Joaquín Gómez habría ordenado ajusticiar a mujer disidente de las Farc


 

Joaquín Gómez uno de los jefes de las FARC

La Otra Cara retoma esta nota de la periodista Salud Hernández publicada en el diario elmundo.es de España por considerarla de interés para el público colombiano. 

¿Las FARC matan a sus disidentes?

 “No fue combate sino un asesinato”, dijo en entrevista telefónica un familiar de uno de los fallecidos.

Combates entre Frentes de las FARC o asesinato de dos guerrilleros ordenado por el Secretariado de dicha banda terrorista. La verdad sobre el grave incidente, ocurrido el 11 de enero de 2017  en el departamento del Caquetá, al sur del país, es lo que tendrá que determinar el ‘Mecanismo tripartito’, integrado por ONU, FARC y Gobierno, creado para resolver cualquier delito tras sellar el proceso de paz.

En un principio lo que se conoció fue que ocho disidentes del Frente 14 se enfrentaron con un nutrido grupo de la columna móvil Teólfilo Forero, ambos pertenecientes a la estructura de las FARC, en la finca de un señor llamado Pacho Chico, en la vereda Tailandia del municipio de San Vicente del Caguán. Como resultado del presunto combate, murieron dos guerrilleros.

El alcalde de dicha localidad le confirmó a ELMUNDO.ES que unos labriegos de la región fueron los que dieron la noticia porque escucharon explosiones y disparos y supieron de los muertos, pero que no conocía más detalles.

Horas después, este periódico habló con un familiar de uno de los dos fallecidos, quien desmintió esos hechos. “No fue combate sino un asesinato”, dijo en entrevista telefónica. Explicó que se trataba de una mujer con varios años en las FARC y que la mataron a sangre fría por orden de Joaquín Gómez para taparle la boca. Según contó, ella había manifestado su intención de contar todas las verdades que había conocido en sus años en la organización subversiva y el citado miembro del Secretariado quería evitarlo. Para encubrir las verdaderas intenciones, habrían simulado un combate que nunca existió.

“El mismo Presidente de la Junta de Acción Comunal y otros de la Junta se dieron cuenta de lo que ha pasado. Ahí llegaron masacrando, había cinco o seis dándole bala a todo. Nada de combates”, dijo esa fuente que pidió reserva del nombre. Agregó que la familia estaba molesta con la ONU porque hoy jueves aún nadie había levantado los cadáveres.

Este periódico conoce otro caso en el que el Secretariado dio luz verde al asesinato de un civil a manos de la Teófilo Forero en mayo del 2016, y en noviembre pasado ya el mecanismo tripartito comprobó que en Tumaco, departamento de Nariño, al oeste de Colombia, las FARC mataron a dos disidentes.

Por Salud Hernández

Tomado de elmundo.es

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario