Estados Unidos sigue en su línea dura contra las Farc por caso Náder

Kevin Whitaker

 

La liberación del guerrillero de las Farc, Julio Enrique Lemon Moreno, alias “Nader”, un hombre experto en secuestros, que en el pasado plagió a un ciudadano estadounidense, despertó la ira del Gobierno de Estados Unidos, que con su Embajador en Colombia, Kevin Whitaker, hizo un duro cuestionamiento a la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia por haber ordenado la libertad de este subversivo.

“Nader” está pedido en extradición  por una corte de EE.UU. por el secuestro de un estadounidense, ante lo cual Whitaker lamentó en una carta que el alto tribunal colombiano no tuviera en cuenta su oscuro expediente para negarle la libertad.

Su delito contra los Estados Unidos

“Nader” participó en el secuestro del ciudadano cubano-estadounidense Cecilio Juan Padrón, de 66 años, el cual fue ejecutado el 4 de abril del 2008, por la delincuencia organizada y un comando armado de las Farc, que incursionaron en el sector Costa del Este, de Ciudad de Panamá, donde estaba el empresario del sector inmobiliario, quien iba a supervisar la construcción de un edificio en el exclusivo sector de la capital panameña.

La propia Fiscalía de Panamá reveló en la investigación que tres policías locales activos habían sido parte del grupo criminal que plagió a Padrón y cuando fueron detenidos confesaron que habían ‘vendido’ el empresario a las Farc, por dos millones de dólares. Padrón estuvo 10 meses secuestrado y su familia pagó por la liberación una cifra que nunca se conoció y “Nader” fue su carcelero.

La captura que causó polémica
Recordemos que “Nader”, integrante del Frente 58 de las Farc, siempre estuvo libre en Colombia y se acogió al proceso de paz con el Gobierno Nacional. Sin embargo, fue capturado en febrero de 2017 cuando salió sin permiso de una las Zonas Veredales Transitorias o de Concentración, ubicada en el Alto Sinú (Córdoba), con destino a Medellín, según él, para realizarse unos chequeos médicos, con el fin de tratarse una hepatitis que padece. En la capital antioqueña, el guerrillero, fortuitamente, fue requerido por las autoridades locales que revisaron sus documentos y descubrieron que tenía orden de captura con solicitud de extradición a USA, por lo cual lo enviaron a Bogotá fuertemente escoltado, donde quedó a órdenes de la Corte Suprema.

Los jefes de las Farc, rápidamente entraron en escena, y presionaron al Presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, con el argumento de que ese era un acto que iba en contra de la paz y el Mandatario, que siempre ha mostrado su debilidad en ese caso, de inmediato accedió a presionar la libertad de “Nader” para que no se le enrareciera el proyecto bandera de su administración. El Jefe de Estado tiene el mandato, por ley, de liberar o confirmar la extradición de cualquier ciudadano colombiano, su decisión es la última palabra en esta materia en el país, por encima de la Corte.

Iván Márquez, uno de los líderes de las Farc, aseguró en su cuenta de Twitter que “es un saboteo al Acuerdo de Paz el traslado a Bogotá con fines de extradición de Nader, guerrillero enfermo capturado por la policía”.

 “Al violar el literal h del punto 6.1.9 del Acuerdo, en el caso Nader, lo que hacen es llenar de desconfianza a la guerrilla… “Nader padece hepatitis B. En lugar de capturarlo y judicializarlo debieran brindarle asistencia médica”, afirmó Márquez.

El principal argumento de la Corte para dejar libre a “Nader” consistió en que este se acogió a la Justicia Especial para la Paz. El Alto Tribunal colombiano explicó que el Acto Legislativo 01 del 2017 determinó que no se podrá “conceder la extradición, ni tomar medidas de aseguramiento con fines de extradición por hechos o conductas objeto de la JEP, ocasionados durante el conflicto o con ocasión de este, trátese de delitos amnistiables o de delitos no amnistiables”.

Estados Unidos seguirá detrás de “Nader”

Luego de esta liberación de “Nader”, El Embajador Whitaker manifestó que la Corte Suprema  “no consideró la gravedad del caso de secuestro de un ciudadano norteamericano, este fue un delito despiadado e inhumano contra una víctima”.

El diplomático norteamericano aseguró en su carta: “el acusado en este caso es una persona extremadamente peligrosa, acusado de un acto sumamente violento y criminal… llama poderosamente la atención de nuestro Gobierno, que la orden de esta Corte no consideró dichos factores”.

“La decisión de la Corte es inconsistente con el proceso de paz y por ello pudiese debilitar la credibilidad de los procedimientos especiales judiciales asociados con dicho acuerdo. Estoy profundamente preocupado que esta decisión es inconsistente con los fines de justicia”, agreó Whitaker.

Finalmente, el Embajador estadounidense sentenció que el gobierno de su Presidente Donald Trump, “continuará persiguiendo este caso para asegurar que todos los mecanismos legales que tenemos sean aplicados, con el objetivo de asegurarnos que Lemos enfrente la justicia en Estados Unidos por los graves delitos por los cuales está acusado”.

Sin embargo, el Embajador Whitaker se equivocó al enviarle su carta de reclamo a la Corte Suprema, pues debió habérsela mandado era al propio Presidente Santos, a quien las Farc presionaron para liberar a “Nader” y quien en últimas intermedió ante el Alto Tribunal para que soltara a este guerrillero acusado de secuestro.

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario