallo de los magistrados de la Sala Penal, el cual aclara que Arias con el fin de justificar la entrega directa del manejo de los subsidios al IICA, se cambió la naturaleza de los contratos y se les adjudicó la base de “ciencia y tecnología” .

El alto tribunal afirma que entre los años 2007 y 2009 el Ministro de Agricultura desembolsó más de 550 mil millones de pesos al IICA para la ejecución de tres contratos y que “se demostró que Arias conservó la disponibilidad jurídica de estos dineros y en ese sentido se valió de los términos de referencia de las convocatorias de riego y drenaje, para incluir reglas que favorecían a sectores específico de la producción agrícola”.

La Corte Suprema dirigió la solicitud de búsqueda de Arias ante la Fiscalía General de la Nación y la Policía Judicial para que colaboren en el trámite de captura internacional del exministro uribista, que se encuentra fuera del país desde el pasado 13 de junio de 2014. Esta petición de la Corte ya ha sido enviada varias veces al Ministerio de Relaciones Exteriores.

El tema de Arias, es otro típico caso de una persona que pasa del “cielo” al “infierno”. El ex ministro estrella del uribismo era un hombre importante y destacado políticamente que se perfilaba como Presidente de la República por el Partido Conservador, pero luego del proceso penal en su contra, cayó en desgracia y ahora evade la justicia colombiana, fuera del territorio nacional, con caza recompensas sobre sus espaldas.

 

 

 

 

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario