¡Despierta Colombia!


 
mario arias gómez

¡Despierta Colombia!

Por: mario arias gómez.

S

 

acudido por el fatídico momento que vive Colombia, sumado al irresistible sentimiento de culpa que me embarga por la decepcionante, errática ayuda prestada a la consagración del Presidente, que fatal, impensadamente se convirtió en un Quinto jinete del apocalipsis, que personifica a los cuatro caballeros restantes: Caballo blanco, bermejo, negro y amarillo, que según la exégesis representan y son alegorías de la conquista de la gloria, la guerra, el hambre, la muerte.

Parafraseando la leyenda: Duque como el ‘blanco’ ofreció: “Salud, vida eterna”, espantar el “clamor, dolor, lamento, el sufrimiento, la victoria”. (Revelación 21:4 – 6:1, 2). Con el rojo’ (la muerte), hizo trizas la paz, llegaron: la violencia; los ‘falsos positivos’, las víctimas inocentes. Con el ‘negro’, el hambre, la escasez padecida por millones de compatriotas en la Costa Pacífica, Guajira, Chocó, etcétera. Con el ‘amarillo’ trajo la epidemia. Personificados por el desgobierno que tiene en llamas la nación.

Desbarajuste, quiebra que, aceleradas por la imprevista emergencia sanitaria, la padecen, primeramente, el vejado, sacrificado cuerpo médico que con salarios de miseria, la enfrentan sin material biomédico de seguridad, insumos clínicos, mientras el insensible Presidente, priorizó la compra suntuaria de 23 camionetas, por $9.000 millones, para su esquema de protección, que hubieran servido para atender un sinnúmero de familias hambrientas; dotar incontables hospitales que no tienen cómo atender el COVID-19.

Despilfarro al que agregó -como cereza del pastel- $3.350 millones, en favor de la aportante de 330 millones para la campaña del No al plebiscito, que sacó a votar “verraco” al electorado. Umbrosa, Du Brands, que manejó $15.000 millones de la campaña (2018) del improvisado, descalificado mandatario, donde Emanuel Echeverri, hijo de Luigi -mano derecha del Gobierno, sucesor del cuestionado ‘señor del articulito de la reelección del innombrable’-, se encarga de (limpiar la vagabundería, insuflar aire artificial) la “definición e implementación de la estrategia de posicionar online al agónico Presidente“.

Importe sustraído del desmantelado ‘Fondo -con destinación específica- de Programas Especiales para la Paz’, dedicado a …financiar programas encaminados a fomentar la reincorporación a la vida civil de grupos alzados en armas’. Es perogrullesco afirmar que un buen Gobierno se posiciona solo.

Lo que requiere maquillaje -como el caso en comento- es el mal gobierno, causa de la reprobación, mala imagen. En enero/2020 le fueron adjudicados $1.500 millones, sustraídos del mismo desplumado ‘Fondo’; ‘caja menor’ del autista, paquidérmico Presidente. Los gastos por asesorías de imagen contratados a dedo, sin licitación, mediante selección abreviada, sobrepasan los $8.000 millones.

Desviación, favoritismo, silencio cómplice, pasados por alto por el entrañable, ciego Fiscal de bolsillo que, si escarbara la sombría ‘Caja de Pandora’ -Presidencia, min-Salud, min-Comercio, Alcaldía capital, Fontur ($9.000 millones -organización de eventos-), Fidu-previsora ($5.300 millones), Unidad para las Víctimas ($4.435 millones), otro, agosto/2018.; (totalizan desde el 2018, $27.000 millones- se llevaría más de una sorpresa.

Afortunadamente hoy (13-05-1963), Fernando Carrillo, en su 57avo cumpleaños, solicitó explicación al Director del Fondo de Programas Especiales para la Paz -a través de la delegada para la vigilancia preventiva de la Función Pública- sobre “las razones de oportunidad y necesidad que fundamentaron el contrato’’; “el análisis para decidir que la firma, Du Brand, era el mejor proveedor para diseñar la estrategia para posicionar la imagen del presidente”; “la justificación para suscribir el contrato en momentos en que el país atraviesa la emergencia sanitaria” “el análisis que hizo del artículo 10 de la Ley 1474/2011, cuando estructuró y suscribió el contrato (FP-290-2020) de prestación de servicios’’.

Malversación encumbrada -con grandes salvas- por los infaltables adulones, mientras el 75 % de los encolerizados colombianos -con necesidades biológicas insatisfechas- observan que cada día se acrecientan los problemas. Inhumano comportamiento del fofo ‘estadista’ -cosificado charlatán vendedor de humo- que no se olvidará fácilmente, motivo de la inocultable fractura social, acentuada con las tumultuosas movilizaciones de protesta, que concluirán, inevitablemente, con la justificada exigencia a Duque para que se vaya al carajo, con sus infantiles globitos arco-iris, exhibicionismo plañidero.

Farfolla seudoacadémica, sin una idea original, acción concreta que, con azucaradas, ininteligibles fruslerías, pretende confinar la cólera, sobrepuesta a la realidad. Refritas letanías amplificadas -ad infinitum- por hipnotizados, cándidos vasallos, que intentan desfigurar la historia, la verdad. Estribillos ‘craneados’ por el caricaturesco Goebbels del régimen, cuyo talento de inspector de inodoros, rellena el maloliente, insufrible, costoso programa, con el que importuna -en cadena nacional- la audiencia, con prefabricados eslóganes: ‘Estoy viendo la luz al final de túnel’. ‘Superaremos el bíblico diluvio’.

‘Gobiernito en que todos los gatos son pardos y todos los tontos asesores’.

13/05/2020

http://articulosmarioariasgomez.blogspot.com.co/30

 

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario