Carlos Castaño reiteró en correos que Cartel del Norte del Valle asesinó a Álvaro Gómez

Compártelo:

El fallecido jefe de los paramilitares, uno de los hombres con mayor inteligencia de Colombia en su momento por su gran accionar criminal y económico, no dice en sus comunicaciones que las Farc ejecutaron el crimen de Gómez en el 95 como lo afirman ahora los jefes de esa guerrila.

El temido e indiscutible jefe de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), Carlos Castaño Gil, ya fallecido, reveló en dos correos electrónicos del año 2002, que fue un expoderoso jefe y sicario del desarticulado Cartel del Norte del Valle quien  asesinó al líder conservador Álvaro Gómez Hurtado, al parecer, para cumplir un plan del narcotráfico en esa época. Así lo reveló Noticias Caracol, que durante meses con su unidad investigativa, consiguió entre miles de archivos los mensajes ocultos del famoso excomandante de los paramilitares.

En un correo del 19 de agosto de 2002, Castaño sostuvo que a Gómez Hurtado lo asesinó un oficial retirado de la Policía Nacional que hacía parte del Cartel del Norte del Valle:  El tenebroso Danilo González, hombre cercano en el pasado al exdirector de esa institución, General Óscar Naranjo.

El magnicidio de Álvaro Gómez Hurtado fue realizado el 2 de noviembre de 1995 cuando salía de dictar clases en la Universidad Sergio Arboleda, en el norte de Bogotá. Estos correos de Castaño podrían resultar claves en la investigación que llevan las autoridades por ese hecho y que no está cerrada en la justicia ordinaria, aunque la Justicia Especial para la Paz (JEP) la quien absorber por las declaraciones extemporáneas de algunos jefes de las Farc.

“Un coronel (r) de la Policía colombiana, Danilo González, no solamente es el cerebro del secuestro de Richard Boulton, sino de otras atrocidades como el secuestro en Colombia de Juan Carlos Gaviria, hermano del actual secretario General de la OEA y el asesinato de Álvaro Gómez Hurtado, entre muchas otras bestialidades”, dice uno de los mensajes de Castaño, según Caracol.

Castaño se refería a Danilo González, un temible coronel retirado que terminó al servicio de la mafia y que fue asesinado en marzo de 2004 por sus exsocios.

El correo fue enviado por Castaño al empresario venezolano Richard Boulton, quien había sido secuestrado por paramilitares; estuvo dos años en cautiverio. Al final, fue liberado y su familia le agradeció directamente al fallecido comandante de las Autodefensas.

Este cruce de correos del año 2002 de Castaño, controvierte la reciente confesión de la cúpula de  las FARC, que se atribuye la autoría del crimen de Gómez Hurtado.

De hecho, durante 25 años la versión más conocida señalaba como autores del asesinato a un sector de la inteligencia militar y posteriormente al Cartel del Norte del Valle, una hipótesis que reforzaría justamente este correo de Castaño.

EL PARAMILITAR “HH” REFUERZA VERSIÓN DE CASTAÑO

Recordemos que en 2008, el jefe paramilitar Evert Veloza, alias “HH”, ratificó en una declaración ante Justicia y Paz, que Danilo González había estado detrás de asesinato de Gómez Hurtado.

“Así como buscaron a Carlos para el secuestro de Juan Carlos Gaviria, también fueron a buscarlo Danilo González y Orlando Henao para la muerte de Álvaro Gómez Hurtado, Carlos se opuso y de todas maneras Álvaro Gómez Hurtado fue muerto. ¿Por orden de quién? Orlando Henao y Danilo González”, afirmó  Veloza en agosto de 2008, resalta Caracol.

Según “HH”, Danilo González y el narcotraficante Orlando Henao tenían capacidad militar para ejecutar el crimen por sus contactos con las autoridades. Aseguró que el propio castaño sentía temor por esa alianza entre el exoficial y el capo del Cartel del Norte del Valle.

En octubre de 2020, el senador Julián Gallo, conocido como en las filas de las Farc como alias Carlos Antonio Lozada, fue el primero en adjudicarse el hecho.

Hay que aclarar que Castaño era uno de los hombres con más alto nivel delincuencial  en Colombia, que tenía la mejor inteligencia o manejo de la información en el país en esos tiempos, por la gran cantidad de espias o simpatizantes en la misma guerrilla, las Fuerzas Armadas, el narcotráfico, la política y otros sectores.

Sin embargo, este oscuro patrón de los paramilitares, que hablaba en forma desparpajada y sin tapujo, no le adjudica a las Farc el asesinato de Álvaro Gómez, como lo han sostenido recientemente algunos líderes de ese grupo criminal, que firmó el Acuerdo de Paz con el gobierno del presidente Juan Manuel Santos en Cuba, en 2016. Una tésis que para ese momento no existía, ni aparece en los renombrados correos del difunto comandante fariano Raúl Reyes, quien estaba vivo en la época de Castaño y era su más acérrimo enemigo porque, por su lado, también manejaba la inteligencia colombiana  y tenía compenetrado a otros políticos, narcotraficantes, delincuencia organizada, empresarios y hasta periodistas, hasta cuando fue dado de baja en 2008 en territorio ecuatoriano.

¿Qué buscan las Farc o a quién quieren proteger con su versión sobre Álvaro Gómez?

Compártelo:
Imagen por defecto
La Otra Cara
La Otra Cara es un portal de periodismo independiente cuyo objetivo es investigar, denunciar e informar de manera equitativa, analítica, con pruebas y en primicia, toda clase de temas ocultos de interés nacional. Dirigida por Sixto Alfredo Pinto.


Deja un comentario