La caída del Director de Planeación de Cartagena, que intentaba favorecer a los Santo Domingo en terrenos despojados a negritudes

Compártelo:

El Concejo de la ciudad amurallada, en una Moción de Censura, por primera vez en la historia, destituyó al Director de Planeación Guillermo Ávila Barragán y criticó a los gremios de la producción cartageneros  por apoyarlo.

Sixto Alfredo Pinto

En días pasados, el Concejo de Cartagena puso el dedo en la llaga de la corrupción, cuando le hizo una Moción de Censura de destitución a Guillermo Enrique Ávila Barragán, Director de Planeación de la Alcaldía de la ciudad heroica, por utilizar su alto cargo para intentar favorecer a las poderosas familias de la capital de Bolívar.

Como paso seguido, el Concejo, mediante un comunicado de prensa, criticó y denunció a los gremios económicos cartageneros: ANDI, Consejo Gremial y Cámara de Comercio, que se pronunciaron en contra de la Moción de Censura de destitución del Secretario de Planeación de Cartagena. Una clara acción de estos a favor del servidor público.

Sin embargo, la Moción fue aprobada en forma contundente, el 10 de diciembre, por 18 votos a 1, por lo tanto el señor Ávila Barragán tuvo que abandonar el puesto.

Aclaremos que el Reglamento Interno del Concejo de Cartagena de Indias o Acuerdo 014, establece en el Parágrafo 1 del Artículo 61, que «Aprobada la Moción e Censura, el servidor queda separado de su cargo. El Secretario General (del Concejo) oficiará al Alcalde para el trámite a que haya lugar».

Lo importante de este caso, es que esa fue la primera moción en la historia política de Cartagena que surtió efecto y se concretó con la destitución del citado Ávila Barragán. Ese debate en el Concejo dejó al descubierto que el importante funcionario de la Alcaldía, que lidera William Dau, estaba favoreciendo a la Fundación Mario Santo Domingo en un tema que involucraba unos terrenos que esta quiere hacer ver como suyos con documentos dudosos, pero que son reclamados desde hace años por sus verdaderos propietarios ancestrales, quienes hacen parte de las negritudes de la ciudad.

Algunos sectores le critican al mandatario Dau que haya llevado desde Bogotá a Guillermo Ávila Barragán, oriundo de Riohacha, departamento de La Guajira, a dirigir sin experiencia un tema tan importante en su administración, porque es un hombre que no conocía el manejo político, social y la infraestructura de Cartagena. El citado personaje trabajó en la Alcaldía capitalina de Enrique Peñalosa, lo cual era su mayor referencia.

Guillermo Ávila Barragán, a la derecha, con su compañero sentimental Isaac Abadía Alarcón, en un fastuoso evento. Isaac Abadía también fue reclutado desde Bogotá por la Alcaldía de Dau para que trabajara en el Establecimiento Público Ambiental (EPA). Abadía ya había aclarado en los medios que no estaba inhabilitado porque su esposo Ávila Barragán laborara en el Distrito como Secretario de Planeación.

El Concejo dijo que los gremios tenían intereses marcados en el desarrollo de la zona norte de Cartagena y que con el nuevo Plan de Ordenamiento Territorial Moderno diseñado por el cuestionado Ávila Barragán, quedaban como dueños y señores de la expansión urbanística de esa zona durante 15 años, la Fundación Santo Domingo y la empresa Novus Civitas, en la cual tienen mayoría accionaria la familia Del Castillo.

LA DENUNCIA DE LOS CONCEJALES

En su pronunciamiento de prensa, el Concejo le dice textualmente a los gremios económicos lo siguiente:

«Después de analizar los cuestionados estudios del programa POT-MODERNOS, se encuentra uno con propuestas, tales  como destinar la expansión urbana de la ciudad  en Serena del Mar y Bicentenario,  donde se  limita  el desarrollo   urbanístico  de  la ciudad en los próximos 15 años solo a la  tierra de dos grupos familiares y económicos  como son  Los Santo Domingo y Novus Civitas, quedando  la ciudad a merced de  los ires y venires de quienes serían los que ganarían toda la valorización de sus tierras tal como lo expresó el diario El Universal en el día de hoy,  se entiende  la  furia de  los “gremios empresariales” de la ciudad, ante  la decisión de  este Concejo de apartar de su cargo al funcionario que estaría propiciando  esta situación».

