¡Los hermanos del Libertador! I 

Compártelo:

¡Los hermanos del Libertador!

(Primera parte)

Nac&Pop | CARABOBO LA VICTORIA DE SIMON BOLÍVARSorprende la mudez de los bolivarianos, historiadores y la gran prensa, ante el bicentenario  de la Batalla de Carabobo, cumplido el pasado jueves 24 de junio, clave en el proceso de independencia de la otrora encomiada, saudita, sobresaliente Venezuela, cuna del Libertador, ensombrecida, oscurecida patria hermana, sin ánimo ni fuerzas para entonar nuevamente el himno:

‘Gloria al bravo pueblo / que el yugo lanzó, / la ley respetando, / la virtud y honor…. ¡Abajo cadenas! / gritaba el señor, / y el pobre en su choza / libertad pidió. / A este santo nombre / tembló de pavor / el vil egoísmo… Gritemos con brío: / ¡Muera la opresión! / Compatriotas fieles, / la fuerza es la unión; / y desde el Empíreo / el Supremo Autor / un sublime aliento / al pueblo infundió.

Batalla de Carabobo (1821) - Wikipedia, la enciclopedia libre
CARABOBO LA VICTORIA DE SIMON BOLÍVAR

Abatido, acribillado, agotado, cabizbajo, esclavizado, exhausto, humillado, oprimido, rendido, saqueado, subyugado país por un sátrapa, títere del ‘Cartel de los Soles’, abandonado a su suerte por las apáticas, inconmovibles fuerzas democráticas del mundo, desentendidas del dantesco infierno urgido de reverdecer una nueva gesta libertaria que le recate de la oquedad en la que la sumió el socialismo Siglo XXI. Bicentenaria gesta que continuó con la liberación de Caracas el 29 de junio y el resto del territorio, tras la expulsión -definitiva- de las tropas españolas.

Vicente Bolívar y Ponte Andrade.

Barrunto, como homenaje de este humilde ex cónsul en esa rica tierra que tan pródigamente lo acogió, esta memoria (dividida en tres entregas) en la que intento rastrear a los ninguneados hermanos del Libertador, de los que nada o poco se conoce, especialmente de la fascinante relación, entre el héroe y su primogénita hermana, María Antonia, totalmente ausente en la historia del ilustre militar y político.

Familia descendiente del matrimonio mantuano (denominación referida al blanco criollo, miembro de la aristocracia local), conformado por don Vicente Bolívar y Ponte Andrade, nacido en la población, La Victoria, el 15 de octubre de 1726. Marqués de San Luis, activo propulsor de la independencia desde 1782 cuando, en compañía de Martín Tovar y el Marqués de Mijares, escribió a Miranda una carta pidiéndole que viniera a salvar a sus paisanos de la tiranía española. En marzo de 1743, a sus 16 años, luchó como voluntario en las fuerzas del gobernador Gabriel de Zuloaga que defendió el Puerto de La Guaira del ataque de la flota inglesa, del almirante Charles Knowles, en el marco de la Guerra de la oreja de Jenkins (1739–1748). Paterfamilias que fallece en Caracas, el 19 de enero de 1786.

María de la Concepción Palacios y Blanco.

El 1ro. de diciembre de 1777, contrajo matrimonio con María de la Concepción Palacios y Blanco, descendiente de un rey de España y también de uno de los fundadores de Caracas, quien heredó una cuantiosa fortuna. A los 15 años se casó con Juan Vicente que tenía 47 (abriles). Mujer de gran sensibilidad artística, tocaba el arpa. Murió en 1792 cuando su hijo menor, Simón, tenía 9 años.

Fueron cinco los hijos: En su orden: María Antonia (1777), Juana María (1779), Juan Vicente (1781), Simón José Antonio de la Santísima Trinidad y María del Carmen (1783). Posteriormente nace María del Carmen que no logra sobrevivir.

Aparece un medio hermano, Juan Agustín Bolívar, nacido antes de la formalización de la unión Bolívar-Palacio, hijo natural nacido en la provincia de Caracas y residenciado en Maracaibo, casado con doña Ana María Chacín, hija de don Juan Ubaldo Chacín y doña María Paula Mijares, ´maracuchos’, enlace efectuado el 22 de noviembre de 1772.

De la voluntad testamentaria de don Juan Vicente, entresaco literalmente la parte pertinente: «Yo, Don Juan Vicente de Bolívar, coronel del batallón de Milicias de Blancos Voluntarios de los Valles de Aragua, ‘Comandante’ por su Majestad de la Compañía de Volantes del río Yaracuy. Mando que Doña María de la Concepción Palacios y Blanco, mi mujer, tome de mis bienes cuatrocientos pesos, para que con ellos cumpla lo que le tengo comunicado, en descargo de mi conciencia. A AGUSTIN Bolívar, se le den doscientos pesos por una vez, de que le hago donación«.

Juan Agustín, al conocer el deceso de don Juan Vicente, se traslada a Caracas, donde no le es reconocida su filiación, por lo que tiene que valerse de testigos para que dieran fe de su aseveración; a tal fin le escribe al capitán general, planteando su situación: «… Para efectos que me convengan, necesito hacer cierta información sobre mi filiación y demás que conduzca para constar ser hijo natural del señor coronel Don Juan Vicente Bolívar, ya difunto, a cuyo efecto vengo a suplicar a la justificación de vuestra Señoría, se sirva admitirme los testigos que presentaré, los que bajo juramento declaren… CONTINÚA

Bogotá, D.C., 30 de junio de 2021

http://articulosmarioariasgomez.blogspot.com.co/30

Compártelo:
Imagen por defecto
mario arias gómez
Abogado, periodista y escritor


Deja un comentario