La condena contra 21 militares por los falsos positivos de Soacha


 

Después de ocho años del proceso conocido como los “falsos positivos de Soacha”, el Juez Primero Especializado de Cundinamarca emitió un fallo condenatorio en contra 21 militares,  un coronel del Ejército, un capitán, un sargento segundo, tres cabos y 17 soldados profesionales, por las ejecuciones extrajudiciales registradas en 2008 en el municipio de Ocaña, Norte de Santander.

En el fallo se establece que los militares tuvieron conocimiento activo en el reclutamiento de cinco jóvenes del municipio de Soacha (Cundinamarca) quienes fueron engañados con una oferta de empleo en enero de 2008. Estas personas fueron entregadas a militares adscritos a la Brigada Móvil No. 15 del Ejército en Ocaña, quienes los despojaron de sus documentos de identidad y posteriormente los asesinaron para presentarlos como guerrilleros abatido en combate.

Este grave caso de  desaparición forzada caso ocurrió cuando era Presidente de Colombia Álvaro Uribe Vélez; el ministro de Defensa que manejaba a todos los militares era Juan Manuel Santos Calderón, actual Primer Mandatario del país , y el máximo comandante de las Fuerzas Militares, el general Freddy Padilla de León.

“Fueron llevados por vía terrestre y antes de llegar a su destino, fueron entregados a uniformados en varios retenes militares adscritos a la Brigada Móvil acantonada en Ocaña. El 28 de enero de 2008, fueron reportados como muertos en combate como narcoterroristas”, sostuvo la Fiscalía General en el juicio.

El fiscal del caso también determinó que los reclutadores recibieron un millón de pesos por contactar a estos jóvenes y transportarlos hasta Ocaña. Los militares buscaban demostrar resultados operacionales a sus superiores, hecho por el cual les pusieron uniformes de camuflado a estos jóvenes y armas en sus manos.
Las víctimas
Según la Fiscalía, las víctimas de las ejecuciones extrajudiciales fueron identificadas como: Víctor Fernando Gómez, Diego Tamayo, Julio César Mesa, Andrés Palacios y Jonathan Soto, este último menor de edad.
Las madres de las víctimas de Soacha dieron una dura batalla para que el caso saliera adelante.
El ente investigador argumentó que el ahora coronel en retiro Gabriel de Jesús Rincón Amado, exjefe de operaciones de la Brigada 15 en Norte de Santander; el capitán Henry Mauricio Blanco Barbosa, cuatro suboficiales y los citados soldados de dicha brigada, presentaron como bajas legítimas en combate a los cinco jóvenes mencionados, tras ser trasladados desde Soacha hasta Ocaña.

Los años de prisión que deberán pagar los implicados en este grave caso de los “falsos positivos de Soacha” se conocerán el próximo 23 de marzo de 2017.  Se estima que estaría en los 40 años de cárcel.

Caso de lesa humanidad

El juez encontró responsables a los militares de los delitos de homicidio agravado, concierto para delinquir agravado, falsedad ideológica en documento privado, porte, tráfico y fabricación de armas de fuego.

La justicia además declaró este caso como de lesa humanidad hecho por el cual el mismo no puede prescribir ni los acusados pueden recibir beneficios judiciales.

Los implicados

La condena del juez recae sobre: el teniente coronel Gabriel de Jesús Rincón Amado; el capitán Henry Mauricio Blanco Barbosa; sargento segundo Jáner Ediel Duque Marín; cabo segundo Richard Jojoa Bastidas; cabo tercero, Ricardo Coronado Martínez; y el cabo primero Manuel Ángel Zorrilla Agámez. El juez dictó orden de captura inmediata en su contra.

De igual forma, la justicia sentenció a los soldados: Medardo de Jesús Ríos, Luis Alirio López, Ferneny Grijalva, Géiner Fuertes, Pedro Johan Hernández, Juan Gabriel Espinoza, José Orlando Gonzáles, Kevis Alberto Jiménez, Mauricio Cuniche, Nixon Arturo Cubides, José Adolfo Fernández, Ricardo Gonzáles Gómez, Eider Andrés Guerrero, John Anderson Díaz y Juan Ramón Marín, sobre quienes también se libró orden de detención.

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario