El extraño negocio de $119 mil millones que la Registraduría quiere entregar a un único proponente

La Registraduría
La Registraduría

 

En medio de la crisis económica que vive el país tras la llegada del COVID- 19, la Registraduría Nacional del Estado Civil, en cabeza de Alexander Vega, sospechosamente se empeña en adjudicar el contrato más grande de la entidad, en estos tiempos, sin licitación pública y, lo que es peor, a un único proponente.

Se trata del proceso de selección abreviada “de menor cuantía” No. 03 de 2020, el cual  busca adquirir los bienes y servicios necesarios para la organización y realización del proceso electoral de los consejos Municipales, Locales y Distritales de juventud” por un monto nada despreciable de $119.692.700.398.

El gran problema surgió porque la Registraduría, a toda costa, quiere entregar ese gigantesco monto bajo la modalidad de selección abreviada, alegando la seguridad nacional. Es decir, sin hacer la licitación que ordena la ley por la enorme cantidad de recursos públicos que están en juego.

Por eso, varias compañías interesadas en la citada contratación, entre ellas, la firma LinkTic, hicieron algunas observaciones sobre la cuestionada contratación en la Registraduria Nacional.

Los empresarios le han pedido de manera abierta y muy respetuosa que se lea con lupa lo que está publicado en el (SECOP 2) para realizar las contrataciones que se adelantan en la mencionada entidad estatal.

Esta petición es conocida por los entes de control, supervisión y vigilancia, como Procuraduría o Contraloría, a quienes se les ha enviado copia vía electrónica de las observaciones del SECOP 2.

Parte de la comunicación de LinkTic, que está en el SECOP2.

Como parte interesada en el proceso, la compañía LinkTic realizó sus respectivas argumentaciones o descargos  ante el SECOP2, en las cuales se advierte de muchas violanciones al regimen de contratación pública en este caso.

“Invitamos a la opinión pública y al país en general a revisar las observaciones que se han venido realizado en el SECOP 2, las cuales también son de conocimiento de los Entes de Control Supervisión y Vigilancia, y pueden ser consultadas por cualquier ciudadano” advirtió el representante legal de la compañía a través de un comunicado de prensa.

“Finalmente, es de señalar que todas las anotaciones se han hecho en procura de garantizar pluralidad de oferentes, por ello se invita a los empresarios interesados y a las escuelas de derecho estudiarlas con el fin de evitar que se generen antecedentes jurídicos en la contratación pública que sin lugar a dudas podrían afectar la libre competencia”, dice LinkTic.

La Registraduría renunció a una convocatoria abierta, por lo que la mayoría de los competidores formaron una unión temporal (único proponente) para ganarse el negocio. LinkTic se opone a participar en ese grupo y alega para que se realice la licitación pública.

La entidad estatal tampoco ha realizado la respectiva publicidad en los medios, invitando a la convocatoria, como lo ordena la ley.

Se dice en los corrillos políticos que en el negocio habría una gran contratación de personal o supernumerarios para atender ese proceso electoral, lo cual sería la puerta de entrada a poderosos dirigentes, quienes al parecer mediante este mecanismo tendrían participación burocrática.

Entre las observaciones de los oferentes también se resalta que la cifra del contrato es demasiado alta porque solo se habla de unos 15 mil puestos de votación en esas elecciones para Concejos.

Nuestro portal intentó hablar al señor Registrador Vega para conocer sus opiniones, pero fue imposible contactarlo.

En todo caso, en los pasillos de la Registraduría sostienen que este enorme contrato, supuestamente, ya estaría designado a dedo y nada lo podría detener, al menos que los organismos de control actúen como lo ordenan las leyes de Colombia.

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario