El Imperialismo como Excusa

Compártelo:

Por: Ariel Peña.

Desde hace décadas  gobiernos populistas y  marxista en latinoamérica tienen como pretexto para ocultar sus desatinos, culpar al ¨imperio¨ y de esa manera embaucar a la población, ello sucedió con Fidel Castro, Salvador Allende y Hugo Chavez a los que se suman  Evo Morales, Nicolás Maduro, Daniel Ortega y Andrés Manuel Lopez Obrador, entre otros; sin  embargo la cereza del pastel la tenemos en Colombia últimamente con el presidente Gustavo Petro, quien culpó a los EE.UU por la subida desaforada  en el precio del dólar  y  por la situación económica apremiante que vive el país en los actuales momentos, lo que demuestra que el presidente no ha superado el  discurso miserabilista, fatalista y de resentimiento que aprendió desde muy joven en el M-19.

Al parecer  Petro quedó anclado en ¨Las venas abiertas de América Latina¨ del escritor uruguayo Eduardo Galeano, quien renegó de ese ensayo en la Bienal de Brasilia en 2014, al reconocer que no sabía nada de  economía política, pero el libro sigue siendo la cartilla de toda la fauna marxista en la región,   usando de excusa al ¨imperio¨, sin  reconocer  el fracaso del socialismo marxista en Cuba, Nicaragua y  Venezuela, desconociendo que USA  tiene intereses más importantes en otras partes del planeta.

Y la preocupación de  EE.UU  sobre Latinoamerica se concentra principalmente en el narcotráfico  y en su seguridad nacional, considerando algunos países como un peligro  por sus cercanías con  Rusia y China, a lo que se agrega la presencia de grupos terroristas como el  Hezbolá y la teocracia de Irán en Venezuela, además del gigantesco flujo migratorio  que sale de nuestras naciones hacia Norteamérica; de resto las preocupaciones de  Washington por sus vecinos no es importante, así algunos izquierdistas digan lo contrario.

El resentimiento que explota la secta comunista en los países de Latino Ámerica, le ha servido para que por la vía electoral alcancen el gobierno en casos como el ocurrido en Colombia recientemente, por ejemplo, hablando de 500 años de resistencia de  las comunidades indígenas, pero,  resistencia a quién, si los derechos de los indígenas  son respetados por la sociedad y el Estado  colombiano de manera íntegra; olvidando que muchos pueblos en el mundo han sufrido penalidades por siglos y en la actualidad no viven del  resentimiento,  es el caso de España que tuvo que sufrir durante 7 siglos la dominación musulmana y de la misma forma ocurrió  con otras naciones europeas, o sea que el odio histórico ha sido una práctica especialmente del marxismo para exaltar  la violencia y la lucha de clases.

Cuando los comunistas utilizan el resentimiento  histórico en contra de EE.UU y España, ensalzando la dignidad y la resistencia, deberían de ser coherentes con lo que predican y

exigirle al gobierno de Gustavo Petro, impedir la entrada de remesas que le llegan a millones colombianos desde esos  dos países y que alcanzan más de 6 mil millones de dólares anuales, representando alrededor del 2.5% del PIB;  también es  el caso de los países gobernados por regímenes del socialismo XXl, que se la pasan vociferando en contra del ¨Imperio¨y del pasado colonial español, pero que reciben dichosos lo que mandan de esas dos naciones.

Apologistas marxistas leninistas, insisten acerca de que USA se quiere quedar con los recursos naturales, especialmente  los energéticos de nuestros países,  como el petróleo, el carbón y el gas; olvidando que EE.UU es el principal productor mundial de petróleo y gas, además de ser el segundo en Carbón, por lo que el discurso de Petro sobre la guerra en Ucrania  por el gas y  la energía queda descontextualizados, dejándose  llevar por una monserga ideológicamente trasnochada, puesto que la invasión de Rusia a Ucrania obedece a los intereses hegemónicos del  Kremlin que pretende reverdecer al  Imperio Sovietico

A pesar de los hechos fácticos actuales, los seguidores de la doctrina abyecta marxista, siguen siendo prisioneros del pasado, en donde el resentimiento es su principal arma para culpar a otros de las aflicciones que viven nuestros pueblos, ignorando que mentes luciferinas al amparo de la Guerra Fría hace  6 décadas llevaron a varias naciones de la región a la violencia guerrillera para la toma del poder, como ha sido el caso colombiano, en donde de ninguna  manera se puede exculpar al comunismo de ser el responsable primigenio de semejante catástrofe económica, social,cultural y política.

Compártelo:
Ariel Peña
Ariel Peña

Columnista, Escritor. Presidente de la federación Sindical UTRECOL

Descubre más desde La Otra Cara - Dirigida por Sixto Alfredo Pinto

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo