Colombia inundado de Aftosa… ¿Cuál es la responsabilidad de MinAgricultura?

0
1043
FEDEGÁN culpa al Gobierno de esta grave crisis para el agro colombiano. Le dice al Ministro Iragorri que actúe con cabeza fría para poder dar solución al problema, que calificó como “una tragedia para los ganaderos”.

Hace tiempo, la Federación de Ganaderos de Colombia (FEDEGÁN) informaba que nuestro país le había ganado la batalla a la Fiebre Aftosa finalmente en el 2009. Sopresivamente el Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) declaró la emergencia sanitaria en toda la Nación por esta efermedad.

Ahora, José Félix Lafaurie Rivera, presidente de FEDEGÁN, culpa al Ministro de Agricultura, Aurelio Iragorri, de la propagación de la aftosa en todo el territorio nacional, al no utilizar las herramientas necesarias para prevenir el virus.

Lafaurie le dijo a MinAgricultura que actúe con cabeza fría para poder dar solución a este gran problema que calificó como “una tragedia para los ganaderos”.

El dirigente gremial también explicó que el contrabando del vacuno no es excusa, porque “contrabando de ganado desde Venezuela siempre ha existido”.

Según Fedegán, la declaratoria de la emergencia sanitaria lo que se busca es hacer en un breve lapso lo que no hizo el Gobierno en su debido tiempo.

Hasta hoy van más de 500 animales sacrificados y serán muchos más; más 200 millones de dólares perdidos en exportaciones y serán muchos más y, lo peor, todo el hato nacional amenazado.

De acuerdo con Lafaurie, el Ministro Irragorri es gran responsable de esta emergencia cuando quiso acabar con FEDEGÁN (al desarmarlo económicamente) por órden del Gobierno porque no le gustaban sus planteamentios sobre la paz con las Farc.

¿Quién responde?

Lafaurie señaló que la Fiebre Aftosa vuelve a amenazar a la ganadería después de su erradicación en 2009, gracias a un Programa Nacional operado entre 1997 y 2015 por el Fondo Nacional del Ganado administrado por FEDEGÁN, conjuntamente con el Ministerio de Agricultura y el ICA, hasta que el gobierno del Presidente Juan Manuel Santos la desbarató abruptamente en diciembre de 2015. Ver columna de Lafaurie en nuestro portal.

Advierte que ese nuevo estatus se convierte para la ganadería colombiana en una barrera paraarancelaria al comercio internacional de carne y leche, del cual están excluidos los “países aftosos”, sin contar con su impacto en la productividad de esta actividad productiva.

Para el presidente de FEDEGÁN, cuando el Gobierno le entregó esa función al ICA se relajaron los controles, se corrompió el sistema y al amparo del desorden crecieron el abigeato y el contrabando. Pero lo más grave es que se improvisó.

Con esto el país perdió 8 años de continuidad sin la ocurrencia de brotes de aftosa en el territorio nacional, y con ellos cualquier avance en los procesos de admisibilidad a Estados Unidos y la Unión Europea, y la certificación de país libre con vacunación que era un verdadero patrimonio de la ganadería.

Mientras tanto -afirma Lafaurie- el gobierno intenta “feriar” el manejo de los fondos parafiscales, entre un grupo de proponentes que no tienen experticia en el tema pero que le celebran todo.

Emergencia sanitaria por un año
La emergencia sanitaria del ICA es para todo el territorio nacional por un término de un (1) año, contado a partir de la fecha, por la presencia de la enfermedad de fiebre aftosa tipo “O” en el municipio de Tame, Arauca.
Se oficializó a través de la resolución 7889 de junio de 2017.
Durante este tiempo, según el Gobierno, se podrán aplicar las siguientes medidas sanitarias:
– Declaración de cuarentena de cualquier zona que se encuentre afectada por la presencia de la enfermedad, las cuales podrán ser ampliadas según los resultados de laboratorio y evolución de la investigación epidemiológica que se adelante, hasta cuando el ICA compruebe que han desaparecido las causas que generaron esta medida.
– Sacrificio y disposición final de los animales positivos a la enfermedad y animales que hayan tenido contacto con los enfermos, según criterio técnico del ICA.
– Restricción a la movilización de bovinos, bufalinos, porcinos, caprinos, otras especies de rumiantes susceptibles a la enfermedad, productos y materiales de riesgo para la difusión de la fiebre aftosa, dentro, desde, y hacia aquellas zonas del país que se encuentren afectadas por la presencia de la enfermedad.
………………………………………………………….

Respecto a dicha emergencia sanitaria, FEDEGÁN afirma que el ICA no habla nada sobre trazabilidad, ni de guías de movilización ni de las zonas de alta vigilancia. En un año se acabará con todo lo construido en 20 años y los logros alcanzados en la búsqueda y consolidación de mercados externos.

“No se necesita ser experto financiero para deducir las grandes pérdidas que tendrán los ganaderos, ni que decir del retroceso de la actividad, porque sus impactos van mucho, pero mucho más allá de un año”, puntuliza Lafaurie.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here