El Paro y la Peste China

Compártelo:

Por: Ariel Peña.

El peso especifico del paro  nacional, que se inicio el 28 de abril, se concentró en los bloqueos, el vandalismo y el terrorismo, impulsado por pequeños grupos adoctrinados en el resentimiento y el odio, especialmente por el marxismo; sin  haberse observado grandes movilizaciones como ocurría en otras ocasiones, a lo que hay que agregar la destrucción de la infraestructura perjudicando a la ciudadanía pobre, pero se sabe que dentro de la practica comunista el sufrimiento de las personas importa un comino; sin pasar por alto que el Covid-19 o peste china ha incrementado las desgracias de la población  colombiana y,  pareciera  que todavía los llamados grandes medios de comunicación que inciden en la opinión pública, no se han enterado de esa situación.

Teniendo como dato curioso, que si en el paro se estaba protestando en contra de las injusticias, una de las peores injusticias que se ha cometido en contra de la humanidad y de  Colombia en particular es el de la pandemia,  originada y propagado en el planeta por  culpa del el partido comunista chino;  entonces así como fueron derribadas estatuas y quemados monumentos por los vándalos,  prácticamente con la complacencia de gobiernos locales, no se vieron las  quemas de banderas de China, ni  de   las efigies de Mao Zedong o de  Xi Jiping actual gobernante chino, lo que demuestra los criterios selectivos del marxismo leninismo para realizar sus actos vandálicos, que están focalizados solamente en  contra de símbolos que no son de los afectos de la secta comunista.

Bien es sabido que en el país existen desigualdades sociales, lo que genera pobreza, pero con la llegada de la peste china, las dificultades han aumentado enormemente, y  esa situación nunca fue  contemplada por los principales dirigentes del paro que promovieron la protesta, en donde se encontraba desde luego la gruperia comunista que fue la que manipuló desde un comienzo el paro, ante la laxitud de los dirigentes democráticos, que todavía viven acomplejados ideológica y políticamente frente a las fabulas marxistas de la lucha de clases y del materialismo histórico.

Los daños del paro para las gentes del común han sido grandes, en lo económico, la salubridad, lo social y lo moral, de modo que hay que fortalecer los valores democráticos para confrontar a las logias  totalitarias que pretenden con sus acciones llevarnos  a una dictadura, por ello desde ya, hay que establecer responsabilidades por el caos que generaron los terroristas narcocomunistas con  el paro; así pues  en las elecciones del 2022, los temas fundamentales para defender la libertad, deben de ser el de  la denuncia al responsable de la peste china, por  sus efectos catastróficos que ha tenido para Colombia y  también el paro que  fue orientado por  los enemigos de la democracia, incrementando las aflicciones de la población.

Se creía que el propósito del paro, era buscar negociar con el gobierno el Pliego de Emergencia que se le presentó hace un año, con una hoja de ruta bien definida, pero las fuerzas extremistas se  impusieron de forma aventurera, buscando la insurrección en primer lugar, o en su defecto impulsar el proyecto político electoral de las fuerzas totalitarias   denominadas alternativas, como claramente lo han dado a conocer, de ahí que se les debe salir al paso, denunciando las pretensiones infames  del comunismo para esclavizar a las masas, si llegan al poder en el 2022.

Conociendo que  los  partidos y movimientos alternativos que estaban detrás del paro, pertenecen a la internacional comunista del foro de Sao Paulo,  y que para las próximas elecciones pretenden quedarse con el poder político en el país, para no seguir engañando  a la ciudadania deberían aclarar esa postura de militantes en  semejante engendro, dado que se tienen que dilucidar las ambigüedades, pues frente al  totalitarismo no pueden  existir excusas de ninguna especie, en razón de que se debe medir con el mismo rasero la membrecía que internacionalmente tengan los partidos políticos.

Ya que nos imaginamos, lo  que pasaría  en Colombia si  un partido de lo que llaman derecha con  un importante responsabilidad política, perteneciera a una internacional neonazi,  ¿Cómo serian los alaridos de la mamerteria? de la misma forma sabiendo que  tanto el nazismo, igual al fascismo y al  comunismo tienen  su matriz en las tesis hegelianas, siendo los tres totalitarios, lo lógico es que se condene la presencia de los partidos  de la denominada izquierda en el foro de Sao Paulo, que con diferentes atuendos ocultan su catadura comunista, para engrupir a las personas ingenuas, que no comprenden lo que se esconde detrás de ese  discurso miserabilista.

Hay que  insistir   que  en las elecciones del 2022, abran dos temas gruesos en  el debate, los cuales ya  enunciamos anteriormente,  siendo el de  Covid-19 o peste china, por las  consecuencias que le trajo a la nación aumentando la pobreza y la catástrofe sanitaria con  las muertes y los  contagios, y  el otro tema es el de los efectos del paro que ha traído tristeza, destrucción y más miseria, sin que los éxitos efímeros de la protesta con  el retiro de la Reforma Tributaria, el no tramite al proyecto de  Ley de la Salud y  la caída del ministro de  hacienda, pudieran  compensar los males que se le ocasionaron a la población por la pérdida de empleos producto de la quiebra de pequeñas y medianas empresas;  de suerte que  los demócratas le deben enrostrar  a los candidatos del totalitarismo su  desprecio por el pueblo, en vista de que solo  quieren utilizarlo para satisfacer sus nefastos objetivos comunistas.

Compártelo:
Imagen por defecto
Ariel Peña
Columnista, Escritor. Presidente de la federación Sindical UTRECOL


Deja un comentario