La onda sonora de la corrupción


 

Por Olegario Ortega Otero.

Esta pandemia es global, América Latina no ha sido la excepción, ha tumbado presidentes, tiene en compás de espera una larga lista y en máxima alerta a la región. Aquellos países que los consideraban modelos ejemplarizantes, están en el escarnio público, con sus economías en bancarrota, sus instituciones al límite, me refiero, Brasil argentina, Venezuela, el populismo y la revolución del siglo XXI empezó hacer sus efectos, dejar sus frutos.

En Colombia la corrupción se hace costumbre, la sociedad impávida se escandaliza, el Gobierno la institucionaliza. Contra el peor de nuestros males desgracias, resistencia civil ya!. En diferentes foros donde humildemente he participado, he sostenido que el principal problema, de Colombia es político, la principal amenaza, obstáculo, desafío, para ejercer, la falta de corrupción.

Recordando la creación del universo, las sagradas escrituras, Jesucristo dijo “hágase la luz y la luz fue hecha” por los lados del trópico bananero, de reinados, carnavales, nóbeles para no quedarnos rezagados nos inventamos una universal, no tan sagrada, no santa “hecha la ley hecha la trampa”.

Al grano, es una verdad de Perogrullo, Colombia es una nación subdesarrollada, aquí está la esencia del asunto en cuestión, el gobierno en representación del estado centralista, la clase política al clientelismo, excepto oposición y una minúscula minoría, la letal aparición de dineros públicos privados, en campañas políticas., sin control, con la anuencia de los gobiernos de turno, la parentela la regional y el consabido amiguismo (roscograma) conforma una estructura poderosa, peligrosa, e impenetrable. (Saga) esta pandemia psicosiquiatrica, cleptómana, con diagnóstico reservado, se ha posicionado en todos los estamentos, dejando a su paso, desolación, miseria, muerte, enterrando para siempre los sueños, la suerte de millones de colombianos, donde la disciplina, el talento, jamás tendrán espacio.

Agravada con dos ingredientes vergonzantes, unos la han utilizado para hacerse elegir, acceder al poder, otros para sostenerse, perpetuarse en él; sin el amor, respeto, la confianza de la voluntad popular, el elector primario.

Mientras el ejecutivo, el legislativo, el judicial, van y vienen sin que nadie los ronde, en el pasado quedó el respeto, la fuerza moral, el orgullo patrio que las enaltecía, alimentando un caldo de cultivo para incentivar, el narcoterrorismo, las bandas criminales, la delincuencia común.

Colombianos, el estamento dejó de ser lo que corresponde, ejemplarizante!!
Nuestras sagradas funciones, no las deleguemos, sin espabilar, como crisoles, faros, paladines de los más admirados valores, como somos la infinita mayoría trabajadores honrados!

Ante la incompetencia del gobierno, la sociedad, civil tiene que adentrarse, lluvia de ideas, imaginación, objetivos priorizantes, educar, para no tolerar, socializar, la pedagogía oficial de la prédica de la transparencia, rendición de cuentas, participación ciudadana, es la falsa treta para oficializarla.

Él prontuario criminal de hallazgos por lo que los organismos de control asciende 1.6 billones del (P.I.B.). Los depredadores de nuestros recursos no son colombianos, judicialización, extradición, cárcel, inhabilidad de por vida.

Señor fiscal general de la nación Néstor Humberto Martínez, usted la tiene clara, Proceda!!

La corrupción no se mide ni se cuantifica solamente. Por los desfalcos, desgreño al erario, también desde el establecimiento cuando se elimina al que compite democráticamente. Tres candidatos presidenciales, tres casos excepcionales, tres coincidencias- LUIS ALFREDO RAMOS absuelto corte suprema de justicia sala penal, ANDRÉS FELIPE ARIAS con asilo político, los tribunales de norte América le devuelven la fe, la confianza en la justicia, ÓSCAR IVÁN ZULUAGA, la joya de la corona, después de vencer en primera vuelta, en la segunda le armaron la de Troya, filtraron un hacker, de quien provino el encargo! A quien favorecía! el país exige justicia, verdad, no mas impunidad, no mas falsos carteles de testigos.

La celeridad meridiana, selectividad, coloca una piedra en el camino, un manto de duda, al libre ejercicio constitucional para ejercer la oposición. En los detalles es donde está el diablo “la trampa” no hay garantías!.

Al ejercicio de la política en Colombia le corresponde oxigenarse, hacer un giro de 360º, la educación, emprendimiento, innovación, disciplina, valores, la fé, nó están reflejadas en quienes le perdimos la confianza, por sus actos, conductas, por estar en el día nacional; la lupa, la huella, el polígrafo, pocos la resisten. Claro está, hay excepciones! como en la viña del señor, honrados, disciplinados, cumplidores de la palabra empeñada, pero es una dramática minoría; de seguir así, como mafias, se pelearán el control, la supremacía del poder eliminándose entre sí.

Hacer justicia a molde y anillo de las farc, vincularlas a la institucionalidad sin antes indemnizar, sin pagar tributo por narcotráfico, secuestro, extorsión, tuerce la voluntad del acuerdo, de ser así quedarán signadas para siempre como corruptas, desleales, deshonestas.

Mea culpa; llego la hora de devolverle a la patria, la cultura ciudadana, civismo patriotismo, dignidad, si es posible por su defensa la vida, como también nuestra maltratada democracia.

Amados hermanos, compatriotas, no nos conformemos en visualizar a “Colombia como una nación grande”. Más nacionalismo!!! Hagamos de Colombia una gran nación. “Es preferible morir de pie, que vivir eternamente arrodillado”: Martin Luter King.

Posdata: – El ataque sistemático, sin cuartel, al señor presidente, Álvaro Uribe Vélez, su familia, al Centro Democrático, no tiene antecedentes en la historia reciente.

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario