El 96% de los venezolanos está en la pobreza y llega a niveles de África

Emigrantes venezolanos en la ciudad colombiana de Cúcuta, fronteriza con Venezuela - AFP/ abc.es

 

El país caribeño se sitúa como el más deprimido de Latinoamérica, según la encuesta de condiciones de vida realizada por varias universidades.

Tomado de abc.es

Caracas.

Venezuela llega a niveles de África en pobreza e inseguridad alimentaria, según un estudio revelado por la Encuesta Nacional de Condiciones de Vida en Venezuela 2019-2020 ( Encovi), una medición que realizan varias universidades venezolanas desde 2014, a raíz de que el régimen de Nicolás Maduro dejara de mostrar estadísticas en 2011. El país es por lo tanto este año el más pobre de América Latina, con el 96% de pobreza, mientras que 79,3% de la población no tiene cómo cubrir la canasta de alimentos, que puede llegar a rebasar los 500 euros, inalcanzable para alguien que gana el salario mínimo, que se sitúa en menos de dos euros mensuales. La encuesta fue realizada en más de 9.000 hogares, y sirvió además para ver que el país es el segundo más desigual de la región, detrás de Brasil.

«Para cerrar la brecha de la pobreza extrema harían falta 5.000 millones de dólares al año para financiar un programa focalizado de transferencias, a razón de dos dólares diarios para 6,5 millones de hogares venezolanos», afirmó el sociólogo y director del Proyecto Pobreza de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), Luis Pedro España. De acuerdo con el informe presentado esta semana, el 54% de los hogares consultados se encuentran en el renglón de pobreza reciente y 41% en pobreza crónica. La pobreza multidimensional (relacionada con indicadores como educación, estándar de vida, empleo, servicios públicos y vivienda) afecta al 64,8% de los hogares y creció un 13,8% entre 2018 y 2019.

La abrupta caída del Producto Interno Bruto (PIB) ha acentuado aún más la pobreza en el país. Entre 2013 (año que llegó Nicolás Maduro al poder) y 2019 Venezuela ha registrado una caída del 70%, que ha puesto en riesgo a una población que disfrutó de las bonanzas petroleras y cuyo país llegó a ser llamado (antes del chavismo) «la Venezuela saudita» por sus riquezas. De acuerdo con el sociólogo, al no haber «riqueza que repartir ni bienestar que disfrutar (…) aumenta la pobreza. Todos somos pobres desde el punto de vista de las entradas, pero no todos tenemos el mismo tipo de pobreza», agregó.

Decimos lo que otros callan
Cargando...

Deja un comentario