“Huawei no es una compañía de telecomunicaciones ordinaria, es parte del Ejército chino”, dice Ex jefe de inteligencia británico

Richard Dearlove: "Huawei es una parte íntima del Estado chino"

 

Richard Dearlove, que dirigió el MI6 de 1999 a 2004, advirtió que aún un “papel limitado” de la empresa en la red 5G de Reino Unido es un riesgo. El próximo martes se conocerá la decisión del gobierno de Boris Johnson.

Tomado de Infobae.com

Huawei tiene “una estrecha relación” con el ejército chino, alertó un ex director del servicio de inteligencia británico. En declaraciones con Sky News, Richard Dearlove, que dirigió el MI6 de 1999 a 2004, aseguró que la empresa no es una “compañía internacional de telecomunicaciones ordinaria” sino “una parte íntima del estado chino, del Ejército chino”.

Su advertencia llega unos días antes de que el Gobierno de Reino Unido se pronuncie sobre la participación del gigante de la tecnología en la red 5G del país. Este martes, Boris Johnson hará pública su decisión, pero se espera que -luego de revisar alarmantes informes- recapitule y vete completamente a Huawei.

El premier había decidido en enero permitir que Huawei desempeñara un papel “limitado” en la red 5G del Reino Unido, sin embargo, el aumento de las preocupaciones sobre este tema procedentes de sus propias filas conservadoras, en un clima de desconfianza mundial hacia a China, también acusada de falta de transparencia en su gestión de la crisis del nuevo coronavirus, comenzó a pesar.

El próximo martes 14 de julio se conocerá la decisión del gobierno británico sobre la participación de Huawei en la red de 5G del país
Este martes 14 de julio de 2020 se conocerá la decisión del gobierno británico sobre la participación de Huawei en la red de 5G del país.

El ex jefe de espías Richard ya se había opuesto firmemente al plan del gobierno de permitir un papel limitado a la compañía en el desarrollo de la red de telefonía móvil de nueva generación de Gran Bretaña y ahora tiene expectativas de que Johnson revisará su decisión. “Quiero decir, no tengo ningún conocimiento interno directo pero creo que soy uno de los individuos que ha estado presionando muy duro para que Huawei sea excluido de los 5G del Reino Unido”, afirmó cuando lo consultaron sobre la posible decisión del gobierno. Y agregó: “El problema es que hemos tenido una relación estrecha con Huawei que se remonta, creo, al año 2000, por lo que sacar a Huawei de los sistemas no puede hacerse rápidamente, tendrá que hacerse de forma paulatina a lo largo del tiempo”.

Para Richard, el Gobierno dará marcha atrás porque -como apunta un informe del Centro Nacional de Seguridad Cibernética- las medidas tomadas por el Gobierno de Trump que prohíben a la compañía china usar tecnología que depende de la propiedad intelectual estadounidense han tenido un impacto “severo” en la empresa, lo que obligaría a la compañía a usar tecnología que “no es de confianza”. “Siempre he creído que hay una razón estratégica de seguridad para no permitir a los chinos ese grado de participación en la construcción de nuestra infraestructura crítica”, insistió.

Incluso desde las propias filas, exigen a Boris Johnson que vete a Huawei de Reino Unido (Reuters)
Incluso desde las propias filas, exigen a Boris Johnson que vete a Huawei de Reino Unido (Reuters).

El ex director de inteligencia afirma que la relación entre el régimen chino y Huawei siempre fue absolutamente clara. “Huawei no es una compañía internacional de telecomunicaciones ordinaria”, repite. “Y si sabes algo sobre la estrategia militar china, sabes perfectamente de la fusión de las capacidades civiles y militares”.

“Hay un estrecho vínculo, sin duda, entre la capacidad militar china y Huawei”, sentenció. Además, alertó que si se concreta el giro británico, Beijing podría tomar represalias. “La capacidad de ciberataque de China también es una amenaza para el Reino Unido”, advirtió. “Tienen una capacidad significativa en esta área y probablemente pueden hacerlo y negarlo. Los chinos han desarrollado esta capacidad y están preparados para usarla”, adelantó.

PELIGRO MUNDIAL

El mayor temor es el referido a la injerencia que el régimen de Beijing tiene sobre su directorio, del cual es parte. Por ley, las empresas chinas tienen la obligación de respaldar al Partido Comunista Chino con la información que requiera. De lograr los permisos para expandir su propia red en gran parte del planeta, el régimen de Xi Jinping tendría acceso -si así lo quisiera- a infinitos recursos de empresas, organizaciones y hasta de Gobiernos.

Además, Huawei es un componente sustancial de aparato militar chino. Su fundador, Ren Zhengfei, fue miembro del Ejército Popular de Liberación durante décadas. En 1978 se unió al Partido Comunista. En la fuerza, trabajó siempre en el área de innovación y ciencia, su gran pasión, donde se destacó hasta que cumplió su ciclo. En 1982 se radicó en la provincia de Shenzhen, cerca del mayor centro financiero de Asia, Hong Kong. Cinco años después concretaría su sueño. Pero su amor por el Ejército no mutó y la colaboración fue permanente entre ambos actores. De acuerdo con una investigación hecha por Bloomberg, el acuerdo involucra espionajes en los que participan empleados de la corporación y uniformados.

Pompeo, habló sobre el riesgo de usar la tecnología Huawei.

El gobierno norteamericano ha insistido en que países y operadores europeos de telecomunicaciones excluyan a la compañía china Huawei de todos los niveles de las redes 5G y no solo de los núcleos más sensibles de esos sistemas. Keith Krach, subsecretario de estado norteamericano para desarrollo económico, advirtió que darle a Huawei incluso un pequeño papel en 5G le permitiría a Beijing expandir su “estado de vigilancia” al espiar teléfonos y otros sistemas basados en redes.

Meses atrás, los gigantes tecnológicos chinos Huawei y ZTE fueron designados como “amenazas a la seguridad nacional” por la Comisión Federal de Comunicaciones de Estados Unidos (FCC). La designación implica que los 8.300 millones de dólares disponibles actualmente en subsidios federales a las telecomunicaciones en Estados Unidos no podrán ser usados para comprar productos y servicios de estas dos compañías, así como tampoco de sus empresas subsidiarias, afiliadas o matrices.

La FCC comenzó a aplicar este tipo de medidas en noviembre de 2019, en el marco de sus “esfuerzos constantes” para proteger las redes de comunicación de Estados Unidos ante “riesgos de seguridad”. En aquel entonces el regulador había impuesto una veto a los proveedores de comunicaciones en áreas rurales de Estados Unidos al uso de equipamiento proveniente de estas empresas chinas, obligándolos a reemplazar el que ya estaba siendo utilizado.

En este escenario, la compañía sueca de telecomunicaciones Ericsson ya ha dicho que sería capaz de reemplazar todos los equipos de Huawei en la red 5G del Reino Unido si el gobierno británico finalmente decide prohibir la compañía china.

Tomado de Infobae.com

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario