Ataque a la Libertad de Prensa

Ataque de Estudiantes a RCN Radio

 

Por Ariel Peña.

@arielpenaG

Los ataques a las instalaciones de RCN-radio, durante las manifestaciones estudiantiles del 10 y 17 de octubre por parte de algunos que llaman desadaptados, son métodos fascistas (el fascismo es hijo del marxismo) que buscan aplastar la libre expresión que es un derecho humano universal, sin importar de donde proviene.

La libertad de expresión y de información, son pilares de la democracia,  permanentemente atacados por el odio de sectores totalitarios que solo quieren ver y escuchar lo que les conviene y por ello acuden a la irracionalidad, subrayando que en algunas universidades públicas todavía aparecen en sus muros como emblema, la imagen del  Che Guevara, quien es  considerado dentro de los principales predadoras de la libertad de prensa en Latinoamérica en todos los tiempos.

El Che Guevara que era un sicópata marxista-leninista,  decía: “Hay que acabar con todos los periódicos. Una Revolución no se puede lograr con la  libertad de prensa”, y en  el caso colombiano es pertinente recordar que durante las negociaciones de La Habana, los cabecillas de las Farc hablaron de un tri-conflicto  donde se  incluía a los medios de comunicación.

El  socialismo del siglo XXl, ha tomado  en Latinoamérica como  enemigo principal  a  la libertad de expresión,  la que denomina el oligopolio mediático. Ya que es muy bien conocido que en los regímenes marxista como: Cuba, Norcorea, China, Vietnam y desde luego Venezuela no existe  la libertad de expresión, porque  las camarillas que gobiernan a esas naciones  no admiten el debate ideológico, pues es sabido que la doctrina marxista que  las orienta no tiene ni vigencia ni defensa, y por eso la represión y el crimen es el común denominador del comunismo.

Fidel Castro que fue junto a Hugo Chávez principal mentor del neomarxismo  en la región, decía que había que ganar la batalla de las ideas, pero sabiendo de quien provenía esa expresión se entiende que no es mediante  la lucha ideológica, sino persiguiendo con saña y muchas veces  hasta con la muerte a los contradictores, por ello  en Colombia los grupos terroristas de las Farc y el Eln han sido  enemigos de la libertad de prensa, de ahí han surgido las amenazas  y los crímenes en contra de varios comunicadores.

Los gobiernos del socialismo del siglo XXl que aun existen, desde hace años  vienen implementado la persecución y eliminación de medios de comunicación que no son afectos a sus intenciones absolutistas, y eso ha ocurrido con el chavismo  en Venezuela que ha cerrado  periódicos, emisoras y canales de televisión teniendo un caso significativo con  el cierre de RCTV(radio caracas televisión) en 2007, a ello se agrega la ley de medios en Argentina que promulgó en su momento  la expresidenta Cristina Fernández.

A lo anterior hay que sumarle  la virulenta persecución de Rafael Correa a la prensa y a  los comunicadores que no estaban bajo su egida en el Ecuador, durante su gobierno, igual situación sucede con  Evo Morales en Bolivia y Daniel Ortega en Nicaragua, lo cual  denota claramente las intenciones del  castrochavismo para amordazar la libertad de prensa.

En 54 años de conflicto propiciado por las guerrillas comunistas de las Farc y el Eln en Colombia  para  tomarse  el  poder, el periodismo ha sido una de las principales víctimas de esas bandas armadas. Resaltando  que las amenazas han salido directamente de los más importantes jefes, como ocurrió en la negociaciones del  Caguán en donde el propio Tirofijo le hizo advertencias a los comunicadores, o en las  negociaciones de La Habana en que los cabecillas guerrilleros  arremetieron en contra de los medios declarándolos parte del conflicto, siendo eso un método maquiavélico para evitar la neutralidad, porque  el reduccionismo marxista no permite que existan otras voces,  como si los seres humanos  fueran  un simple rebaño.

En Colombia es verdad que los propietarios de los principales medios de comunicación son  grupos económicos, pero con la irrupción de las redes sociales  y  nuevos periódicos en la web  con el  Internet, dichos medios han venido perdiendo espacio. Así que el problema ya no es con monopolios, sino que con capacidad y calidad es que se logra llegar a la población.

Hay  que aclarar que para los miembros de la secta marxista, el problema de  los grandes medios no es  con los  propietarios que pueden invertir perfectamente en negocios lucrativos en países comunistas como: China y Vietnam, sino que el objetivo  marxista es amordazar al periodismo libre e independiente, que se ejerce autónomamente y de manera seria por parte de la mayoría de los comunicadores, y como  las bases del comunismo totalitario son la mentira y la violencia que están en las antípodas de la verdad, por eso atacan a los medios que no son afectos a sus aleves intenciones.

Si es necesario ante los ataques a la libertad de prensa provenientes de  las fuerzas totalitarias, buscar la solidaridad de organismos internacionales como la Unesco y Reporteros Sin Frontera y promover   movilizaciones para defender la libre  expresión, hay que hacerlo, porque la libertad de prensa  puede estar en peligro ante la estratagema trazada por el socialismo del siglo XXl y el foro de Sao  pablo, para acallar con  la fuerza bruta a los medios de comunicación en Colombia que no comparten sus torvos planes,  ya que en la guerra de ideas el marxismo-leninismo esta derrotado, y por ello sus miembros se chiflan cuando se les plantea el debate ideológico.

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario