Cómo China maneja los hilos de la Organización Mundial de la Salud

Compártelo:

El diario francés Le Figaro publicó está investigación de la periodista en la cual relata que China, aprovechando la retirada estadounidense de la Organización Mundial de la Salud (OMS), está presionando a sus peones y sus candidatos a posiciones estratégicas para imponer sus estándares en este organismo multilateral.

Afirma el prestigioso medio europeo que la guerra fría entre Estados Unidos y China alcanzó un nuevo hito con el establecimiento de la OMS, que pertenece a las Naciones Unidas.

Porque el presidente Donald Trump, cuyo país es el principal contribuyente a esta agencia de la ONU, ha amenazado con retirarse para protestar contra el sesgo pro-chino de su director, el etíope Tedros Adhanom Ghebreyesus.

También indica el periódico que el presidente estadounidense y los senadores republicanos reprochan a la OMS por haber subestimado la importancia de la epidemia, por haberse hecho “cómplice” de la “operación flagrante de ocultamiento” del Covid-19.

Bajo presión de China, la OMS no declaró una emergencia internacional a fines de enero y criticó a la administración estadounidense cuando cerró las fronteras del país a los viajeros procedentes de China, dice Le Figaro.

El diario sostiene que ella, la OMS, tomó el idioma del Partido Comunista Chino sin ninguna distancia. Peor aún: ¡su presidente ha elogiado repetidamente a las autoridades chinas por su “transparencia” desde el comienzo de la crisis! del coronavirus.

Esto es una muestra de las molestia que hay en algunos países, como Francia, y así lo dicen sus principales medios de comunicación, por el caso del sospechoso esparcimiento del coronavirus chino, que ha causado miles de muertos en el mundo.

Compártelo:
Imagen por defecto
La Otra Cara
La Otra Cara es un portal de periodismo independiente cuyo objetivo es investigar, denunciar e informar de manera equitativa, analítica, con pruebas y en primicia, toda clase de temas ocultos de interés nacional. Dirigida por Sixto Alfredo Pinto.


Deja un comentario