La amenaza de un cobarde

“Cobarde: 1. adj. Pusilánime, sin valor ni espíritu para afrontar situaciones peligrosas o arriesgadas.”

Por Óscar Ricardo Colorado Barriga.

 

Encontrar otra palabra que defina al siniestro alias Santrich como lo hace la Real Academia de la Lengua Española, resulta casi imposible.  En la memoria persisten actuaciones que definen claramente quien es SEUXIS PAUSIAS HERNÁNDEZ SOLARTE.  Apenas a modo de algunos ejemplos tenemos: como inventó su ceguera para huir de los combates con la Fuerza Pública, su imagen temblando y gagueando cuando salía de la Picota (Establecimiento Penitenciario y Carcelario) en silla de ruedas gracias a las gestiones de su camarada Cepeda y la JEP (juerga especial para delincuentes), la respuesta cantada manifestada a un periodista que le preguntó si las FARC pedirían perdón a las víctimas por sus crímenes, tarareando: quizás, quizás, quizás, su reacción calculada cuando se declaró “perseguido por el estado” al ser difundidas las grabaciones a nivel nacional de su participación en la negociación de 10 toneladas de droga, o la promesa de asistir puntualmente al llamado de la justicia la cual “juraba por su honor” cumpliría,  en medio de sus escuderos  Piedad, Cepeda y Roy.

Ahora que se encuentra entre sus iguales en un régimen que convirtió a Venezuela en un narco estado, sale fusil en mano con pretensiones de filósofo ilustrado amenazando al Presidente Duque y de paso sea dicho, a quienes habitamos este territorio.  Lo hace mostrando sus dientes como perro rabioso, intentando amedrentar un país soberano, dejando en el aire el mensaje de un presunto cuatrero audaz y valiente, capaz de engañar con su pose de caudillo progresista, olvidando a sus propios camaradas quienes lo consideran un ruin medroso. No en vano, el Jefe de Estado y su Ministro de Defensa en representación de la Fuerza Pública, sabiamente le contestaron “res non verba”, hechos no palabras. 

Todos los áulicos del proceso de paz, decían que teníamos la obligación de tragarnos estos sapos sin importar su veneno. Seguimos esperando el comunicado de la Corte Suprema de Justicia, pues fueron estos “brillantes magistrados” quienes lo dejaron en libertad.  Todos vimos como en rueda de prensa su presidente Álvaro Fernando García, sin sonrojarse ante las críticas de tan miserable decisión, reiteró: “Esto es lógico en una democracia donde hay libertad de expresión. Pero los jueces debemos respetar la institucionalidad…” hoy les contestamos: GRACIAS por tanta infamia y esa institucionalidad  que ustedes defienden en compañía de sus superiores (la JEP), la cual benefició a un delincuente quien se burló desde un inicio del sistema judicial y las altas cortes apoyado por Santos; hoy esa decisión cobijada de una falsa institucionalidad está encarnada en alias Santrich y su amenaza latente; es evidente que quizás, quizás, quizás, el sí sabía que no iba a responder por la comisión de innumerables conductas punibles.

Como era de esperarse guardan cómplice silencio, los sátrapas del proceso de paz autonombrados defensores de derechos humanos: la ONU con sus delegados en Colombia los mismos que bailaban en los campamentos de las FARC, los progresistas una jauría de lobos disfrazados de ovejas, la w radio donde se presentaba a este narcotraficante como catedrático humanista, FECODE con sus vándalos, Vivanco y su lucrativa ONG  y por supuesto los reyes del cinismo Cepeda, Claudia, Roy,  Aida, Piedad, Sanguino, Juanita, Morris, Inty, Benedetti, Petro, progresistas y “progresistos”, comunistas y “comunistos”, los de centro y de “centra”,  los mismos que aún se siguen beneficiando de las bolsas de dólares que hoy negocia abiertamente con el aval de las Altas Cortes, el narcotraficante Santrich.

POSDATA 40: “Señor Presidente, me uno a los millones de colombianos que hoy lamentamos el fallecimiento de Herbin Hoyos, héroe de mil batallas en contra del flagelo del secuestro, su pronta partida nos debe inspirar para continuar su legado y ojalá este Gobierno lo honre, creando el día Nacional de “NO AL SECUESTRO Y SU IMPUNIDAD”.

 

[email protected]

Twitter: @ricacoloradodo

Imagen por defecto
Oscar Ricardo Colorado Barriga
Coronel ®, Analista y columnista


Deja un comentario