Nueva Tragedia


 

Nuevamente la Fuerza Pública está de luto por el fallecimiento de cuatro tripulantes del helicóptero Black Hawk EJC 2148 accidentado con diferencia de un año en la misma zona y en similares circunstancias que el Black Hawk EJC 2160, en el que perecieron también sus cuatro ocupantes.

En aquella oportunidad la prensa gobiernista estuvo presta a señalar como posible causa del accidente condiciones climáticas adversas y en esta, fallas mecánicas del helicóptero.

Ahora, el un helicóptero UH-60 matrícula EJC 2160, que se encontraba realizando operaciones militares, se cayó en el municipio de Mesetas, en el Meta, al parecer debido al mal tiempo y la nave se enredó en unos árboles. Murieron: El Mayor Luis Carrero Llanos, el Capitán Jhony Patiño Ballesteros, el Cabo Primero Mauricio Gómez Vélez y el Sargento Segundo Leonardo Polo Monje.

Aunque estas causas no son descartables, la confiabilidad y alta tecnología de los aparatos siniestrados, lo mismo que la versión de testigos de una explosión en el aire; nos hacen pensar más bien en la probabilidad de que ambos accidentes se debieron a la intervención de manos criminales, especialmente cuando ocurrieron en una zona de reconocida presencia guerrillera con sofisticado armamento.

Al igual que con el Tucano y con el helicóptero de Anorí, el Gobierno hará esfuerzos para ocultar la verdad de lo sucedido pues bien sabe que a estas alturas de los diálogos, la gente no aguantaría otra impune bellaquería de los bandidos.

Como en las investigaciones oficiales nadie cree y un Black Hawk no se viene a tierra tan fácilmente, esperamos que los sobrevivientes no se dejen comprar y/o amordazar para que nos cuenten la verdad de la tragedia: el país tiene derecho a saberla.

Capitan Alfonso Fierro

Por Capitán Juan Alfonso Fierro

Presidente Asociación de Veteranos Fuerza Pública ANALVET

 

 

 

 

 

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario