Cuarta Dimensión: La magia médica

La vara de Esculapio es el símbolo de la medicina con orígenes mágicos

 
El origen mágico-ancestral de la medicina moderna 

La palabra medicina se deriva del latín mederi que significa “curar” y es la ciencia que se dedica al estudio de la vida, enfermedades y causas de muerte en el ser humano. Los inicios de esta profesión, datan desde la prehistoria cuando los chamanes, magos, brujos, sacerdotes, animistas y adivinos utilizaban plantas, minerales y partes de animales para sanar, descifrar y localizar los males que aquejaban a las personas, a través de rituales sagrado. Desde el antiguo Egipto y China, pasando por India y Grecia, la medicina ha sido un instrumento entre lo misterioso, novedoso y transcendental para entender y tratar las fragilidades del ser.

El origen mágico de la medicina, se ve reflejado en el símbolo de la misma: dos serpientes entrelazadas en un bastón, pues este animal es una representación de la resurrección de los muertos. Cuanta la leyenda que el precursor de esta vocación fue Esculapio o Asclepio (en Grecia), hijo del dios Apolo y de la ninfa Corónide, su gran maestro fue el sabio centauro Quirón, quien le enseñó a profundidad el arte de curar. El dios Zeus al ver como Esculapio domino la maestría de revivir a las personas y temeroso de que pudiera crear una raza inmortal, decidió matarlo de un rayo. Posteriormente su familia, fundó la primera facultad de medicina, donde se inició la tradición de enseñar el arte de esta ciencia como un secreto sagrado.

Es sorprendente ver hasta donde el temor por la muerte y las ansias de dominar este mundo desconocido, llevaron al hombre a desarrollar habilidades y destrezas para la supervivencia de la especie humana. A través de ritos, mitos y creencias, se fueron construyendo escenarios de hechizos, conjuros, rezos y ceremonias, para liberar al alma de espíritus malignos, maldiciones y venganzas, que desencadenaban en síntomas o enfermedades.

Fue Hipócrates quien en la antigua Grecia, desligó la medicina de estos dos mundos (mágico y humano), al crear un método de aprendizaje apoyado en la experiencia y observación cuidadosa del paciente, para conocer sus costumbres y la forma en que estas repercutían en su salud. Así demostró, que algunas enfermedades estaban asociadas a condiciones climáticas, ambientales, alimenticias e inclusive hereditarias, de ahí que la medicina moderna lo tomó como el modelo de médico ideal.

En nuestro inconsciente colectivo ancestral, la magia siempre ha jugado un papel fundamental en la construcción de las sociedades y creencias de las personas, al ser un intermediario entre las dimensiones de lo humano y divino, proporcionando una explicación a fenómenos y padecimientos que desde la lógica no se han podido resolver pero desde la intuición y conocimiento ancestral, han tenido una respuesta.

Por: Armando Martí

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario