Compártelo:

Oscar Ricardo Colorado

Por Oscar Ricardo Colorado Barriga.

Columnista de Opinión.

Muchos lo advertimos: Un engendro como la JEP (Juerga Especial Para delincuentes), que nos ha costado cerca de 1.5 billones de pesos, nacida de unos acuerdos espurios, promovidos por una persona desleal, vanidosa y tramposa como Santos, con “magistrados” sin galardones académicos o profesionales escogidos por presuntos intelectuales de corte comunista, como el ex rector del Externado Henao e impulsada y defendida por políticos rastreros como Roy (hoy megáfono de un terrorista candidato), no podía jamás terminar en algo loable y por más que lo intentaron ocultar, finalmente saldría a la luz pública su único y verdadero fin: desaparecer y limpiar los crímenes de un grupo narcoterrorista como las FARC.

Estos supuestos togados, en su mayoría han tenido relación directa con los cabecillas de esta organización, ya sea brindándoles asesoría legal a ellos o sus familiares o defendiendo sus causas; basta ver los fallos y pronunciamientos en casos aberrantes como el de Santrich, Iván Márquez, Piedad Córdoba, por nombrar algunos y aún más indignante el manejo circense que le han dado a los crímenes de lesa humanidad cometidos por estos delincuentes y que han agrupado en lo que bautizaron como “MACROPROCESOS”, adornados con una dialéctica de corte socialista y un galimatías que ni ellos mismos son capaces de explicar al momento de ser cuestionados.

Estos apócrifos jueces, con sentimientos de superioridad, día a día se superan en prepotencia, arrogancia y destrucción intencional del concepto de justicia, pasando por encima de las verdaderas víctimas sin asomo de vergüenza, respeto o alguna consideración; llegando al colmo de reunirlas a puerta cerrada, sin presencia de los entes de control y con un nutrido y costoso equipo de psicólogos, terapeutas, trabajadores sociales y recreacionistas, para montar el show que serían las audiencias en la que los cabecillas de esta estructura criminal hoy senadores, se deberían presentar para aceptar su responsabilidad  por el delito del secuestro.

En mencionadas reuniones a través de dinámicas ridículas y ofensivas, buscan que las víctimas acepten sin reparo el dolor de no conocer el paradero de sus miles de familiares y por ningún motivo cuestionen a los honorables terroristas o los avergüencen a través de preguntas claras y directas, que demuestren la monstruosidad de esta práctica criminal, audiencias que han sido aplazadas en varias ocasiones y como comité de aplausos, las víctimas acepten el “perdón colectivo” de estos psicópatas, para que los “magistrados” de la JEP puedan extenderles la exoneración total de responsabilidad individual,  desconociendo las pruebas, informes y observaciones hechas por los 3.111 afectados acreditados ante este circo.

«Lozada  a. tornillo, sabe que la JEP lo exonerará de todo delito y al igual que a. Cacas, pronto aspirará a ser candidato presidencial».

POSDATA 63: “Señor Presidente, ante el inminente apoyo que ha recibido el candidato, ingeniero Rodolfo Hernández, ya la horda conocida como primera línea, lanza amenazas, con la seguridad de cumplir y se posiciona en sitios estratégicos, con la anuencia de rectores, profesores y directivas de algunas universidades públicas. No los deje coger ventaja actué con valor y sentimiento Patrio”.  

CR (r) OSCAR RICARDO COLORADO BARRIGA

Oscarco16@yahoo.es

Twitter: @ricacoloradodo

Compártelo:
Imagen por defecto
Oscar Ricardo Colorado Barriga

Coronel ®, Analista y columnista


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.