Los contratos de Springer que hicieron investigar al Alcalde de Valledupar

Fredy Socarrás.

 

El polémico contrato por $1.400 millones para crear la Escuela de Paz en Valledupar, encargada de dar asesorías o conferencias en la ciudad y formar gestores sobre el tema, tiene en la mira de la Procuraduría General de la Nación al Alcalde de la capital del Cesar, Fredy Socarrás, quien otorgó el jugoso negocio.

La destinataria de ese contrato es la famosa periodista, politóloga y analista Natalia Springer, quien renunció de inmediato a la emisosa La FM de RCN radio para evitar que creciera el escándalo que se formó sobre al tema.  Sin embargo, el Ministerio Público ya anunció públicamente que investiga la negociación para determinar si hubo irregularidades en el caso y especialmente alguna falta por parte de Socarrás, que es funcionario del Estado y maneja los recursos del erario.

Contrato de Natalia Springer
Millonario contrato de Natalia Springer por dos meses.

 

Según reveló en exclusiva el portal las Las2orillas.com, “el contrato de $1.400 millones, sólo tendría una duración de dos meses y fue suscrito con la firma Springer Von Shwarzeneberg, una sociedad fundada por once profesionales internacionales que la acompañaron desde un principio, enfocados a trabajar en temas de paz”.

Natalia Springer en su labor de periodista de la FM, defendiendo la paz.

Este no es el único contrato millonario de Natalia Springer con el Estado, recordemos que este mismo año 2015, la Fiscalía General de la Nación le entregó otro negocio grande de miles de millones de pesos como asesora en temas de criminalidad. Ese contrato con el Ente Investigador la hizo renunciar también a su columna de opinión en el diario El Tiempo.

Cabe preguntarse: ¿Por qué no renunció antes a esos prestigosos medios? ¿Por qué espero a que salieran los escándalo para dejarlos? Springer ahora sí puede realizar su actividad de contratista del Estado, sin tacha ni señalamientos.

La Escuela de paz en el Cesar,  unas asesorías, charlas o cursillos, mediante los cuales se formarán cogestores o personas que promuevan una cultura de paz en la región, no es una iniciativa aislada sino que, por el contrario, es apoyada por el Gobierno Nacional y fue propuesta por el mismo alcalde Fredy Socarrás, quien ahora deberá responder disciplinariamente por supuesta malversación de los recursos públicos o por destinación diferente de los dineros del municipio de Valledupar.

Sectores contraditores del burmoaestre local lo han criticado porque en la región hay muchas obras que se necesitan para la comunidad y no se han realizado, y que se podrían haber hecho con esos dineros, como escuelas, centros de salud, comedores comunitarios o arreglos de vías, entre otras.

Sus opositores en el Cesar se preguntan constantemente: ¿Cómo benefician a Valledupar esas costosas asesorías o conferencias? ¿La defensa de la paz que promovía Springer por La FM y El Tiempo era pagada?

Otros en Valledupar afirman tajantemente con ironía: “El Alcalde lo hizo para congraciarse con el Gobierno del Presidente Santos en el tema de la paz… O quizás por interés personal en el tema”.

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario