¡La suerte está echada!

Compártelo:

¡Alea jacta est!: frase del político y militar romano, Julio César, cuya dictadura puso fin a la República. Asesinado, tras alcanzar las más altas esferas del poder. Conspiración liderada por: Casio y Bruto (senadores). Expresión mascullada al momento de cruzar con sus tropas el río Rubicón, rumbo a Italia; maniobra prohibida por la ley romana. Locución equiparada a: ¡Los dados se han lanzado! Enunciado utilizado desde entonces para significar que cualquier acción o determinación, no tiene marcha atrás, asumiéndose las consecuencias respectivas.

Preámbulo histórico que traigo a colación para referirme a la importancia, irreversibilidad, trascendencia que, para los 39 millones de colombianos, habilitados para elegir hoy al sucesor del tótem que mal gobierna; decisión que de corazón anhelo, la ilumine los ‘siete Dioses de la fortuna’; confío que los astros se alineen al respecto, a efecto que el canallesco, corrompido, corrompedor, hipócrita, insufrible, interminable, irrelevante, turbio, siniestro, vergonzante desgobierno quede atrás. Ucase del arrogante, convicto, prepotente, soberbio caníbal del Ubérrimo, culpable de los graves, insepultos problemas, dificultades que padece Colombia.

Nuevo amanecer que podría aplazarse hasta el ballotage (19 de junio), en que se sabrá definitivamente el modelo de Gobierno por el que Colombia se decidió, a despecho del esclavo sirviente, Iván Duque, que le dará un yeyo al confirmar que el CAMBIO se dio, a pesar del afrentoso, delictuoso, descarado intervencionismo político, sin control ídem, disciplinario, como los reverdecidos, infames ‘falsos positivos, masacres, desapariciones, asesinatos de líderes sociales, acallados por la Fiscalía, la Procuraduría.

Sin embargo, el muy deslenguado ZOMBI se autocalifica -a capricho- para vergüenza ajena, como  inigualable estadista en el ranking latinoamericano, como lo hizo en Davos-Suiza, al declarar: «Si pudiera presentarme, sería reelecto«, -misma burrada cometida por Maburro’ el 29 de diciembre/2016-, amplificada, aplaudida por el rebaño de acólitos y ayayeros, condenada sin lirismos -ante el silencio cobarde de la gran prensa-, por este sencillo escriba, que lo rubrica como el más corrosivo, incompetente, irrelevante, dañino, desastroso mandatario -medalla de oro- de nuestra historia reciente, después del inefable Andrés Pastrana-.

Desvergonzado, fallido, fétido, insoportable, irresponsable, nominal subpresidente -para el olvido-, ícono de la corrupción, prototipo del incapaz, inepto, inexperto, cuyos aquelarres políticos, crisis económicas, fracasos, Inconducta misional, inveterados escándalos, son dizque herencia del envidiado, satanizado predecesor.

Acérrimo enemigo del ‘CAMBIO POR LA VIDA’, impronta que refulge en el frontispicio de ¡Colombia Humana!, sagrado templo del polifacético GUSTAVO PETRO, quien anunció que: asumidas las riendas del Estado, “solicitará a la ONU la conformación de una comisión judicial independiente, como la presidida en Guatemala por Iván Velásquez, para que investigue, emblemáticos casos de corrupción (Odebrecht, Reficar, etcétera), crímenes de lesa humanidad -los engavetados, impunes-, en que el mayor sindicado alega una inexistente persecución política.”

Cierre de campaña de PETRO en Barranquilla

Manera de cicatrizar las heridas de los precitados crímenes; de recuperar la confianza en la justicia -en tela de juicio-; la legitimidad de las fuerzas armadas, mancilladas en su honor, por el hediondo alzafuelles, en connivencia -a consciencia- con el apasionado, omnipresente, susodicho prontuariado; pedante ideólogo del cómplice, indigno prisionero; gratuito apologista, su desvelado gendarme, defensor a ultranza.

Sumiso operador de la tóxica guerra sucia impetrada contra jueces, críticos, opositores, tildados indistintamente de subversivos, inspirada, impelida, estimulada, justificada, premiada a conciencia -según confesión a la JEP de generales y personal subalterno-  por su autor. Germen de impunidad, desconfianza hacia la institucionalidad, con cargo al esquizofrénico, fascista, fundamentalismo uribista -en vías de extinción-, empeñado en prorrogar con FICO, el mismo totalitario libreto, metodología, derrotero: hambre, miseria, odio, rencor.

Universo político derechista, en el que el centro no existe, coexiste el mercantilismo de izquierda (socialismo), el de derecha y la economía de mercado. Sistema que rechaza los mercantilismos, que usan el poder que poseen, para distorsionar el mercado. Los de derecha, el que le da su dinero, el de izquierda (socialistas) el que les da el control de la economía del Estado.

Repaso -que no ha menester- de arqueología histórica, dado que el propósito, es evidenciar el malestar de la agobiada, atónita, enardecida, indignada, lapidada población-, que no aguanta prolongar en cuerpo ajeno, el aburrido, anárquico, despreciable, embustero contumaz, tramposo Gobierno -cuesta abajo- que hace agua, con otro improvisado, insoportable, empírico ventrílocuo –MÁS DE LO MISMO-, triunfo de la mediocridad con efectos telúricos, devastadores.

Mercenario con similar catadura moral del abyecto subpresidente DUQUE, que paradójicamente se proclama paladín contra la corrupción, mientras los secuaces se roban -literalmente- el país.

Sin temor a equivocarme, PETRO -sinónimo de CAMBIO-, es el mejor preparado para ser PRESIDENTE.

Bogotá, D.C., 29 de mayo de 2022

http://articulosmarioariasgomez.blogspot.com.co/30

Compártelo:
Imagen por defecto
mario arias gómez

Abogado, periodista y escritor


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.