La Gasolina del Conflicto

0
187

El país ha iniciado un proceso de postconflicto en medio de una gran polarización política, pero uno de los factores que mas pueden afectar la posibilidad real de llegar a un verdadero fin del conflicto es la proliferación de de los cultivos ilícitos, ya que fomentan que se reproduzcan o presenten nuevas manifestaciones de violencia, puesto que la droga es la gasolina que enciende  la hoguera de la guerra.

Desde la caída del muro de Berlín y por ende la desintegración de la Unión Soviética, las guerrillas de izquierda en estas latitudes quedaron sin fuentes de financiación, tan solo las colombianas gracias al negocio del trafico de drogas encontraron una inmejorable posibilidad de sufragar sus estructuras:

Iniciaron cobrando por cuidar los cultivos, después implementaron el denominado impuesto de gramaje que no es mas que un porcentaje recaudado por la droga ya procesada lista para ser comercializada, pero finalmente terminaran los frentes guerrilleros ubicados en las zonas de mayor presencia de cultivos ilícitos haciendo parte integral en todas la cadena, es decir terminaron involucrados en la producción, procesamiento y hasta comercialización de la droga para poder percibir mayores ganancias.

Lo que convirtió a estos frentes en los mayores generadores de ingresos para la organización y a sus jefes en narcotraficantes, situación que se convierte en la mayor dificultad para reincorporarlos a una sociedad que no les podrá ofrecer las condiciones económicas a la que están acostumbrados; por lo tanto veremos que las mayores deserciones al proceso de paz se van a presentarse en estas zonas, igualmente otros actores ilegales intentaran copar estos espacios y hacerse al negocio.

Pero lo mas grave es que en medio de un desescalamiento del conflicto armado sucedió un escalamiento en el área sembrada de cultivos ilícitos, lo que profundizo una economía ilegal en las zonas que se esperaba iban a ser recuperadas por la institucionalidad después del acuerdo.

Se ha dicho históricamente que la propiedad de la tierra ha sido el mayor generador de violencia en Colombia, la verdad es que fue el factor principal en el inicio del conflicto guerrillero y que aun persiste una altísima desigualdad en la distribución de ella, pero en las ultimas tres décadas el principal factor generador de violencia en nuestro país es la droga, pese a que se llego a un acuerdo con la principal organización criminal en Colombia las FARC, igualmente es cierto que coincidencialmente o no  su principal fuente de financiación se extendió mientras se acordaba el fin del conflicto, lo que acarrea consecuencias nefastas para poder realmente alcanzar una paz sostenible y duradera.

Por Carlos Patricio Eastman Barona.

Compartir
Artículo anteriorLos futuros líderes
Artículo siguienteFuegos artificiales para tapar cochinadas
La Otra Cara es una revista de periodismo independiente cuyo objetivo es investigar, denunciar e informar de manera equitativa, analítica, con pruebas, y en primicia, toda clase de temas ocultos de interés nacional.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here