Carta pública a los Estudiantes: “Su único deber es ser los Mejores Académicamente”

Estudiantes protestan en Bogotá contra el Gpbierno/ Foto Colprensa

 

Por DR. JAIME ANDRÉS VELASCO MUÑOZ*

Desde hace un poco menos de un mes miles de estudiantes, profesores, administrativos y directivos de las Universidades Públicas del país están en cese de actividades en defensa de la Universidad Pública y yo me pregunto la están defendiendo o están contribuyendo a su deterioro?

Vemos en las marchas eufóricas personas protestando por la mala calidad de la educación superior, educación que le permite a muchas personas de estrato 1, 2 y 3 lograr un ascenso social, mejorar las condiciones de vida y tener acceso a mayores beneficios como ciudadanos. Y es que todo estudiante de la Universidad Pública debe ser consciente de la responsabilidad que tiene frente al compromiso de ser educado gracias al aporte de los impuestos de muchas personas que también de manera responsable pagamos al gobierno. Entonces porque no responder a este compromiso desde las aulas? Por qué unos pocos prefieren un paro de actividades para aglutinarse en carpas y de manera degradante estar en condiciones poco dignas, en lugar de presentarse como es debido a sus clases a cumplir con su único deber SER LOS MEJORES ACADÉMICAMENTE.

Los invito a que luchen siendo los mejores, elevando con su capacidad de estudio los indicadores de las instituciones de educación superior que defienden, a vincularse con los semilleros de investigación y promover con creatividad grandes ideas que contribuyan al mejor estar de una sociedad, a hacer de la disciplina, la rectitud y el respeto su capucha contra la desigualdad.

Un paro injustificado y patrocinado por unos pocos está perjudicando a miles de familias de profesores que viven de su salario y a los cuales por no estar prestando servicios no se les paga. Están perjudicando el patrimonio público deteriorandolo con pinturas alusivas a la revolución, estigmatizando a miles de personas que nos educamos en la Universidad Pública como revolucionarios, capuchos, vándalos, mamertos y tira piedras. Están perjudicando a familias que con esfuerzo envían a estudiar a sus hijos a instituciones públicas de educación superior.

Por qué no analizan y ven que el problema es más estructural, por que no se analiza que mientras existan decretos como el 1279 de 2002 se está desangrando a Universidad a pública a través de salarios honerosos (incluso superior al de congresistas) de unos pocos profesores, que ante esta crisis guardan un prudente y conveniente silencio, muchos incluso en sus casas o en “vacaciones adelantadas” en sus casas de playa. Por qué no se analiza que algunos profesores son más bien mercantiles de la educación y pasan de tener comisiones de estudio de 3, 4 o 5 años pagadas por el Estado a ocupar cargos administrativos donde además reciben primas técnicas. Por qué no se evidencian los productos de años sabáticos de muchos profesores de mala calidad y que a su vez después de haber estado 1 año recibiendo salario completo para producir conocimiento también lo utilizan para ascender en el escalafón. Por qué no se dan cuenta de la nómina paralela que hay en las instituciones de educación superior que lleva al pago indiscriminado de Ops para realizar actividades que los funcionarios de planta no quieren cumplir. Por que no se revisa el ausentismo laboral de aquellos “recomendados” que se encuentran en cargos administrativos, así como las incapacidades de funcionarios perezosos que no gustan del trabajo.

La ciudadanía, los miles de estudiantes indiferentes que desde sus casas esperamos que unos cuantos irreverentes decidan por todos, deberíamos parar pero en contra de estos estudiantes, profesores y administrativos irresponsables que desperdician los recursos públicos, que perjudican el normal funcionamiento de las instituciones, el comercio y las ciudades. Revisemos sus currículos académicos y evidenciemos que en muchos casos son los peores estudiantes, algunos incluso consumidores, infiltrados políticos y expertos manipuladores de masas.

Incentivemos a los líderes, pero a los líderes de conocimiento, de excelencia académica, dejemos de compartir por redes imágenes de la lucha violenta y publiquemos la lucha positiva de estudiantes, profesores y administrativos que dignifican el quehacer de la educación pública a partir de sus aportes y no a través de actos vándalicos y demagogia populista que con lleva a pérdida de tiempo y por consiguiente a seguir el desangre de las instituciones públicas que cada vez exigen mayores recursos para su funcionamiento.

Y yo me pregunto a caso no todos tenemos la culpa de ello? Tu que estas haciendo por qué esto cambie? Desde el campamento donde en este momento estas pasado del guayabo de la rasca de anoche? Eso es luchar por la U pública. No eso es contribuir con el desangre de lo que con tanta vehemencia defiendes.

Dejemos la indiferencia y luchemos pero no en las calles sino en las aulas demostrando que los Estudiantes y Profesores merecemos el honor de ser Orgullo de la Educación Pública.

La invitación es a que desde la aulas hagamos la revolución pero de conocimiento y posicionemos a las u públicas en las mejores del país y porque no de talla mundial.

*PROFESOR DURANTE AÑOS DE DERECHO PENAL EN LA UNIVERSIDAD DEL CAUCA Y ACTUALMENTE MAGISTRADO DEL TRIBUNAL EN BOGOTÁ.

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario