Una estafa, utilizando los proyectos de Viviendas de Interés Social


 

Sandra Paternina Caldera, es la Representante Legal del Proyecto de Viviendas de Interés Social, “CIUDAD JIREH”, que se adelanta en Sincelejo.  Ella es una abogada de singular habilidad, la cual usa, no para beneficiar a la comunidad con el mencionado proyecto, sino para su beneficio propio, en detrimento de los programas sociales que adelanta el actual Gobierno Nacional.

La señora Sandra Paternina Caldera, contrató con un ciudadano (cuyo nombre guardamos en reserva) las labores eléctricas y de estuco, que se debían realizar en tres torres del citado proyecto de interés social que esta lleva a cabo en la capital de Sucre, el cual tendría un total de treinta y dos (32) torres.

Inicialmente se pactó un contrato pequeño como una garantía para firmar el contrato central de Ejecución de Obras, para lo cual, el contratista le consignó a Sandra Paternina en su cuenta de ahorro del Bancolombia de Sincelejo, la suma de $54.000.000, lo que ocurrió en el mes de  abril de 2015. Así se comprueba en una copia del Contrato que La Otra Cara tiene en su poder y  unas copias de las respectivas Consignaciones, que la revista también posee.

- Publicidad -
El contrato que firmó Paternina.

Al tercer mes, las tres (3) torres debían estar listas para firmar el Contrato de Ejecución de Obras Eléctricas y Estucos ó sea en el mes de julio de 2015, pero la señora Paternina no apareció. Lo que generó la duda del contratista. Ella manifestaba, que se encontraba en proceso de comercialización de las torres para iniciar las labores, pero eso no se habían iniciado.

Una de las consignaciones que le hizo el contratista a Paternina.

En octubre de 2015, ante el incumplimiento, el Contratista acudió a la Fiscalía y a través de un abogado, denunció por Estafa a Sandra Paternina Caldera.

El pasado 19 de diciembre de 2016, transcurridos veinte (20) meses de haber entregado el Contratista los $54.000.000 a la señora como garantía, el Juez del caso convocó a las partes para el juicio de IMPUTACIÓN DE CARGOS, pero Paternina Caldera presentó un escrito diciendo que el abogado que la representa en el proceso estaba enfermo y en consecuencia se excusó, por lo cual el señor Juez aplazó la Audiencia.

La anterior historia real, es la experiencia que día a día se vive en Colombia, en donde hábiles personajes a quienes el Ministerio de Vivienda les aprueba Proyectos de Interés Social comienzan a  comercializarlos y a pintar toda clase de figuras a incautos Contratistas, los cuales son devorados por las garras de estas personas inescrupulosas, con REPRESENTACIÓN LEGAL, reconocidas por el Gobierno, y terminan entregándoles el dinero que en ocasiones consiguen en el mercado de los negocios, hasta pagando intereses del 4%.

En el caso de este particular Contratista, según él mismo lo confesó, ha pagado veinte (20) meses de intereses a $2.160.000 mensuales, para un total de $43.200.000, más los $54.000.000 que prestó para ganarse el negocio. Ahora, sus cuentas suman total de $97.200.000.

La mencionada Representante Legal Paternina Caldera, hoy reside en un lujoso barrio estrato 5 en Sincelejo, con una flamante camioneta y el Contratista agoniza para pagar intereses y capital esperando que el señor Juez, convoque otra Audiencia y dicte sentencia.

Paternina ya había sido sancionada por corrupción

El 19 de septiembre de 1994, el diario El Tiempo reseñó una noticia que involucraba a Paternina Caldera.

En ese momento el citado diario capitalino afirmó que el Concejo de Sincelejo destituyó e inhabilitó por cinco años para ocupar cargos públicos por nombramiento o elección a la personera de la ciudad en ese entonces, nada menos que Sandra Paternina Caldera. Fue acusada de falsedad y cobro indebido de viáticos.

“El Concejo atendió así la solicitud de la Procuraduría Segunda Delegada para el Ministerio Público, que comprobó que la funcionaria había certificado la realización de unas obras por parte de Martha Millán que ésta no había ejecutado así como el cobro de viáticos a diferentes lugares del país sin que los realizara”, afirmó El Tiempo.

Es hora que el Gobierno Nacional, intervenga esta clase de Proyectos de Interés Social y reglamente en mejor forma la ejecución de los mismos.

La Justicia debe dejar caer todo el peso de la ley en estos personajes corruptos, que con sus habilidades, perjudican y desangran hogares honestos en una sociedad en donde es difícil la supervivencia.

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario