¡Sí! La Corrupción toca todo en Cartagena

Jorge Sierra
Jorge Sierra Cabarcas

 

Por Jorge Sierra Cabarcas.

Sicólogo

Cartagena

La verdad me parece muy triste todo lo que se está evidenciando en la Alcaldía de Cartagena  con respecto a los manejos que se le han dado a los recursos públicos, que al fin y al cabo SON NUESTROS RECURSOS, así los que trabajaban en esa administración crean que eso es una empresa privada, NO LO ES. Laboran en el sector público, con el principio de servir. Ser político debe basarse en el servicio a los demás y con la remuneración que eso significa, si te alcanza bien y si no te sirve el sueldo, no lo seas…

Recuerdo un amigo al que le he aprendido algunas cosas, él trabajaba en un puesto directivo en una compañía importante de la ciudad y de un día para otro renunció y me pareció muy extraño, tenía buen salario, viajaba, estabilidad, etc, etc.. Cuando le pregunté al respecto me dio varios argumentos, pero la verdad hubo solo uno que me quedó sonando, me dijo “compa la verdad yo soy quien consigue los negocios para la empresa y mientras yo me mato todos los días cumpliendo un horario etc etc, me gano un salario fijo y los intermediarios de los negocios se llevan mucho más en las comisiones, así que prefiero estar ahora en esta posición y no en la otra”. Nunca me volvió a decir nada, pero para mi ese era el mejor de los argumentos y no le pregunte nunca más sobre el tema. Esa es la decisión que deben tomar quienes trabajan en el sector público o hacen su labor (con los ingresos que eso representa) o mejor que se dediquen a conseguir negocios (gestionarlos) y así pueden facturar lo que se les de la gana. Pero para mal de nuestro sistema estas dos cosas hoy día están unidas y el que se gana su salario dentro una de las entidades, responde a otros intereses (obvios de la corrupción) y a su lucro personal, llenos de avaricia superiores a los que ofrece su entidad.

Aunque en realidad la mayoría de las denuncias planteada responden a cosas administrativas que al fin y al cabo van a tener una justificación dentro de este perverso sistema, si creo también que hay casos que son súper graves y seguramente tendrán implicaciones penales, pero siendo sincero, no creo que la mayoría de estas cosas llegue a ningún lado, todo esto pasará… En unos días o meses, todas estas denuncias quedarán en el olvido, todas nos dirán que se están investigando y así todo se irá diluyendo. Sin embargo, el ejercicio de hacer las cosas públicas, es el primer paso para ir generando conciencia de la necesidad de un cambio en nuestro sistema, en la forma de contratar, en la forma de ganarse la vida las personas. Entender que un cargo público es una posición al servicio de la comunidad no para enriquecerse.

Y lo peor de todo esto, es que de alguna manera todos, TODOS somos culpables. Hemos alcahueteado a esta clase política tradicional y no solo a las personas, sino a sus formas. Todos caen en el mismo círculo,  no solo los políticos, también personajes de cualquier otro gremio, por ejemplo, periodistas, que llegan al poder y parece que se les cambiara el chip.  Para no ir lejos, nombran secretario de algo a algún conocido y como por arte de magia te deja de contestar el celular “porque pasa ocupado”, según el o ella… Hemos sido alcahueta, cuando vamos y compartimos en las fincas de personajes que sus salarios en entidades no son superiores al nuestro y tienen vidas de traquetos, cuando vemos sus camionetas lujosas, cuando vemos eso y no decimos nada, cuando cambian de estilo de vida de un día para otro siendo los nuevos ricos…

Sabemos que un salario en el sector público no es tan bueno, pero es lo que hay. Es lo mismo que podría decir un policía, pero no por eso se tiene que volver corrupto. NO critico aquellos que desde su empresa privada crean riquezas, con sus ideas, sus innovaciones, su esfuerzo, etc etc… pero eso es otro rollo, critico aquellos que han llegado al sector público a enriquecerse o mantener las riquezas de sus familias. Así no funciona y ojalá este primer paso nos lleve en ese camino.

Que se cree una cultura de transparencia, de contratación justa, de IGUALDAD. Nunca he podido trabajar en el sector público porque las veces que he tenido la oportunidad iba rodeado de algún favor político y eso lesiona mis principios y hasta mi dignidad… Pero saben algo, todos tenemos derecho a postularnos para trabajar con el Distrito de Cartagena, con la Gobernación de Bolívar o con lo que sea: esas entidades nos pertenecen a todos los ciudadanos. Todos tenemos derecho a postular nuestras empresas, fundaciones, servicios etc etc. para contratar con el Estado, eso no es un privilegio de unos cuantos, es un derecho de TODOS.

Creo que este Alcalde William Dau le falta mucho de gerencia y gestión administrativa,  quizás hoy, con pandemia incluida, lo veo fuera de lugar pero creo que al fin y al cabo está sembrando una semilla que todos debemos procurar que crezca  y es que CAMBIE ESTA CULTURA TAN PODRIDA DE CORRUPCIÓN EN NUESTRAS ENTIDADES…

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario