El NO será un nuevo movimiento en Colombia


 

Hoy más que nunca debemos dar gracias a Dios. Se vivió una jornada democrática el 2 de octubre de 2106, con una participación significativa frente a lo que es la tradicional votación en Colombia cuando no hay elecciones presidenciales.

El Brexit colombiano como será recordada también esta votación, demuestra que en la unión y en el esfuerzo, sin recursos públicos para hacer una campaña equilibrada, se logró la meta. No se le dio aprobación y menos apoyo al Acuerdo de la Habana.

El pueblo se ha pronunciado y el Gobierno al respetar el resultado, debe acatarlo.

Creo sinceramente que además de la unión y oración que movieron el trabajo del NO, fue de importancia y relevancia trascendental el anuncio del señor fiscal Néstor Humberto Martínez, quien por fortuna llegó a ese cargo una persona que sabe de la importancia del orden y respeto por la ley la Constitución.

De todas formas quiérase o no, hoy con el plebiscito del 2016, ya conocido el resultado, se dará un giro importante en el futuro del país. Estoy seguro en que esa trascendental decisión confirma el sentir unánime de los colombianos por la Paz. Todos sin excepción la queremos y llegaremos a ella renegociando el Acuerdo. Se impone una obligada Constituyente que se debe conformar.

Santos al reconocer la victoria del NO demuestra que respeta la decisión del pueblo y su discurso confirma que se buscarán puntos de encuentro y unidad. Bienvenida esa postura.

A los que siempre defendimos el NO nada de revanchismo, humildad en el triunfo.

Quienes profesamos y anhelamos una Colombia mejor, con justicia expedita, no politizada, con gran respeto por la autoridad, oportunidad y libertad en todas sus expresiones, sabemos que debemos trabajar siempre por el bienestar de la Patria. Tenemos una gran tarea por delante y esto apenas es su comienzo.

El NO será un nuevo movimiento en Colombia. Conocidos viejos y curtidos líderes le apoyaron pero debe también aglutinar nuevos y fuertes líderes que garanticen la supervivencia de la democracia y desde luego, un país con igualdad comprobada de oportunidades no sólo de palabras por ella.

Todos sin excepción somos enemigos de la guerra y no la queremos más en nuestro territorio. Nuestras FFMM velarán por respetar esta decisión. Esa mayoría que hoy respalda con su voto el NO, es también un reconocimiento a su entrega y defensa a una de nuestras grandes instituciones más queridas y con gran credibilidad en los colombianos. Esto apenas comienza.

Bernardo Henao habla sobre Alejandro Ordóñez

Por Bernardo Henao Jaramillo

Abogado e investigador

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario