La cuarentena ha contribuido al saneamiento de la capa de ozono y a mejorar calidad del aire y las aguas

Las medidas para evitar el COVID-19, han disminuido la emisión de gases contaminantes en países como China e Italia, según imágenes satelitales liberadas por la NASA y la Agencia Espacial Europea.

 
mario arias gómez
“N
o hay mal que por bien no venga’. El freno de la actividad económica por la cuarentena del coronavirus -casi mundial- ha contribuido al saneamiento de la capa de ozono y a la mejora de la calidad del aire y de las aguas.
Las medidas para evitar el COVID-19, han disminuido la emisión de gases contaminantes en países como China e Italia, según imágenes satelitales liberadas por la NASA y la Agencia Espacial Europea.
Sin embargo, también se ha registrado un incremento en la producción y consumo de material plástico, sobre todo de usar y tirar, tanto en el ámbito hospitalario como en el doméstico, que se espera, crezca a medida que aumente el desconfinamiento ciudadano.
No es posible prohibir el uso de plásticos de un solo uso, mientras dure la emergencia sanitaria, pero es muy importante evitar que, una vez resuelta la crisis, se produzca un mayor problema ambiental.

 

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario