“Todo tiene pruebas”, le responde la Auditoría Forense a Caprecom


 

La multinacional estadounidense JAHV McGregor S.A. en Colombia, que formó parte de la Unión Temporal Auditoría Forense, la cual descubrió un entramado de corrupción en la contratación de la Caja de Previsión Social de Comunicaciones (Caprecom), desmintieron a las directivas de la entidad estatal, quienes dijeron públicamente que ese estudio “está incompleto”, tuvo errores y fallas “que generan dudas” y por lo tanto no es confiable.

Todo se dio por la publicación en exclusiva de nuestra revista La Otra Cara, que reveló los resultados de dicha  Auditoría Forencse, en la cual se afirma que en sólo tres años (2010.2011 y 2012), las directivas de Caprecom les entregaron, “a dedo”, a las Cooperativas Cooperamos CTA y Coopservicios CTA, negocios por más de $496.000 millones, que incluyen muchas multimillonarias adiciones, con el objeto de hacer una tercerización o las labores de bolsa de empleo: contratar y  manejarles (incluyendo sus pagos de sueldos y prestaciones) todos los trabajadores a esa entidad prestadora de salud del Estado. Se habla de más de 3.000 empleados.

La empresas beneficiadas por Caprecom pertenecen a dos primos oriundos de Manizales.  Cooperamos, es de César Augusto Aristizábal Giraldo,  y  Coopservicios, de Juan Carlos Giraldo Bernal, que llegaron a la entidad estatal en el año 2002, pero sus contratos desde esa época, es decir de 10 años atrás, no fueron auditados, porque sólo se inspeccionaron los contratos de los últimos tres años de estas firmas con la Caja.

Estos hallazgos los confirmó textualmente la propia Auditoría en sus 4.417 páginas: “Pagos a cooperativas durante el periodo 2010 – 2012 por valor $496.336 millones, por servicios de suministro de personal asistencial, operativo y administrativo, de los cuales el 45% de la contratación se realizó con las cooperativas Cooperamos y Coopservicios, que aparte del contrato inicial por valor de $238.155 millones de pesos tuvo adiciones periódicas por valor de $84.033 millones. Situación que denota una importante concentración de recursos en cooperativas que pretenden mostrarse como empresas independientes pero figuran con la misma dirección del domicilio social“.  Los resultados del estudio lo pueden consultar en este enlace: COOPERATIVAS.

Luisa Fernanda Tovar

 

La Auditoria fue contratada por la actual Directora de Caprecom, Luisa Fernanda Tovar, el 10 de diciembre de 2013 con el número 0327, para que supervisara la situación contractual de la única EPS estatal del país, que presta servicios de salud a los empleados del Estado. Su costo fue de 4.795 millones de pesos, cuyo monto ha sido cuestionado por considerarse muy alto.

El estudio de la Unión Temporal que integra la JAHV McGregor S.A. fue oficialmente entregado el 15 de diciembre de 2014, pero mantenido en secreto y ocultado por las directivas de la Caja debido a sus delicados hallazgos, al parecer para no afectar la imagen de la EPS, por esa razón, los empleados del organismo estatal, especialmente los críticos de los sindicatos, no conocían su resultado, hasta que La Otra Cara lo destapó al público.

A raíz de esto, la propia funcionaria Luisa Fernanda Tovar se justificó en el diario El Tiempo, al afirmar que en la Auditoría había “inconsistencias”, ya que tenía “datos incompletos” que “generaban dudas”.

Este es el contrato entre Caprecom y la Unión Temporal Auditoria Forense:

Auditoria 0001

Auditoria 0010

Sin embargo, Yohana Moreno, Representante Legal en nuestro país de la prestigiosa JAHV McGregor, le confirmó en una entrevista al director de este portal de periodismo investigativo, que la Auditoría fue realizada con el rigor profesional del caso y está basada en los propios documentos que reposan en Caprecom, sin incorporar ni un sólo dato externo. Todo lo que se afirma, según ella, está probado con los contratos que hizo la EPS, que son públicos y cualquiera los puede consultar.

La ejecutiva aclaró que ella es la representante de McGregor, pero no del consorcio,  porque el el representante legal de la Unión Temporal es Gildardo Tijaro Galindo. Además dejó claro que: “tenemos una cláusula de confidencialidad y no podemos revelar detalles del estudio”.

“La auditoría salió de la información de Caprecom. La única fuente de información de la Auditoria es la información que reposaba en la entidad y en todas sus territoriales… En el mismo informe de Auditoría se indica cuáles son las carpetas y los folios en los que se encuentran la información y las bases de datos fueron suministradas por ellos mismos, por Caprecom, igual es información pública, los contratos son públicos”, ratificó Moreno.

Entrevista Yohana Moreno 1 Parte:

 

La representante de JAHV McGregor defendió el negocio de su firma con Caprecom y sostuvo que fue adjudicado en un proceso de selección transparente en el cual clasificaron como proponentes por su trayectoria y experiencia, de igual forma, aclaró que no tienen ningún interés en el resultado de la Auditoría, ya que simplemente cumplieron con las condiciones estipuladas en el contrato. También precisó que su compañía era contratista de la EPS y no tiene las funciones ni la potestad de un organismo de control para exigir la documentación, por lo cual trabajaron con los documentos aportados por el entidad y si hizo falta información fue porque Caprecom no se las suministró.

Entrevista Yohana Moreno 2 Parte:

 

Moreno aceptó que la Auditoría tenía una limitante, que era estar limitada a la información que le dieran los funcionarios y que sólo podría inspeccionar los años 2010, 2011 y 2012.

Entrevista Yohana Moreno 3 Parte:

 

Contratos a dedo

Según la Auditoría, la dos cooperativas recibieron los jugosos contratos sin cumplir con los requisitos necesarios que orden la legislación colombiana, es decir a dedo, y así lo reitera el estudio:  “En gran parte de los expedientes soporte de la contratación, no se encontraban incluidos en la Carpeta Individual de cada contrato, todos los documentos que soportan el Proceso Precontractual, Contractual y Postcontractual, a saber:

  • Derechos de publicación en la Imprenta Nacional.
  • Pólizas de Seguros actualizadas.
  • Hoja de vida de la Función Pública.
  • Certificado de Antecedentes emitidos por la Procuraduría, Contraloría, Policía.
  • Certificado de Existencia y Representación Legal emitido por la Supersolidaria.
  • Propuesta económica del proveedor.
  • Certificado de afiliación y el pago de cotizaciones al Sistema de Seguridad Social Integral de sus asociados.
  • Informe de productividad y rendimiento de cada establecimiento penitenciario operado y la certificación de cumplimiento del objeto y las obligaciones del contrato expedida por el Supervisor del mismo.
  • Algunos documentos soporte no son originales sino copias, que en algunos casos son ilegibles”.

Órganos de control se toman Caprecom

A finales de mayo de 2015, luego de las denuncias de corrupción, una comisión especial de la Procuraduría General de la Nación se tomó a Caprecom con el fin de indagar sobre los diferentes contratos de la entidad, especialmente con las cooperativas, dentro de una investigación disciplinaria.

La Contraloría General de la República hizo lo propio y averigua con sus expertos, los casos de presuntas responsabilidades fiscales y detrimento al patrimonio del Estado.

Los hombres de la Procuraduría  sellaron los computadores y se llevaron los discos duros de la Oficina de Presupuesto de la EPS, ubicada en el noroccidente de Bogotá, para analizarlos y evitar posibles manipulaciones de la información por parte de algunos funcionarios.

“Ahora la Procuraduría y la Contraloría se mudaron para Caprecom”, dicen a manera de broma los empleados en los pasillos de la entidad, para describir la situación que atraviesa la Caja.

Las autoridades también tienen en la mira todos los contratos que adjudicó Caprecom desde el 2002 hasta el 2010, que no fueron tocados por la Auditoría Forense.

Por su  parte, la Fiscalía General de la Nación ya abrió una investigación penal para determinar la posible responsabilidad en estos hechos irregulares de los primos Giraldo como propietarios de las cooperativas Cooperamos, Coopservicios y Coomprender, otra de las firmas involucradas en los contratos.

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario