‘Vox populi, vox Dei’

Compártelo:

‘Vox populi, vox Dei’

“La voz del pueblo es la voz de Dios”, aforismo que los monocromáticos, delirantes, tozudos uribistas yuxtaponen al antidemocrático, Intimidante paradigma: ´con cara gano yo, con sello pierde usted´. Modo de pensar ex cátedra de esta logia: “El que no está de parte mía, contra mí está.” (Mat. 12:30); acostumbrada a jugar con dados cargados que a pesar de considerase imbatible, sufrió impensada, incuestionada, inesperada derrota.

Cantado descalabro electoral, vistos los indicadores, resultas del censurado, mañoso, ruinoso desgobierno ejercitado por el caricaturesco subpresidente, que por fin concluye en 41 días su mandato -para el olvido-, dando comienzo al esperanzado período constitucional (2022-2026), regido por la curtida, exaltada, experta, nueva tripulación conducida por GUSTAVO PETRO y FRANCIA MÁRQUEZ, por soberana voluntad de 11’292.758 de connacionales.

Marcadores que patentizan el grado de deterioro del país que traspasan: Desempleo, 11,2 % (Dane, abril/2022; juvenil 21,3 %; Informalidad laboral, 44,7 %. Población desafiliada del Sistema de pensiones, 43,2 %; de Salud, 7 %. Aumento del gasto: FFMM; Policía 3,4 % del PIB (41,9 billones) el más alto de Latinoamérica. Deuda externa, US$172.790 millones, 48,8 % del PIB (Ban-República 2022, récord histórico).

Devaluación del peso respecto al dólar 43,5 % (récord). Aumento de la Pobreza: monetaria 39,3 %; extrema 12,2 %; Desigualdad Gini 12,2 %, (Dane 2022). Puesto 39 entre 100 -percepción de la corrupción-; 327 casos por $18 billones (Transparencia Internacional­-2021). Masacres: 231 con 877 víctimas (2020-2022). Balance presentado internacionalmente, autocalificado tramposamente -sin rubor-, con bombos y platillos, como inigualable por el arrinconado, bastardo títere. Catastrófica, impresentable gestión del ‘Prosaico hazmerreir –único- de nuestra historia republicana’.  

Maniobrada, repugnante, titubeante tarea del precitado don nadie, sin clase, un ser inferior, sin importancia; un cero a la izquierda cuya patológica, demostrada incapacidad, ineptitud, apatía, desidia, imprevisión; negligencia, insufrible carreta, destrozaron, estropearon el aparato productivo del país; descuadernaron la nación, tomada -por asalto- por una avara, inequitativa, inhumana, insaciable, privilegiada, voraz élite.

Gratificada por el arribista de marras, con jugosas exenciones, prebendas, sinecuras, en busca de recíprocas congratulaciones, en desmedro, menoscabo del pueblo, sin un mínimo vital; causa del déficit fiscal, endeudamiento, estancamiento, incertidumbre nacional; del consecuente, masivo empobrecimiento de la gente; las abismales, acentuadas diferencias entre ricos y pobres; la aniquilación, ruina de la expoliada clase media que perdió el poco o mucho patrimonio acumulado en años de privaciones.

Resulta razonable entonces el merecido castigo infligido al Gobierno y secuaces, avivado por las alzas -imparables- que tienen pasando hambre a millones de compatriotas, fundamento -histórico- de la sublevación del soberano, del corte de cabezas que terminaron en un cesto; de la caída del Imperio Romano. La falta de pan contribuyó a que fueran guillotinados: Luis XVI -rey de Francia-, María Antonieta -su cónyuge- y su descendencia. En medio de la hambruna zarista, el ejército (rojo) bolchevique, reclutó a miles de hambrientos, luego de asegurarles el pan diario.

El CAMBIO que acaba de abrirse paso -duélale a quien le duela- llegó para quedarse, no con PETRO, que rotundamente niega tal posibilidad, sino con un cuadro distinto, sin las dolosas jugaditas urdidas por el indecoroso, maloso, pérfido encantador de serpientes, centro de la gansteril política de los ‘tres huevitos’ y de la ‘celestial’ seguridad democrática, ejecutada por su incondicional tirabeques -ignorante supino-, el cuasi bachiller Macías.

Mucho menos con las malolientes dádivas con las que se comprió -sin reparar en el costo- el polémico articulito fraguado por el mediático, controvertido lobista, Fabio Echeverri, que por 17 años estuvo al frente de la ANDI, palmoteándole el hombro al tiranuelo de turno -tras algún quid pro quo-.

Pregunto -a propósito- al protocolar, ermitaño director del subordinado conservatismo, inseparable socio del prontuariado emperador del Ubérrimo, caro, decepcionante, obcecado OYA, amigo que resultó más papista que el papa, quien olvidó el añoso, pragmático copernicano giro pasado, equivalente al que ahora aceptó a PETRO -sin reatos-, el derrotado ‘innombrable’, so pretexto del ‘Acuerdo Nacional’ que busca “puntos convergentes para la Patria común”. Gesto políticamente correcto.

Bogotá, D.C., 26 de junio de 2022

Aloe vera.

Alea Jacta Est. Apostilla: Al  devoto, enfermo, quemado rebaño de paisanos, del hegemónico uribismo, los que, igual al entusado, ‘no hay disco que les sirva, les recomiendo algunos remedios caseros de la abuela: Aceite de Oliva, Agua fresca, Compresas frías, Miel, Ungüentos -Bacitracin, Neosporin-, Vinagre de manzana. Cebolla, Patata; Pepino, Aloe vera (Planta para la chamusquina). Tomar analgésicos. Evitar el sol, ponerse Hielo, Clara de huevo, Mantequilla, Pasta dental. No reventar -ni p’uel putas- las ampollas.

Me asocio al beneplácito por la acertada designación de ÁLVARO LEYVA, como nuevo canciller.

http://articulosmarioariasgomez.blogspot.com.co/30

Compártelo:
Imagen por defecto
mario arias gómez

Abogado, periodista y escritor


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.