Los vínculos de corrupción entre exFiscal Díaz y Yolima Rangel en el Cartel de Down

Yolima Rangel también es muy cercana al diario El Meridiano, y por eso, sus temas de corrupción nunca salen publicados en ese medio local.

 
El ExFiscal Daniel Díaz y la Gerente Regional de la Contraloría en Córdoba, presuntamente, fueron comprados para no adelantar investigación contra la IPS Crecer y Sonreir, de Yolima Yangel,  en el caso del Cartel del Down en ese departamento.

Especial de la U. Investigativa de cafenoticias.co

Lo que era un secreto a voces en el departamento de Córdoba, comenzó a revelarse a raíz de las declaraciones del abogado Luis Leonardo Pinilla Gómez, hoy preso en una cárcel de Estados Unidos, a donde fue extraditado con su cómplice el exDirector de la Unidad Nacional Anticorrupción de la Fiscalía, Luis Gustavo Moreno.

El jurista Pinilla Gómez, también conocido con el sobrenombre de “Porcino”, en las grabaciones hechas por la DEA de sus conversaciones con el exgobernador de Córdoba, Alejandro Lyons Muskus, y dentro del proceso de colaboración con la justicia, dio a conocer el entramado de la corrupción que iba desde el favorecimiento de amigos del Gobernador Edwin Besaile Fayad y su hermano el exsenador Musa Besaile, hasta el pago del Fiscal 78 de la Unidad Anticorrupción, Daniel Fernando Díaz Torres, a quien el pasado lunes 16 de julio de 2018 el Ente Acusador le impueso una nueva medida de aseguramiento  por haber recibido dineros de la Representante Legal de una IPS involucrada en el Cartel del Síndrome de Down.

- Publicidad -
El Exfiscal Díaz (de rojo) en audiencia.

Aunque el nombre de la IPS involucrada no fue revelado, la Unidad Investigativa de cafenoticias.co, pudo establecer que se trata de la IPS Crecer y Sonreir, cuya representante legal es la exasesora de la Gobernación de Córdoba, Yolima Del Carmen Rangel Yánez, amiga cercana de la casa Besaile Fayad, a quien le pagaron terapias por el Cartel del Síndrome de Down con el agravante de que fueron facturadas con precios diferentes durante los años 2014, 2015 y 2016.

A Crecer y Sonreír para el año 2014, le pagaron durante el mes de noviembre $865’080.000 por terapias prestadas a 243 pacientes, lo que representa un valor por paciente de $3’560.000. Para el 2015, le pagaron $695’935.500 por la atención de 348 pacientes durante los meses de noviembre y diciembre, a razón de $999.907,33 por paciente; y para el 2016, le pagaron por los meses de enero, febrero y marzo $822’502.400, a razón de $535.483,33 por paciente.

Ver aquí pagos realizados por la Gobernación a la IPS Crecer y Sonreír

Pero, al parecer, también hasta la Gerencia Regional en Córdoba de la CGR, habrían llegado los sobornos para que no se investigue fiscalmente a la IPS Crecer y Sonreír, pues nunca se ha pronunciado sobre estos presuntos irregulares pagos con diferentes valores ni se le ha abierto proceso de responsabilidad fiscal, por el contrario han desviado la investigación hacia otras IPS, haciendo incurrir en error al Contralor General, Edgardo Maya Villazón, quien ya fue denunciado ante el Fiscal General de la Nación por el abogado y asesor jurídico de Funtierra Rehabilitación IPS, Eduardo Padilla Hernández y el litigante Víctor Velásquez Reyes, por los delitos de Concierto Para Delinquir, Prevaricato por Acción y Omisión y Fraude Procesal entre otros delitos.  El jurista también denunció a la Gerente Regional de la CGR en Córdoba, Alba Posada Lerech, por insinuaciones indecorosas por interpuesta persona para archivar la investigación contra Funtierra.

El caso de Panavital S. A.

Yolima Rangel Yánez, además es socia de Panavital S.A., una sociedad constituida en 2014, en la Notaría Décima del Circuito de Panamá, cuyo objeto también es la atención a niños con Síndrome de Down mediante supuestas terapias de neurodesarrollo, en la cual aparecen como fundadores la misma Rangel; Adalberto Carrascal, excoordinador médico de la Secretaría de Salud de Córdoba; como vicepresidente Samy Spath, ex secretario jurídico del Gobernador Lyons, prófugo de la justicia quien aportó 200 millones de pesos de los $600 millones que Lyons Muskus le entregó en su residencia al exsenador Musa Besaile para el pago a Gustavo Moreno con el fin de que se frenara una orden de captura en su contra por el proceso de la parapolítica.   Tanto Carrascal como Spath Storino están vinculados al Cartel de la Hemofilia.

Tomado de cafenoticias.co

Decimos lo que otros callan
Cargando...