«Cuando éstas  prácticas monopolísticas se pretenden  implementar  en un documento que debe ser participativo, social e incluyente, es cuando se entra a entender  el por qué de la reacción enérgica de los gremios de la ciudad  contra la decisión de este Concejo,  sabiendo que estos se caracterizan por guardar absoluto silencio frente a otros temas de igual relevancia para la ciudad».

Para los concejales, Ávila Barragán «tiene una visión privatizadora, en sus pocas gestiones y visiones lo ha demostrado, también es importante señalar como antecedente que viene de la administración Peñalosa de Bogotá”.

En Cartagena aseguran que el Secretario de Planeación Guillermo Ávila ya traía la estrategia armada de entregarle el plan urbanístico a la Fundación Santo Domingo.

Paradójicamente, el paisano de Ávila Barragán, el actual Ministro de Vivienda, Jonathan Malagón, también Guajiro, en 15 febrero de 2020, durante una visita al Distrito de Cartagena mostró su interés en trabajar un proyecto vivienda social y prioritario en el sector de Bicentenario con los Santo Domingo, lo cual quedó consignado en un comunicado conjunto con la Alcaldía de Dau. Es decir, que en el Plan de Ordenamiento Territorial (POT) estuviera incluida la prestigiosa Fundación.

Este es parte del citado boletín de la Alcaldía cartagenera y MinVivienda.

Al parecer, Malagón no tenía conocimiento que esos terrenos en Bicentenario no son de propiedad de la famosa Fundación, sino que ancestralmente le han pertenecido a la familia Hernández.

Recordemos que nuestro portal en el pasado denunció este caso, en el cual la poderosa Fundación Santo Domingo en Cartagena, pretende despojar a ese grupo de negritudes de sus valiosas tierras en Bicentenario,  pero no ha podido porque la familia Hernández le ha planteado una dura batalla legal.

Los Hernández, un grupo de negritudes, son los dueños legales de los terrenos en disputa en el sector de Bicentenario, en Cartagena.

LA ESCRITURA FALSA DE SANTO DOMINGO

La reconocida y adinerada Santo Domingo, hasta ha utilizado en el largo litigio, supuestas escrituras falsas de una aparente compra-venta que le habrían hecho los Hernández para su propósito de quedarse con los costosos predios. Miren la prueba en exclusiva…

Una de esas escrituras cuestionadas de los Santo Domingo es la 4686 del 19 de diciembre de 2007, expedida en la Notaría Segunda de Cartagena, la cual tiene nuestro medio de comunicación en primicia.

La Notaria Segunda de Cartagena envuelta en este escándalo, Eudenis Casas de Díaz,  que pudo haber incurrido en un posible delito por el espinoso tema, lleva más 20 años al frente de este despacho, pero hay un caso curioso. Cuando un perito privado de la familia Hernández fue a pedirle copias de la mencionada escritura y a hacerle unas preguntas sobre el hecho, de inmediato la señora se ausentó de su oficina y pidió una licencia para demorar varios meses por fuera. ¿Qué la hizo salir corriendo?

Además es extraño que la Oficina de Registros Públicos de Cartagena haya registrado esta escritura falsa, hecho que también está en investigación por las autoridades correspondientes.

El Alcalde Dau no tuvo otro remedio que despedir el 14 diciembre a Ávila Barragán por la Moción del Concejo, pero las pretensiones de Santo Domingo siguen latentes.

Esa escritura falsa ya está en manos de un Fiscal que maneja en el caso en Bogotá y que pronto se pronunciará al respeto. Mientras tanto, la mayoría de la ciudadanía de Cartagena, los veedores ciudadanos honestos y un sector de la prensa de la ciudad, apoya la lucha de las negritudes,  liderados por los Hernández, contra el súper poderoso Santo Domingo, por ser un tema que ven como el pasaje bíblico de David contra Goliat.

Compártelo:
Imagen por defecto
Sixto Alfredo Pinto
Director de La Otra Cara. Investigador, Periodista y Escritor.


Un comentario

  1. Gracias Dr. Sixto por este tema tan importante como es el caso de vulnerar los derechos de esta familia ancestral cartagenenera- Vemos como los pudientes quieren robar algo a lo que no le pertencen. Seguimos con los españoles que vienieron a robar el oro a america que estan postrados en caratagena adueñandose de lo que No le pertenecen.

Deja un comentario