Didier Lobo, quien despilfarró cerca de $1billón en regalías, sería el nuevo “Ñoño” del Cesar


 
SERIE LOS CANDIDATOS PROPONEN
Contraloría y Procuraduría le tienen el ojo puesto a la malversación de esos recursos públicos duante la administración de Lobo en el municipio minero de La Jagua de Ibirico.

Si usted recorre el departamento del Cesar, desde San Alberto hasta los límites con La Guajira y el Magdalena, se encontrará con poblaciones inundadas de publicidad política, pero sin duda, existe un candidato al Senado que los supera a todos. Se llama Didier Lobo Chinchilla, el número 18 en la lista del partido Cambio Radical.

¿De dónde salió este personaje?, que de la noche a la mañana se ha convertido en uno de los aspirantes al Senado con mayor opción entre los pocos cesarenses que buscan una curul en la cámara alta, se preguntan muchos habitantes del departamento que ven como diputados, alcaldes, concejales y líderes en general promueven y le hacen campaña a un desconocido en el terreno político, en un departamento que históricamente ha sido manejado por clanes familiares como los Araujo, Gnecco y Quintero.

Publicidad en Valledupar

Didier Lobo Chinchilla es tal vez de los pocos colombianos que se puede dar el lujo de decir que saltó del cargo de alcalde de un municipio de cuarta categoría (La Jagua de Ibirico), para aspirar a una curul en el Senado de la República, y con el agravante de no pertenecer a las hegemónicas familias del poder político en el departamento. Es un secreto a voces en el Cesar que lo que ha catapultado a este aspirante es que posee los recursos económicos suficientes para ‘convencer’ a dirigentes y líderes de la región, incluso, hay quienes afirman que Lobo financió en las pasadas elecciones locales las campañas de diez alcaldes municipales, y que esos municipios son los que ahora se denominan ‘Territorios Didieristas’.

Publicidad en los taxis en Valledupar

La inmensa mermelada del Lobo

Son muchos los ciudadanos de los citados municipios quienes afirman categóricamente que de los candidatos a senado del Cesar el único seguro es Didier Lobo, y la razón que esgrimen es que “Es el de la tula (dinero)”. Lo mismo se escuchaba en varios departamentos de la Costa Caribe en las anteriores elecciones, con la conocida ‘Ñoñomanía’, dirigida por el tristemente célebre barón electoral de Córdoba Bernardo ‘Ñoño’ Elías, hoy detenido por corrupción.

Un altísimo porcentaje de los vehículos que circulan en Valledupar se encuentran empapelados con micro perforados alusivos al candidato del partido Cambio Radical. Un taxista comentó al respecto: “Ellos pagan trescientos mil pesos por llevar en el taxi el micro perforado y uno aprovecha porque eso no se ve todos los días, en esta empresa casi todos lo tenemos”.

Publicidad en La Loma

De los interrogantes que se hacen los cesarenses con este descomunal despliegue publicitario es de dónde salió tanta plata, o quién financia a este candidato para que haya tanto derroche económico. “Son muchos, los que por esta época se hacen llamar líderes, que se frotan las manos y esperan que llegue el emisario que traerá el dinero para establecer sus tarifas, porque piensan que quien tiene para tanta publicidad, debe tener también para conseguir los votos”, afirmó un ciudadano del municipio de Bosconia.

Pero todo el mundo sabe que tampoco es cierto que Lobo sea una rueda suelta en la política del Cesar, y que cuenta con la bendición de la matrona y jefa del clan Gnecco, doña Cielo, quien decidió jugársela por dos curules en el Senado, inclusive, poniendo en riesgo la de su sobrino José Alfredo Gnecco. El portal La Silla Vacía dijo en un artículo lo siguiente: “quedó definida una estrategia para respaldar a Lobo sin que se ponga en juego la elección de José Alfredo, el sobrino de Cielo, por la U. Es decir, que el grupo Gnecco intentará aumentar su representación en el Senado de una a dos curules”.

Publicidad en El Paso

Los políticos del Cesar, incluso los nuevos, como el exalcalde Didier Lobo, desde que se lanzan ya tienen cuestionamientos, en este caso, tanto a la dirección del partido Cambio Radical, como al Consejo Nacional Electoral, llegaron desde el año pasado solicitudes de investigación para revocarle la inscripción por las investigaciones fiscales, disciplinarias y penales que tiene pendientes, relacionadas con hallazgos de la Contraloría General de la República. En el documento que llegó al Consejo Nacional Electoral se observa: “al candidato Lobo Chinchilla le reposa una investigación disciplinaria en su contra que adelanta la Procuraduría Delegada para la Moralidad Pública, con número de radicación (IUS) 2015-323607 y el número de caso (IUC) D-2015-577-795779, por las irregularidades que habría cometido en al menos tres contratos de alimentación escolar durante su gestión como alcalde de La Jagua de Ibirico, Cesar, por mala calidad de los alimentos, entrega incompleta de las raciones de alimentos, como también por mal uso y mala calidad de los utensilios y menajes respectivos”.

Lo que no se puede desconocer es que el candidato al Senado es un poderoso político en La Jagua de Ibirico (Cesar), la población que más dinero recibe por regalías en el departamento. Se estima que en el periodo en que Didier Lobo fue alcalde (2012-2015), el presupuesto que manejó fue cercano a un billón de pesos, y se le desembolsaron regalías retenidas por más de 300 mil millones de pesos. El poder en el municipio lo reafirma con la elección de la actual alcaldesa Yarcely Rangel Restrepo, quien hace parte de su grupo político.

Publicidad en La Jagua

La Jagua, con todas esas regalías en la época de Lobo, sigue siendo un pueblo donde no se ve la prosperidad (como producto de esos dineros recibidos), tiene obras inconclusas, el agua no es apta para el consumo y la informalidad es del 80%. Algunos medios ya han realizado informes sobre eso: Mire 1 y 2.  

Los organismos de control, como la Contraloría, la Procuraduría y la Fiscalía, ya le pusieron el ojo a la malversación de los recursos públicos, durante la administración de Lobo.

………………………………………….

LO QUE DICEN ALGUNAS PERSONALIDADES DE LOBO
JACOBO SOLANO,  Periodista de Valledupar.
Es el candidato al Senado que más está gastando, tiene muchos líderes que están funcionando con dinero, Didier a pesar de ser un mecánico y chofer de bus, después de la Alcaldía de La Jagua salió siendo un hombre millonario. La gente no se explica cómo logró tanto dinero y se comenta que tiene muchos problemas personales, inclusive su padre fue asesinado en La Jagua por sicarios y ese crimen no se ha podido esclarecer.
ANTONIO SANGUINO,  político de La Jagua. 
Didier Lobo es un político tradicional que pretende saltar de la Alcaldía de La Jagua a las grandes ligas de la política. Es un personaje gris cuyo único recurso político es su “Tula” y su habilidad para moverse en el mercado electoral comprando líderes y electores. Dicen que esos recursos provienen de la contratación pública.
Su habilidad de Manzanillo y el poder de su chequera le permitió convertirse en el candidato preferido de Germán Vargas Lleras en el departamento y del actual Gobernador. En virtud del pacto Vargas y el Clan Genecco, se convirtió en el segundo candidato de la matrona Cielo Gnecco al Senado por el Cesar.
Claro que Didier  Lobo ya violó los topes de publicidad y seguramente los de financiación. Financiación que muy probablemente proviene de la contratación por su paso por la Alcaldía de La Jagua de Ibirico.

…………………………………………

El domingo 11 de marzo de 2018 sabremos entonces si el Clan Gnecco se fortaleció en el Cesar con los dos senadores que aspira obtener, y si Didier Lobo Chinchilla se reafirma como uno de los nuevos caciques electorales del departamento.

Sin duda, Lobo, el “nuevo Ñoño” del Cesar, maneja una gran caja mayor para financiarse su campaña al Congreso. ¿De dónde salió su inmensa mermelada?, lo consultados dicen que es fruto de esas jugosas regalías que manejó en La Jagua.

Por la Unidad Investigativa de La Otra Cara

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario