La Corte “chuzó” ilegalmente al periodista Oscar Ramírez en su afán de escuchar a Uribe y la FLIP no se pronuncia


 
El mismo periodista de RCN TV, Óscar Ramírez, lo denunció en su cuenta de Twitter: La Corte Suprema de Justicia le interceptó de forma ilegal su teléfono celular, en su afán de escuchar al exPresidente y Senador Álvaro Uribe Vélez.
Una conversación suya, en el ejercicio legal del periodismo, con el abogado Diego Cadena, defensor del exPresidente Uribe, reposa en el voluminoso expediente de más de 1.500 páginas que la Corte desarrolla contra el jefe del Centro Democrático. Lo cual es una clara violación a los derechos del reportero, lo cual parece no importarle a los magistrados.
Ramírez, quien obviamente no está vinculado a la investigación penal, habla con Cadena, como su fuente de información, para conocer detalles del proceso contra el exmandatario en el Alto Tribunal.

El comunicador alerta a la FLIP (La Fundación para la Libertad de Prensa)  sobre el caso, pero esta entidad creada para velar por los derechos de los periodistas en Colombia, no se pronuncia al respecto, como si lo ha hecho en otros casos, cuando se trata de interceptaciones o casos que involucran a miembros del Gobierno o las Fuerzas Armadas.
“Lamento profundamente que mi nombre aparezca en un expediente de @CorteSupremaJ, cuando en mi legítima labor como periodista llamé a una fuente para consultar sobre el presente de @AlvaroUribeVel. La relación Periodista-Fuente no puede ser manoseada de esa forma @FLIP_org, dice Ramírez en este trino.
La organización no gubernamental FLIP sostiene, en su página institucional, que “defiende la libertad de expresión y promueve un clima óptimo para que quienes ejercen el periodismo puedan satisfacer el derecho de quienes viven en Colombia a estar informados”. Esa es su misión más importante.
Imagen
Pero, al parecer, esta ONG hace todo el contrario a lo que predica, porque la FLIP en cabeza de su subdirector, Jonathan Bock (en la foto), en otro Twitter polémico, sin inmutarse, alaba a algunos comunicadores porque atacaron a Cadena, pero cuestiona o otros periodistas, especialmente de RCN, porque “le abrieron micrófono” al citado abogado de Uribe.
¿Será que la FLIP tomó partido  hacia uno de los bandos en la disputa, entre Uribistas y Antiuribistas?   ¿Apoya a uno y a otros no? ¿Está politizada la FLIP?
Este es el trino de Bock:
También hay que preguntarse: ¿Para la FLIP hay periodistas de primera o de segunda categoría, o unos más importantes que otros, dependiendo su ideología? ¿Cuál la imparcialidad de la FLIP y cuál es su respaldo a los comunicadores nacionales?…
Esperamos respuestas.
Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario