La deforestación y ocupación de la Ciénaga Grande de Santa Marta


 

A los incendios y la destrucción continuada denunciada en el Parque Vía Isla de Salamanca se le suman ahora la extensa destrucción de importantes territorios de los humedales de la Ciénaga Grande de Santa Marta. Zonas además afectadas con el Convenio RAMSAR y por ende de especial protección ambiental por su importancia eco sistémica y de regulación ante los efectos del cambio climático.

En un reciente informe, conocido en primicia, proferido por Parques Nacionales Naturales de Colombia se ha descubierto la destrucción de estas importantísimas zonas de la Ciénaga sin que las autoridades ambientales locales y regionales, como la misma Parques Nacionales y Corpamag, puedan actuar y detener la masiva ocupación de las mismas al estar sentenciados a muerte sus funcionarios por parte de organizaciones criminales que operan en la región al mando de un presunto hijo del ex jefe “para” Mancuso y sus lugartenientes alias “Giovanni” (capturado) y alias “Perra Flaca” conforme se ha denunciado y confirman pobladores también afectados de la región. En el artículo mirarán varias fotos sobre la deforestación que vive la Ciénaga.

RESUMEN DEL INFORME

De acuerdo al informe conocido, fechado diciembre 8 de 2014, se evidenciaron varias actividades irregulares, tanto al interior del Área Protegida del Santuario de Fauna y Flora de la Ciénaga Grande de Santa Marta -SFF CGSM- como en diferentes ciénagas y caños ubicados en inmediaciones del sector sur obras y actividades, tales como:

Obras civiles representadas en diques o terraplenes con desecamiento y acondicionamiento de terrenos en inmediaciones de la cabaña de Condazo, dentro del SFF CGSM, por medio de la construcción de un carreteable y tala de vegetación “limpia de suelos”. Adicionalmente se observaron maquinarias pesadas (tipo buldozer) ubicadas en la cabaña de Condazo, con las que presumiblemente se han realizado estas obras.

La Construcción de un dique-puente en el límite del SFF CGSM, sobre la confluencia del Caño Condazo con el Caño Ratón. Obra que conecta con los diques y vías carreteables que se encuentran por el Caño Condazo hacia el corregimiento de Santa Rita y zonas aledañas.

Construcciones de diques o terraplenes, realizados presuntamente con maquinaria pesada (tipo buldozer) a lo largo del caño Condazo, por su margen oriental, que encierran y aíslan terrenos hasta el sector occidental de las Ciénagas de Mendegua, La Mata y Tigrera, que hacen parte del SFF CGSM y la ciénaga de Buenos Aires, en terrenos aledaños, al sur del área protegida. Las obras actúan aislando los cursos de agua en estos terrenos, impidiendo su desborde natural y conexión acuática del humedal. Gran parte de estas obras se utilizan como vías carreteables, en donde se evidencia al paso de vehículos y maquinaria pesada presumiblemente utilizada para su construcción y adecuación. Conexo a estos terraplenes o diques carreteables se encuentra un grupo de viviendas, construidas presumiblemente en predios de la denominada “Hacienda Los Patos”.

Las diferentes obras encontradas en el recorrido presentan conexiones entre sí, de tal manera que se pueden recorrer grandes extensiones de humedal sobre estas obras, encerrando diferentes lotes. El total de diques o terraplenes carreteables que se observan puede tener una longitud aproximada de 27 km.

Así mismo se informa sobre la tala y quema de vegetación en las áreas del humedal que han sido desecadas, en inmediaciones de las demás obras, donde se encuentran amontonamientos de los troncos quemados, realizado con maquinaria pesada (tipo buldozer).

IMPORTANCIA DE LA CIÉNAGA GRANDE

Dado que la ecorregión que conforma el complejo lagunar Ciénaga Grande de Santa Marta se caracteriza por presentar una compleja red hidrográfica conformada por humedales, principalmente ríos, numerosas ciénagas, caños y arroyos, ya sean éstos de aguas permanentes o temporales, la construcción de obras civiles de gran envergadura como las que se encuentran descritas, constituyen un tensionante de primer orden y con repercusiones directas sobre la estructura y funcionamiento del sistema natural del humedal, produciendo alteraciones de los flujos de agua en la ecorregión y degradación del sistema, particularmente del ecosistema de manglar que está asociado a éste.

Las obras identificadas están afectando el humedal Ramsar – Reserva de Biosfera delta del río Magdalena Ciénaga Grande de Santa Marta, en general, así como al Área Protegida del Sistema de Parques Nacionales Naturales de Colombia – SFF CGSM, que a su vez es área núcleo del humedal y por tanto de conservación estricta.

COMPROMISO RAMSAR

Mediante la Ley 357 de 1997, el Congreso de la República de Colombia aprobó la “convención relativa a los humedales de importancia internacional especialmente como hábitat de aves acuáticas”, suscrita en Ramsar el 2 de febrero de 1971. Cada contratante designará humedales idóneos de su territorio, basando su selección en su importancia internacional en términos ecológicos, botánicos, zoológicos, limnológicos o hidrológicos.  Cada país se compromete a elaborar políticas de humedales que promuevan su conservación desde la perspectiva de la sostenibilidad.

Este complejo lagunar hace parte de la Convención Ramsar,  estipulado con el fin único de conservar y generar estrategias de uso racional de los humedales mediante acciones locales, regionales y nacionales, con el apoyo de la cooperación internacional, como contribución al logro de un desarrollo sostenible (Secretaría de la Convención de Ramsar 2007). Esta región además, hace parte de la Reserva de la Biósfera de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación y la Cultura (UNESCO; Moreno-Bejarano & Álvarez-León 2003) y también como parte de esta región estratégica se encuentran la Vía Parque Isla Salamanca y el Santuario de Fauna y Flora Ciénaga Grande de Santa Marta, que presentan categorías de protección mucha más restrictivas al pertenecer a los Parques Naturales Nacionales, siendo prohibida la extracción de recursos naturales.

TITULACIÓN DE LA CIÉNAGA

De la misma forma como se denunció en su oportunidad en relación con el uso y apropiación de territorios del Parque Nacional Natural Tayrona y la Vía Parque Isla de Salamanca, el Santuario de Fauna y Flora Ciénaga Grande de Santa Marta también evidencia procesos de titulación y posesión ilegales.

Así se desprende de otro informe de diagnóstico realizado por la Superintendencia de Notariado y Registro titulado “Complemento Diagnóstico Santuario de Fauna y Flora Ciénaga Grande de Santa Marta”.

Este estudio de títulos concluye que dentro del SFF CGSM existe títulos de propiedad privada acreditada con adjudicación de baldíos por parte de Incoder o la autoridad habilitada para ello después de la creación del Parque. Dentro de estos títulos se identificaron ocho amparados con las matrículas inmobiliarias 222-0022249;  225-0013828; 225-2656; 225-7964; 228-0003210; 225-0013822; 222-0002996; 222-0006853.

Así mismo se encontraron diez casos en los que se reclama la propiedad privada amparados en títulos precarios o sucesiones ilíquidas que dieron origen a las siguientes matrículas inmobiliarias: 225-5196; 225-1164; 228-0000856; 228-0000583; 228-0002993; 228-0000314; 228-0003151; 228-0001825; 228-0000783; 228-0001585.

Y dos predios más que se explotan al amparo de registros de mejoras en territorios de la nación y para los que se expidieron las matrículas inmobiliarias 228-0001952; 228-3589.

GOBIERNO NACIONAL Y  AUTORIDADES AUSENTES

No obstante que el Gobierno Nacional, a través del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, desde 1997 asumió la responsabilidad internacional de proteger y conservar estos territorios declarados de importancia estratégica ambiental RAMSAR, sus actuales circunstancias evidencian un total abandono y el indiscutible control de las bandas criminales de quienes se denuncian tienen amenazados a los funcionarios de las autoridades ambientales regionales y locales, quienes se han visto a calzas prietas para incluso hacer seguimiento de la destrucción masiva de estos territorios de especial importancia ambiental.

Ni el Ministerio de Medio Ambiente ni la Policía Nacional han dado respuesta frente a las denunciadas circunstancias de destrucción y ocupación de los mismos.

Por Alejandro Arias

MIEMBRO DE LA FUNDACIÓN PARA LA PRENSA LIBRE

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario