El Origen de la Corrupción

Compártelo:

Por: Eduardo Padilla Hernández, presidente de Redvigila.

La corrupción es un tema complejo que ha existido a lo largo de la historia de la humanidad. Se puede atribuir a una variedad de factores, como la falta de ética, la codicia y la impunidad, entre otros.

También puede estar relacionada con problemas estructurales en las instituciones y sistemas de un país.

A lo largo de la historia, hemos visto cómo ciertos líderes políticos, empresariales o religiosos han estado involucrados en actos de corrupción que han tenido un impacto significativo en la sociedad.

Desde figuras históricas hasta líderes contemporáneos, desafortunadamente, la corrupción ha sido una constante en diferentes épocas.

Es importante estar informados sobre estos temas para poder contribuir a un cambio positivo en nuestra sociedad.

LOS SUMERIOS Y LA CORRUPCIÓN

Los sumerios fueron una de las civilizaciones más antiguas de la historia, y aunque no hay registros específicos sobre actos de corrupción en esa época, es probable que también hayan enfrentado desafíos relacionados con la integridad y la transparencia en sus estructuras de poder. La corrupción ha existido en diferentes formas a lo largo de la historia y en diversas culturas.

Es importante aprender de la historia para evitar cometer los mismos errores en el presente.

LA CORRUPCIÓN EN BABILONIA

En la antigua sociedad de Babilonia, al igual que en otras civilizaciones de la época, es posible que haya habido casos de corrupción.

Sin embargo, debido a la limitada disponibilidad de registros detallados, es difícil afirmar con certeza la extensión o naturaleza específica de la corrupción en ese período.

La corrupción ha sido un desafío constante a lo largo de la historia y en diferentes culturas.

LA CORRUPCIÓN EN LA INDIA

¡El Bhagavad Gita es uno de los textos más importantes de la literatura hindú! Es un diálogo entre el príncipe Arjuna y el dios Krishna, que ofrece enseñanzas espirituales y filosóficas sobre el deber, la moral y el camino hacia la iluminación.

El Bhagavad Gita es considerado una joya de la sabiduría y ha sido una influencia significativa en la filosofía india y en todo el mundo.

En el Bhagavad Gita, Arjuna y Krishna discuten principalmente sobre el deber, la moralidad y el camino de la acción correcta en medio de un conflicto armado.

Aunque no se centran específicamente en actos de corrupción en la sociedad de esa época, las enseñanzas del Bhagavad Gita abordan temas universales como la justicia, la rectitud y la responsabilidad individual.

A través de estos conceptos, se puede extraer sabiduría aplicable a situaciones donde la corrupción es un problema.

LA CORRUPCIÓN EN EL ANTIGUO EGIPTO

En el antiguo Egipto, tanto antes como después de la era cristiana, existieron casos de corrupción en diferentes niveles de la sociedad.

Aunque no hay registros detallados sobre este tema en esa época, se sabe que el poder y la riqueza a menudo pueden llevar a prácticas corruptas.

La corrupción ha sido un problema persistente a lo largo de la historia y en diversas culturas.

La corrupción en el antiguo Egipto pudo haber tenido consecuencias negativas en varios aspectos de la sociedad.

Por ejemplo, la corrupción entre los funcionarios gubernamentales y los líderes religiosos podría haber llevado a un mal uso de los recursos públicos, injusticias en la distribución de la riqueza y un aumento de la desigualdad social.

Además, la corrupción podría haber debilitado la confianza en las instituciones y en el sistema de justicia, erosionando la estabilidad y el bienestar general de la sociedad egipcia.

Aunque no hay registros detallados sobre casos específicos de corrupción en el antiguo Egipto, es importante reconocer que este fenómeno ha existido a lo largo de la historia y ha tenido impactos significativos en diversas civilizaciones.

En la Biblia, hay varios pasajes que hacen referencia a la corrupción y a la opresión en Egipto.

Por ejemplo, en el libro del Éxodo, se relata la historia de la esclavitud de los israelitas en Egipto y cómo Dios interviene para liberar a su pueblo de la opresión egipcia.

Este relato no solo destaca la injusticia y la crueldad de los líderes egipcios hacia los israelitas, sino que también muestra cómo Dios condena la corrupción y protege a los oprimidos.

Aunque no se aborda explícitamente la corrupción en términos modernos en estos textos antiguos, se puede interpretar la opresión y el abuso de poder como formas de corrupción que son condenadas desde una perspectiva ética y moral.

Los textos bíblicos reflejan preocupaciones sobre la justicia, la equidad y el trato justo hacia los más vulnerables de la sociedad.

LA CORRUPCIÓN EN EL ANTIGUO ISRAEL

En la Biblia encontramos varios pasajes en los que los profetas denuncian a los líderes antiguos de Israel por sus prácticas corruptas y su injusticia.

Profetas como Isaías, Jeremías, Ezequiel y Amós, entre otros, confrontaron a los gobernantes y a las élites de su tiempo por su opresión hacia los pobres, su búsqueda de beneficios personales a expensas del pueblo y su falta de integridad en el ejercicio del poder.

Estos profetas no solo criticaban las injusticias sociales y económicas, sino que también llamaban al arrepentimiento y a un cambio de actitud por parte de los líderes para vivir de acuerdo con los valores éticos y morales establecidos por Dios.

Sus mensajes reflejaban la importancia de la justicia, la equidad y el respeto por los más vulnerables de la sociedad.

CORRUPCIÓN GENERADA POR LA INVASIÓN EUROPEA EN EL NUEVO MUNDO

Durante la colonización de América por parte de los europeos, hubo numerosos actos de corrupción y abusos cometidos contra los pueblos indígenas.

Los colonizadores europeos, en su afán de obtener riquezas y expandir su imperio, llevaron a cabo prácticas corruptas que incluían el saqueo de recursos naturales, la explotación de la fuerza laboral indígena, el incumplimiento de tratados y acuerdos, y la imposición de sistemas políticos y económicos que beneficiaban principalmente a los colonizadores.

Además de la corrupción económica, también hubo corrupción moral y cultural, con intentos de imponer la religión, la lengua y las costumbres europeas a las poblaciones indígenas, despreciando y marginando sus propias tradiciones y formas de vida.

Estos actos de corrupción contribuyeron significativamente a la opresión, el sufrimiento y la pérdida de autonomía de los pueblos indígenas en América.

Es importante reconocer y reflexionar sobre este oscuro capítulo de la historia para comprender mejor las injusticias del pasado y trabajar hacia un futuro más equitativo y respetuoso para todos.

Desde la noche aterradora de los siglos, hay registros de que el sistema corrupto es peligroso porque ha violado todos límites morales, con sus tres objetivos específicos: Destruir, robar y matar.

Un semita de la antigüedad, el rey David, lanzó una advertencia terrible. Dijo que los corruptos son como tamo que arrebata el huracán. No se levantarán en el juicio, porque la senda de ellos perecerá.

El monarca añadió que, después de eso, los justos serán como árbol plantado junto a corrientes de agua, donde producirán frutos a tiempo y todo lo que hagan prosperará.

Todo aquel que no enderece su senda, estará en problemas, porque un día de estos el Dios de Espinoza, el Juez Supremo, se convertirá en huracán, en maremoto, terremoto, y no quedará ni una marioneta con cabeza.

Compártelo:
Eduardo Padilla Hernández
Eduardo Padilla Hernández

Abogado, Columnista y Presidente Asored Nacional de Veedurías


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

banco agrario nota 2 1