Fedegán propone que la plata destinada para el campo regrese al campo

Pide a los representantes oficial y privado ante la Comisión Nacional de Crédito Agropecuario (CNCA) que las propuestas que presenta Fedegán sean debatidas y defendidas para hacer que el sector primario realmente reciba los créditos que por ley le corresponde.

En una comunicación enviada por el presidente ejecutivo de la Federación Colombiana de Ganaderos (Fedegán), José Félix Lafaurie Rivera, al Ministro de Agricultura y Desarrollo Rural, Rodolfo Enrique Zea Navarro, y al presidente Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC), Jorge Enrique Bedoya Vizcaya, pide el redireccionamiento la política de crédito agropecuario para hacer que la plata que ha sido asignada por Ley para el desarrollo del campo, regrese al campo.

Señala el dirigente gremial que la próxima reunión de la Comisión Nacional del Crédito Agropecuario (CNCA), es la oportunidad para que el año 2020 termine con buenas noticias para los colombianos ligados al trabajo de la tierra, quienes necesitan recursos de capital para la recuperación y el sostenimiento de las actividades productivas que garantizan la seguridad alimentaria del país, al tiempo que generan empleo y bienestar en el campo y contribuyen, además, a la diversificación exportadora.

Rodolfo Enrique Zea Navarro, ministro de Agricultura y Desarrollo Rural, y Jorge Enrique Bedoya Vizcaya, presidente Sociedad de Agricultores de Colombia – SAC.

Lafaurie explica a los representantes oficial y privado del sector agropecuario en dicha instancia, que pese a que los recursos existen a través del Sistema Nacional de Crédito Agropecuario, creado por la Ley 16 de 1990, para “Proveer y mantener un adecuado financiamiento de las actividades del sector agropecuario” a partir de “la coordinación y racionalización del uso de sus recursos financieros” (Art. 1º), esa “racionalización” se ha ido perdiendo por cuenta de una combinación de factores, de “fugas” del sistema que han derivado, primero, en un progresivo direccionamiento del crédito hacia otros sectores, con la consecuente exclusión del agropecuario como destinatario original y preferente del sistema, y segundo, la exclusión también progresiva de los medianos y pequeños productores verdaderamente rurales.

Agrega Lafaurie que esto no es sino un resultado de la lógica del mercado, que siempre privilegiará a los sectores y a los usuarios potenciales que le representan menor riesgo y mayores beneficios (mayores cuantías, menores costos operacionales, más servicios adicionales, etc.)

José Félix Lafaurie

Las propuestas

El líder gremial señala los siguientes puntos:

  1. Revisar los topes permisibles de sustitución, para revertir la tendencia creciente de la cartera sustitutiva y garantizar recursos a la de redescuento, la más utilizada por los medianos y pequeños productores, estos últimos a través del Banco Agrario principalmente.
  2. Establecer, dentro de la cartera sustitutiva, cupos obligatorios para el sector primario y para pequeños productores, pues ni un gran productor agropecuario, con capitales de 4.000 millones de pesos, puede competir por el crédito frente a empresas procesadoras y comercializadoras con capitales billonarios.
  3. Una alternativa más asertiva, desde lo positivo, sería “premiar”, ex post, el otorgamiento de cartera sustitutiva al sector primario y a sus medianos y pequeños productores, con porcentajes diferenciales de sustitución atractivos para el sistema financiero (menor obligación de colocación de TDA).
  4. Revisar la clasificación por tamaños, no por activos sino por ingresos, porque el crédito se paga con los ingresos y solo en caso de insolvencia con los activos.
  5. La asistencia técnica ligada al crédito, como ordena la ley para garantizar el éxito de los proyectos, debe ser una realidad y no un formalismo, máxime para los créditos garantizados por el FAG, no solo para asegurar el pago, sino para que el crédito cumpla su objetivo de desarrollo social.
  6. Fortalecer el FAG en la medida en que se fortalezca la cartera de redescuento, y crear un “Sistema de Garantías Hipotecarias Móviles” administrado por Finagro y complementario al FAG, que flexibilice la rigidez de la actual garantía hipotecaria y democratice el acceso al crédito.
  7. Revisión integral del Sistema de Crédito de Fomento Agropecuario a la luz del concepto de “fomento”. A partir de la importancia estratégica del sector agropecuario y de su condición de vulnerabilidad es necesario revisar las condiciones de tasa y plazos de los créditos.

Finalmente Lafaurie Rivera, advierte que seguramente los intereses del sector financiero y de los hoy beneficiarios de esas fugas, se harán sentir en el seno de la CNCA, pero considera que las necesidades del sector agropecuario no dan más espera, por lo que acude al compromiso de estos dos representantes para con el sector rural, para hacer que estas propuestas sean debatidas y defendidas en la CNCA, no sólo por su connotación estratégica frente a la seguridad alimentaria y la urgente diversificación exportadora, sino para el logro del equilibrio social y la equidad en el campo colombiano.

Consulte aquí el texto completo de la comunicación.

Imagen por defecto
La Otra Cara
La Otra Cara es un portal de periodismo independiente cuyo objetivo es investigar, denunciar e informar de manera equitativa, analítica, con pruebas y en primicia, toda clase de temas ocultos de interés nacional. Dirigida por Sixto Alfredo Pinto.


Deja un comentario