La felicidad de un ser querido

Terelinda

 

Por Amando Martí.

Mi madre desde muy pequeña quería este muñeco de la época llamado “Ricardo”.
Nunca se lo dieron.
Lo encontré hace unos días en un anticuario de Bogotá.
Al entregárselo a Terelinda.
Ella lloró de felicidad.
!Que simple y sencillo es hacer felices a las personas que amas!

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario