Compártelo:

Por Óscar Ricardo Colorado.

Los resultados electores en Ecuador, con el triunfo de Guillermo Lasso Mendoza, representan la tenacidad y unión de un pueblo, no se trataba solo de vencer a Correa, gamonal de Arauz, sino de frenar el avance del narco populismo, opción política que solo deja a su paso miseria y violencia: gano la democracia, perdió la criminalidad.

La importancia geoestratégica de este triunfo para Colombia ya se empieza a sentir, el progresismo criollo está que arde; Gustavo Bolívar perdió su viaje, su frustración e ira se hizo tan evidente que llamo traidor al candidato Yaku Pérez, quien en un gesto democrático entendió que no podía darle su apoyo al esbirro de Correa, titiritero refugiado en Bélgica quien huye de la justicia,  financiado por el terrorista Raúl Reyes, a quien en contraprestación tenia viviendo dentro de su territorio como canciller del narcotráfico.

Los 586 kilómetros de frontera con el Ecuador han sido utilizados por todo tipo de grupos al margen de la ley para trasportar, distribuir y comercializar drogas, insumos, armas y municiones. Su mayor exponente  las FARC, quienes con su Bloque sur asolaron esta área y  la convirtieron   en su centro de operaciones, es más llegaron a crear lo que denominaron un interferente, estructura que fungía de enlace con todo tipo de organizaciones criminales y se  desplazaba por un corredor de movilidad que unía los departamentos del Huila, Meta, Caquetá y el Putumayo con el país vecino, trasladando secuestrados, droga, oro y otros minerales  preciosos , delinquiendo desde el 2.007 hasta el 2.017 amparados por el socialismo del siglo XXI, el mismo que destruyo Venezuela, asola Nicaragua y despedaza la Argentina.

El “supuesto traidor” Pérez y el pueblo ecuatoriano entendieron, que de ganar Arauz, volvería la brisa Bolivariana, cargada de: corrupción, populismo y venganza, sumiéndolos en un caos sin precedentes, los computadores de Uriel y Reyes NO MIENTEN, dejaron al descubierto las directas relaciones de la izquierda suramericana con grupos narcoterroristas, los mismos que invirtieron millones de dólares en esta campaña, comprando periodistas, encuestadores y seudo intelectuales que daban por hecho el retorno de Correa en cuerpo ajeno.

El Presidente Lasso con su programa de Gobierno, afianzará las relaciones bilaterales y fortalecerá la seguridad y defensa fronteriza, arrinconando el narcotráfico y combatiendo la criminalidad, aspecto que afecta los intereses del Pacto Histórico que promueve Petro, conformado por exguerrilleros, camaleones políticos, las FARC, la nueva marquetalia, seudo intelectuales y ONG´S de izquierda , los mismos que en este momento estarán planeando reunión de urgencia para salvar el barco a través de sendas partidas que empalaguen periodistas corruptos, de ahí se deriva la frustración de Bolívar, en su condición de mensajero del averno, quien se quedó alborotado y vestido, él sabe a ciencia cierta que las posibilidades de éxito de este pacto, dependían en gran manera de sitiar a Colombia hacia el sur con un gobierno progresista afín al narcoterrorismo.

“Amigos ecuatorianos, ESTAMOS EN DEUDA, gracias, en el 2.022 les devolvemos el favor.”

POSDATA 43: “Señor Presidente, el famoso pacto histórico, promovido por progresistas, no es otra cosa que un contubernio entre delincuentes, el Presidente Lasso no derroto solo a Arauz, derroto a Correa, Maduro, Evo, Cristina, López Obrador, Lula, Ortega, Santos, Samper, fieles representantes del miserable comunismo y escuderos del siniestro Petro, esta batalla se ganó, pero la Guerra sigue viva, favor no flaquear y no olvide, nadie se sube sobre una espalda que no se dobla.”

CR (r) OSCAR RICARDO COLORADO BARRIGA

Oscarco16@yahoo.es

Twitter: @ricacoloradodo

Compártelo:
Imagen por defecto
Oscar Ricardo Colorado Barriga
Coronel ®, Analista y columnista


Deja un comentario