El Coronavirus No Es Nuevo

El Coronavirus invade el mundo, ahora le llegó el turno Italia. Foto: news.upday.com

 
Eduardo Padilla Hernández.

Abogado.  Presidente Asored Nacional de Veedurías.

Desde hace muchas décadas en los empaques de detergentes que se comercializan en los Estados Unidos, hay impreso un aviso que dice textualmente: “Este producto combate el Coronavirus”.

Si el Coronavirus es relativamente viejo, ¿entonces por qué hasta ahora ha causado alarma mundial? He aquí la explicación que hoy doy a través del portal La Otra Cara:

- Publicidad -

Esto de que los detergentes combaten el Coronavirus parece ser cierto, pues el 24 de junio de 2019 Telediario publicó una nota donde informa que en una investigación, realizada por estudiantes del Instituto de Tecnología de Nueva York, descubrieron unos virus (los fagos) en los estropajos o esponjas de cocina que matan a las súper bacterias, resistentes a los antibióticos, entre los que se cuenta el Coronavirus.

Ahora la pregunta es: Si con un simple detergente se logra eliminar el Coronavirus, entonces, ¿por qué en lugar de eliminarlo han permitido que ese virus genere una pandemia mundial?

Sucede que ese virus era inofensivo hasta hace poco tiempo. Pero un grupo de científicos de la universidad de Wuhan, china, estaba realizando pruebas de laboratorio con el Coronavirus, y el resultado se les salió de las manos, pues quizás sin querer hacerlo, lo convirtieron en un virus mutante y escapó del laboratorio en el centro de investigación de virus patógeno ubicado en Wuhan, China, según explicó a la agencia Efe, el 31 de enero de 2020, el microbiólogo Francisco Martínez Mojica. El científico de la universidad española Alicante, varias veces favorito a los Premios Nobel, añadió que quizás ese laboratorio no reunía todos los requisitos de seguridad.

¿QUÉ ES?

Los Coronavirus son una familia de virus que se descubrió en la década de los 60, pero cuyo origen es todavía desconocido.

¿POR QUÉ SE LLAMA CORONAVIRUS?

El Coronavirus debe su nombre al aspecto que presenta, ya que es muy parecido a una corona o un halo.

¿CÓMO SE TRANSMITE?

Ciertos animales, como los murciélagos y los camellos, entre otros, actúan como reservorios. El contagio se produce generalmente por vía respiratoria, a través de las gotitas respiratorias que las personas producen cuando tosen, estornudan o al hablar.

¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS?

Provoca distintas enfermedades, desde un resfriado hasta un síndrome respiratorio grave (una forma grave de neumonía).

En general, los síntomas principales de las infecciones por Coronavirus suelen ser:
• Secreción y goteo nasal.
• Tos.
• Fatiga.
• Dolor de garganta y de cabeza.
• Fiebre.
• Escalofríos y malestar general.

PREVENCIÓN

Hasta la fecha no se dispone de vacuna alguna ni de tratamiento específico para combatir la infección por Coronavirus. Mantener una higiene básica es la forma más eficaz de evitar contraer este virus en los lugares en los que existe un mayor riesgo de transmisión, fundamentalmente las zonas del planeta en las que se han registrado casos. Es conveniente lavarse las manos con frecuencia y evitar el contacto con personas ya infectadas, protegiendo especialmente ojos, nariz y boca. A quienes puedan estar en contacto con posibles afectados se les aconseja el uso de mascarillas y usar pañuelos para cubrirse la nariz y la boca cuando se tose o se estornuda.

DIAGNÓSTICO

Para determinar si el malestar que sufre un paciente proviene de un simple resfriado o de un Coronavirus el médico puede realizar un cultivo de nariz y garganta, o incluso un análisis de sangre. En casos de sospecha de Coronavirus se suele realizar una tomografía de tórax para determinar los síntomas de neumonía, así como otros análisis de coagulación de sangre, un análisis bioquímico y un conteo sanguíneo.

TRATAMIENTOS

No existe una vacuna contra el Coronavirus humano que causa resfriado, pero los casos más leves pueden superarse siguiendo los mismos pasos que un catarro común. Esto no requiere intervención médica y simplemente con lavarse las manos de forma frecuente, guardar reposo y beber líquidos de forma abundante los síntomas desaparecerán a los pocos días. También se pueden tomar analgésicos como ibuprofeno o paracetamol para aliviar dolores de garganta o fiebre.

En casos de Coronavirus SRAS, MERS CoV y COVID-19, suele ser conveniente el ingreso hospitalario. Se administran antivirales, dosis altas de esteroides para reducir la inflamación pulmonar y un soporte respiratorio con oxígeno; en ocasiones puede precisar antibióticos, pero solo en caso de que existan infecciones bacterianas sobrevenidas, es decir, sobre infección.

OTRO PUNTO DE VISTA

Quise tener una perspectiva diferente a la científica y con este propósito abordé al profesor Guillermo Villalobos, diplomado en Educación Religiosa Escolar de la Universidad Pontificia Bolivariana, quien, en el marco de su visión espiritual acerca de la pandemia generada por el Coronavirus, indicó que en el libro histórico de Marcos, capítulo 13, versos del 6 al 8, dice: “Y oiréis de guerras y rumores de guerras; mirad que no os turbéis, porque es necesario que todo esto acontezca; pero aún no es el fin. Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá pestes, y hambres, y terremotos en diferentes lugares. Y todo esto será principio de dolores”.

Según estos versículos, hace más de dos mil años que Jesús profetizó la guerra biológica entre diversos países, enfatizó Villalobos.

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario